lunes, 28 de mayo de 2012

¿Devoción? ¿Pasión?¿Fanatismo?

Source: google.com via Luz on Pinterest

Ayer, domingo de Pentecostés, se celebró la festividad de la Virgen del Rocío. Durante toda la semana han ido llegando a la aldea del Rocío, situada en la localidad de Almonte,  miles de romeros procedentes de todas las partes de España. Algunos van al Rocío con más espíritu de juerga que devoción, Otros, sin embargo, esperan la noche de hoy con verdadera pasión.  Y es que esta noche se ha producido el tradicional y tan esperado salto de la reja. Por lo que yo tengo entendido,  tras dos días de diferentes actos en torno a la Virgen, los almonteños se congregan dentro de la ermita para que cuando el primer rayo de luz entre en el templo, puedan saltar la reja que separa el lugar donde se encuentra la Virgen del resto de la ermita, y comenzar así la procesión. Ya no sé si actualmente son almonteños todos los que intentan saltar la reja, pero tengo claro que no es cuando sale el sol sino cuando el fervor y la devoción se apoderan de los rocieros de manera descontrolada y saltan sin más.
El de este año ha sido un salto controlado.Para evitar que se diera el salto antes de lo establecido, los propios almonteños han creado un cinturón y han conseguido, incluso, controlar un conato de salto a la reja entre un grupo de fieles exaltados, en torno a las 2 de la madrugada.
Ya por fin a las 3.28 horas de la madrugada los almonteños han saltado la reja y se ha iniciado la procesión de la Blanca Paloma por las calles de la aldea.
Algunos les parecerá patético y a otros una muestra de fanatismo absurdo. A mi lo que me produce es una emoción incontrolada que cada lunes de Pentecostés me hace llorar.

¡¡¡Viva la Virgen del Rocío!!! ¡¡¡¡ Viva la Blanca Paloma!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...