viernes, 8 de enero de 2016

Ya no puedo más


Ya no puedo más. Ni un minuto, ni un segundo ni nada. Quiero parar ya y volver a mi rutina, a su rutina, a nuestra rutina, ¡bendita rutina! No aguanto más este sin sentido que se han convertido las Navidades. Gastar, comprar, salir, comer, beber... y hacer todo de manera desmedida como si hoy lo fueran a prohibir. 
Y todos los años, de un tiempo a esta parte, me pasa lo mismo. Mucho prometo y luego poco hago. Y sí, es posible y necesario. Tengo que organizarme mejor para que haya tiempo al aburrimiento, para conseguir más tardes de sofá y mantita sin hacer nada; para no visitar ningún centro o área comercial así me maten; para comer lo justo y necesario en los días señalados y que no sobre nada (estoy de comer langostinos a punto de que me salgan bigotes). En definitiva, de hacer una vida más normal y acompasada.
Pero bueno, ya todo acabó y, la verdad, han sido unas vacaciones divertidas. Y hoy vuelve todo a la normalidad: a los madrugones, a las carreras para llegar pronto a todas las citas, a comer judías verdes... En definitiva vuelve la vida real que tanto me gusta.
Y tú, ¿estás hasta el bigote (de la gamba) de estas idas y venidas, comidas y de gastar, gastar y gastar?

¡¡¡FELIZ VIERNES!!

2 comentarios:

  1. Ay... Yo soy poco consumista de por sí y todo lo hago en plan Austero pero este año ha sido la monda. Estoy súper cansada con el embarazo y no he parado de hacer el plan manta sofá...
    Jeje
    Besis

    ResponderEliminar
  2. Pues mira, yo este año no he pisado un centro comercial. Los niños (la mediana y el pequeño) no han parado de hacer cosas, y, aunque eso ha supuesto cansancio añadido nuestro, han disfrutado y apenas ha quedado tiempo para el aburrimiento, y todo sin grandes traslados ni trastornos. Ha sido poco estresante. No nos hemos calentado con las comidas porque nos negamos a que sobre y tirarla, por respeto y coherencia a la que está cayendo fuera. Los regalos, planificadísimos, secretísimos y online. Chica, y así he disfrutado de lo que supone de verdad para mí la Navidad, que me encanta, y que como dices se ve empañada por todo lo que la rodea (todo lo que nosotros imponemos, claro). Un beso, y ánimo, que la rutina ya ha llegado!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...