lunes, 22 de febrero de 2016

El torso desnudo

"El torso desnudo no tiene que ser una cosa ofensiva", ha dicho Rita Maestre. Pero en una capilla y a modo de provocación si, apostillo yo. Como lo son las piernas al descubierto en una mezquita. Y cuando visité la mezquita de Kairuán me tuve que cubrir las piernas con un foulard de cuadros, que allí mismo me proporcionaron, para tapar el trozo de pierna que se me veía: de la rodilla hasta el tobillo, ¡todo un escándalo! No podía estar más ridícula con un pañuelo en la cabeza y aquel mantel enrollado en las piernas. Pero lo hice por respeto a ellos y a su Dios. Y ese mismo respeto es el que pido, una vez más, a todos los que no creen y se empeñan en criticar, juzgar y opinar sobre la Iglesia Católica y los que formamos parte de ella. Más que nada porque ese respeto es el pilar de un sociedad libre. Porque aunque España es un estado aconfesional y, efectivamente, así lo dicta la Constitución, también el ordenamiento jurídico español recoge la libertad de culto, y la libertad para practicar tus creencias sin ser molestado. Así que si yo respeto el que no vayas a misa los domingos, respeto al musulmán que reza cinco veces al día, respétame a mi que si voy a misa y respeta el lugar que para mi es sagrado.
Porque España es, o debe ser, un país donde debe imperar la diversidad, la coherencia, el raciocinio y, sobre todo, el respeto.

¡¡FELIZ LUNES!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...