martes, 18 de diciembre de 2012

¡¡Y la que se ha liado con el Belén!!

La que ha liado Benedicto XVI con el tema del buey y la mula. Y no ha dicho nada nuevo que los historiadores e ilustrados supieran ya: no se tiene constancia de la presencia del buey en la mula en el portal de Belén, sino que fue un invento de San Francisco de Asís, en el año 1223.
Pero el tema ha calado hondo y seguro que más de una familia ha decidido prescindir de los animales este año. En mi caso no. Los que ayer pasasteis por aquí, pudisteis comprobar que en mi Nacimiento siguen la mula y el buey. Y así por muchos años.
Si analizamos figura por figura todos y casa uno de los personajes, encontramos incongruencias por todas partes. Para empezar, hablemos del castillo de Herodes. No era tan castillo, sino un palacio. ¿Alguien pone un palacio o todos ponemos un castillo?
Por otra parte, en mi caso, está el tema de los Reyes Magos. Lejos de venir en camello, en mi Nacimiento Melchor viene en un caballo de crines rosas, Gaspar en camello y Baltasar en elefante. Ahí es nada.
¿Y por qué no hablar de los animales? Según me he informado, en aquellas tierras y en aquel tiempo campaban a sus anchas onagros, burros salvajes de Somalia y leopardos de Arabia y a ninguna de las tres especies las he visto yo en los belenes tradicionales españoles. Si que he visto cerdos, animal vetado para los hebreos y por lo tanto imposible en el contexto judaico. No me imagino llevar como ofrenda a un bicho que consideras impuro e, incluso hasta repulsivo.
Y ¿dónde se ha visto un Nacimiento sin río o estanque, como es mi caso este año? Pues está por ver que hubiera un río o arroyo en la zona de Belén.
Hablemos ahora de las casas. En el mío no hay problema porque no las hay, pero a los puristas advertirles que no existían las tejas como las conocemos ahora y las casas eran de techo plano. Así que las casitas, al baúl con la mula y el buey.

Así que como lo importante es la Virgen, San José y, por supuesto, el Niño Jesús yo he incorporado a un guardia civil, que custodia el portal y a un guardia de tráfico para que los pastores no te amontonen.


 La idea es quedarse con lo que realmente representa esta escena y no con los detalles

¡¡FELIZ MARTES!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...