martes, 6 de diciembre de 2016

Siempre positivo,nunca negativo


Hace unos días me llegó al whatsapp un extracto un charla de Víctor Kupper, un conferenciante del que he leído mucho pero al que, todavía, no he escuchado aunque espero hacerlo algún día. En esta ocasión Kupper hablaba de la actitud y me encantó escucharlo porque es lo que yo siempre he pensado, pero con las ideas ordenadas y estructuradas.
Víctor  habla de dos tipos de personas: las que nada más conocerlas tienes ganas de que se queden en tu vida y las que no te transmiten nada.Y en eso, la actitud juega un papel importante.
Él tiene una curiosa fórmula para saber cuánto vales como persona:

V= (C+H) x A
C: Conocimiento
H: Habilidades
A: Actitud

Si te das cuenta el conocimiento y las habilidades suman pero la actitud multiplica. Y eso ¿qué significa? Que por muchos conocimientos y habilidades que poseas, como no  tengas actitud no tienes nada que hacer. Porque ¿tú aprecias a la gente por lo que sabe o por su manera de ser? Yo me he parado a pensar y me he dado cuenta de que siempre me trato de rodear de personas que me enseñen, no conocimientos ni habilidades, sino actitudes positivas (nunca negativas) ante la vida.
Y basándome en los tips que Víctor Kupper da para afrontar el día a día con buena actitud, te voy a dar los míos para ser un poquito más feliz:
1.- Ser agradecidos por todo lo que tienes, por muy pequeño o aparentemente básico o normal. Estoy hablando de tener luz, agua, comida, amigos....Damos muchísimas cosas por hecho y eso no puede ser así
2.-  Dar a cada cosa la importancia que se merece. No podemos hacer del mínimo inconveniente un problema insalvable. Hay veces que, desgraciadamente, hay dramas. Pero cuando no los hay, no vale inventárselos. Porque es más que probable que ese drama no sea más que circunstancias a resolver. Y visto así, será más fácil gestionarlas. 
3.- Disfrutar de lo cotidiano. Si lo consigues no necesitarás cosas extraordinarias para estar feliz. Simplemente con lo ordinario estarás más satisfecho y menos frustrado. Y si llega algo extraordinario, mejor que mejor.  
4.- Asumir que las cosas son como son y no como tú quieres que sean. Si tienes esto claro, efectivamente no vas a poder cambiar las cosas pero si admitirlas como son. Entonces no serás infeliz
5.- Luchar por lo que quieres. Si lo consigues será fantástico y si no, por lo menos lo habrás intentado.

En definitiva: hay que disfrutar de la vida, de las pequeñas cosas que te da y tener muy claro que en la vida lo más importantes es que lo más importante tiene que ser lo más importante. 

¡¡FELIZ MARTES!!

1 comentario:

  1. Preciosa entrada y me voy a apuntar todo lo que me dices, porque creo que la actitud es lo más importante y muchas veces nos olvidamos de ella.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...