lunes, 3 de agosto de 2015

A contramarcha siempre es mejor

Primer fin de semana de agosto y, como cada año, con un balance desastroso de muertos por accidente de tráfico. Porque aunque solo haya habido uno, que no es el caso, ya es una desgracia enorme para la familia que le toque. Por eso debemos cumplir con todas las normas de seguridad establecidas. Y si nos toca viajar con niños, más todavía. Cualquier cuidado es poco.
Un Real Decreto, que entrará en vigor a partir del 1 de octubre, regulará todo lo relativo al uso obligatorio de cinturones de seguridad y dispositivos de retención para niños en los vehículos. Así las cosas, los menores que midan 1,35 metros, o menos, deberán viajar en los asientos traseros del vehículo, en su correspondiente sistema de retención Infantil (SRI). La norma establece la obligación de instalar las 'sillitas' conforme a las instrucciones facilitadas por el fabricante, dejando a los padres la decisión de escoger la silla orientada en el sentido de la marcha o en sentido contrario. ¡Qué enorme error! y ¿por qué? Porque se ha demostrado que por mucha seguridad que ofrezcan los modelos que se instalan de frente, no consiguen la misma eficacia que los instalados a contramarcha. Con lo cual, no se debería dar la opción de escoger. No por estar homologada significa que sea la más segura. Eso muy poca gente lo sabe o se está enterando ahora como es mi caso.
La Princesa en un año me alcanza en estatura (cosa que por otra parte tampoco es muy difícil) por lo que este descubrimiento me pilla un poco a destiempo, como tantos otros. Pero si se diera el caso de tener que compra hoy una silla, sin dudarlo sería a contramarcha,
Si vas a tener un bebé, solo te pido unos minutos para que veas este vídeo antes decidirte por la silla que le vas a comprar:
Si tienes más dudas, te invito a que visites la página A contramarcha, donde podrás resolver todas las dudas que te surjan.
¡¡FELIZ LUNES!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...