miércoles, 1 de marzo de 2017

Hoy toca médico: ¿es efectiva la dieta baja en FODMAP para el síndrome de colon irritable?


Cada vez son más las personas que padecen trastornos gastrointestinales tipo síndrome de intestino irritable, gases, distensión abdominal. Realmente no se sabe por qué se que producen este tipo de  trastornos por lo que no se ha podido encontrar un tratamiento definitivo. Parece que influye el estrés, el estilo de vida o cierta personalidad. Se relaciona con frecuencia con otras enfermedades como la fibromialgia o el síndrome de fatiga crónica.
Hasta ahora se haba tratado con psicoterapia, ansioliticos, antidepresivos pero ninguna de estas estrategias había sido realmente efectiva. Desde hace poco tiempo está en auge el tratamiento dietético de estas personas que sufren intestino irritable.  Cada vez hay mas estudios que apoyan la eficacia de una dieta baja en FODMAP para mejorar los síntomas  en pacientes con colon irritable.
¿Y que es la dieta baja en FODMAP? FODMAP es un acrónimo de Fermentable, Olisacaridos, Disacaridos, Monoinsaturados, Poliesteroles.
Este tipo de moléculas presentes en los alimentos son difíciles de absorber por el intestino en este tipo de trastornos, por lo que cuando llegan al colon entran en contacto con las bacterias que existen allí y al interaccionar producen gran cantidad de gas, por lo que producen hinchazón, distensión abdominal, gases, dolor, nauseas,  flatulencia y trastornos como el estreñimiento y la diarrea. No se trata de una intolerancia como la intolerancia a la lactosa o la enfermedad celíaca. Depende de la cantidad que se ingiera y de cada paciente.
¿Y cuáles son esos alimentos? Básicamente los ricos en fructosa, lactosa, fructanos, galicanos y polioles, lo que se traduce en alimentos con gluten, integrales, leche y derivados: todas las legumbres excepto la soja.; carnes procesadas tipo hamburguesas, salchichas y embutidos: frutas como las aceitunas, albaricoque, arándano, breva, cereza, ciruela, frambuesa, fresa, manzana, melocotón, melón, mora, pera, sandía, uva, aguacate, mango y frutos secos, y verduras como el ajo, alcachofa, berenjena, brócoli, cebolla, coles de Bruselas, escarola, espárragos, lechuga, pimiento, puerro, remolacha y setas.
Como os he dicho no se trata de una intolerancia por lo que hay pacientes con síndrome de intestino irritable que sí toleran alguno de estos alimentos. Aclaro: son posibles candidatos a ser mal tolerados.
¿Y qué pasa con otras enfermedades como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa? Pues parece ser que la dieta baja en FODMAP también tiene efectos beneficiosos en este tipo de enfermedades.
Doctora sin zapatillas

¡¡FELIZ MIÉRCOLES!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...