jueves, 3 de diciembre de 2015

Pobre mi niño, ¡cómo tiene el culito!

¿Quién  no ha dicho esa frase en algún momento de su vida maternal? Yo desde luego si. Y es que la dermatitis del área del pañal es uno de los problemas más frecuentes de los bebés. Y ¿por qué ocurre? Pues la verdad que por algo muy lógico: el área del pañal está constantemente sometida a factores irritantes como la orina y las heces, empeorado por factores como la oclusión y el aumento de temperatura en esta zona. De todo esto hablamos en el I Encuentro Para Padres Dodot- Madresfera, de manos de la doctora Feito de la Clínica Dermatológica Internacional.
Mucho hablamos de su origen, su tratamiento y, sobre todo su prevención y es lo que hoy quiero compartir. En cuanto a la prevención es fundamental utilizar pañales con alto poder de absorción y menor coeficiente de fricción. La verdad es que en esto se ha avanzado una barbaridad, ¡Dónde se quedaron aquellos primeros pañales desechables! No cabe duda, y así lo constatan los estudios clínicos realizados por Dodot desde 1985, que la gravedad y la incidencia de las dermatitis en el área del pañal se ha reducido significativamente con la evolución tecnológica de los pañales. Y por supuesto, cambiar el pañal tantas veces como sea necesario. En cuanto a las toallitas, también hablamos y, aunque lo mejor es lavar a bebé con agua y luego secarle muy bien tampoco hay que demonizar a las toallitas, siempre y cuando seques igual después del aseo. Lo importante es que la zona esté seca.
Para la prevención también nos recomendaron la pasta al agua, una crema que suele estar compuesta por óxido de zinc, y que formar una barrera absorbente en el culito de tu bebé. 
Pero, ¿y si a pesar de todo surge la dermatitis? Pues que no cunda el pánico. El pediatra te aconsejará una crema corticoide suave que en un pis pas acabará con ella.
Resumiendo:
Síntomas :
  • Brote de color rojo brillante que se vuelve más grande
  • Áreas descamativas de color rojo (en el escroto y el pene en los niños y en los labios y la vagina en las niñas)
  • Granitos, úlceras, llagas en el peor de los casos
Prevención:
  • Cambiar frecuentemente el pañal
  • Utilizar pañales con alto poder de absorción
  • Usar agua para limpiar el área del pañal en cada cambio y secar muy bien después
Tratamiento:
  • Acostar al bebé sin pañal cuando sea posible
  • Cambie con frecuencia el pañal 
  • Lavar con agua la zona afectada y secar muy bien después con una tela suave o algodón
  • Colocar el pañal flojo
  • Usar pañales muy absorbentes
  • Productos a base de óxido de zinc o vaselina para proteger 
  • Y en caso de gravedad o persistencia, acudir al pediatra para que valore un tratamiento con corticoides.

    ¡¡FELIZ JUEVES!!

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...