martes, 22 de marzo de 2016

Siete trucos para ahorrar agua


Hoy es el Día Mundial del Agua. Se celebra anualmente, desde 1993 y por iniciativa de la ONU, como un medio de llamar la atención sobre la importancia del agua dulce y la defensa de la gestión sostenible de los recursos de agua dulce.
Así que hoy me veo en la necesidad de recordar siete trucos caseros para ahorrar agua: 

1.- Uso responsable del váter: Parece una obviedad, pero no lo es. El inodoro no es una papelera y creo que los adultos lo tenemos superado pero, ¿y los pequeños? También debemos enseñarles que en los sanitarios modernos hay dos botones, uno de media carga y otro de carga completa y, en la medida de lo posible, siempre dar al pequeño. Y si es antiguo, colocar dos botellas llenas dentro de la cisterna y así se ahorra entre  2 y 4 litros de agua cada vez que la usemos.

2.- Coloca difusores y otros mecanismos de ahorro en los grifos. Los puedes encontrar económicos en Amazon y aprovecharás mejor el agua reduciendo su consumo

3.-  Riega tus plantas al anochecer. Además de evitar que las plantas se quemen por el efecto lupa del sol, evitarás pérdidas por evaporación 

4.- Cierra el grifo mientras te lavas los dientes. La teoría está clara pero a la hora de la verdad algo falla porque los españoles consumimos un 12 % de todos los recursos hídricos de nuestro país para el consumo y el aseo personal. ¿Tan limpios salimos de casa? A tenor de ciertos hedores en el metro a primera hora de la mañana, diría yo que no. 

5.- Lava los platos en el lavavajillas: Por raro que parezca, siempre que el electrodoméstico sea de bajo consumo energético (clase A) y lo pongamos lleno, lavar los platos en el lavavajillas puede resultar un 60 % más económico que lavar los platos a mano y con agua caliente

6.- No aclares los platos antes de introducirlos en el lavavajillas: Parece una guarrada, pero perfectamente se pueden limpiar con el mismo tenedor o, incluso, con alguna servilleta de papel que se haya utilizado.

7.- ¿Ducha o baño? Los entendidos siempre dicen que ducha pero como madre discrepo. En un baño con poca agua en la bañera creo que se gasta menos que en una ducha. Por lo menos en el caso de la Princesa que cuando le digo ducha rápida, se cree Anita Ekberg en la mítica escena de la Fontana di Trevi en la Dolce Vita.

Y tú, ¿tienes algún otro truco que quieras compartir?

¡¡¡FELIZ MARTES!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...