sábado, 3 de diciembre de 2011

Felicidades allá donde estés

Su llegada a Madrid, junto a la tía y los primos, anunciaba la Navidad al son de los niños de San Ildefonso. Entonces empezaban unos días idas y venidas, cine, primos, confidencias de primas a media noche... Pero si algo recuerdo con nostalgia era como me sentaba en el taburete del cuarto de baño para observar obnubilada como se engominaba el pelo. Eso y el ritual de limpiarse los zapatos. No hay día que no limpie los zapatos y me acuerde de su risa, de su sentido del humor, de lo bien que cantaba, de él en general. Era grande como hijo, padre, hermano, amigo y  por supuesto tío. Allá donde estés, muchas felicidades TIO JAVIER.

2 comentarios:

  1. Yo le recuerdo por su sentido del humor y el cariño tan especial con el que nos trataba. Recuerdo un dia muertos de risa por Madrid con los calcetines por encima de los pantalones diciendo que eran calienta piernas!!! Eras grande Tío Javier. Felicidades allá deonde estes

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias de su parte.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...