miércoles, 4 de julio de 2012

Estres pre-vacacional

¡Qué bien! ¡Solo me quedan 17 días para mis vacaciones! ¿O debería decir que mal? Ambas contestaciones son igual de válidas. Depende del momento del día en el que me hagas la pregunta. Ahora mismo, a primera hora de la mañana, cuando me doy cuenta de que casi estoy más cansada que cuando me acosté, que no soporto llevarme el tupper a la oficina un día más y que veo la piscina llamándome a gritos, es momento de pensar feliz lo poquito que me queda. Ahora bien, déjame que llegue a la oficina y vea el listado de asuntos pendientes. Es entonces cuando maldigo el momento de habérmelas cogido tan pronto. Pero sé, que en el fondo, no es problema de tarde o pronto. El año pasado empecé a disfrutarlas bien entradito agosto y me pasó lo mismo.   
Pero no solo me pasa a mi. Según un estudio reciente, el 65 por ciento de los españoles sufre estrés pre-vacacional por la impaciencia que se genera antes de las vacaciones, la acumulación de trabajo los días previos y el gasto.
Así que ya me quedo mucho más tranquila. Mal de muchos, consuelo de tontos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...