lunes, 13 de junio de 2016

21 días

Maxwell Maltz, en su libro Psycho-Cybernetics (un libro de autoconocimiento que habla del potencial humano, publicado por primera vez en 1960 y que ha vendido varios millones de copias.) estableció que solo son necesarios 21 días para que una imagen mental establecida desaparezca y cuaje una nueva. Pues bien, a mi me hicieron falta solo 2 para acostumbrarme a la rutina de cara que conocí de mano de Olay. Hasta ese momento, mi cuidado facial se limitaba a crema hidratante por la mañana y, por las noches, en el mejor de los casos, pasarme una toallita desmaquillante. Ahora la realidad en bien distinta y, si bien le dedico un poco más de tiempo, el resultado en notablemente mejor. Os cuento lo que hago, tanto por la mañana como por la tarde: 

1.- LIMPIEZA: Lo primero de todo, paso a humedecerme la cara con agua para a continuación ponerme 5 puntos del limpiador regenerador en frente, nariz, barbilla y pómulos. Lo masajeo y me paso durante un minuto el sistema de limpieza. Cuanto he terminado, me seco bien con una toalla específica (no con la que tengo en el baño como hacía antes) y me pongo un poco de tónico anti-edad. Con este primer paso preparo la piel y la libero de células muertas e impurezas para conseguir mejores resultados en los tratamientos que vienen a continuación


2.- TRATAMIENTO ESPECÍFICO: Como una ya está a puntito de cumplir una pila de años (44 los que me caigan el domingo que viene) no me puedo dejar a un lado los tratamientos específicos que ayudar a las temidas patas de gallo y que ayudan a que la hidratación de la piel sea mucho mayor. Para ello, aplico el contorno de ojos y el sérum que duplica el efecto del tratamiento hidratante.


3.- HIDRATACIÓN Y NUTRICIÓN: Y ya para terminar, el punto que yo solo hacía y solo por la mañana: la hidratación. Por el día aplico un crema para hidratar la piel, con un poco de factor de protección para el sol y con otros componentes que protegen la piel frente a los agentes externos. Y por la noche, cambio a un crema para nutrir y reparar la piel mientras duermo.

Si es verdad que ahora invierto algo más de tiempo en el cuidado fácil, pero de verdad que no llegan a los 5 minutos por la mañana y otro tanto por la noche. Pero, de verdad, merece la pena.

¡¡¡FELIZ LUNES!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...