jueves, 23 de julio de 2015

Espionaje parental


Hoy he conocido la noticia de que un chico de 20 años ha sido detenido por espiar a su novia a través de una aplicación que le instaló en su móvil. Tenía control absoluto sobre ella: llamadas, mensajes de Whatsapp, correos, redes sociales, ubicación, cuentas corrientes, acceso remoto al micrófono y la cámara...
Por raro que parezca, hay multitud de programas, al alcance de cualquiera, para acceder a los smartphone. Flexispy, mSpy, Mobile Spy o Mobistealth son algunas de ellas. Instalar este tipo de aplicaciones es ilegal cuando su función es la de espiar. Pero (ya sabéis que siempre hay un pero) si la instalas en tu propio terminal como medida de seguridad en caso de robo o, atención, en el smartphone de tu hijo menor de edad como medida de control parental, es totalmente lícito. Es más, en este segundo caso, hay aplicaciones específicas, como Teenscrio, que permiten establecer zonas, lugares o entornos en los que sus hijos no deben estar, ofrece la posibilidad de poner límites horarios a la permanencia de los hijos en determinados lugares o en los desplazamientos habituales entre la casa y el colegio, y, a través de un sistema de alertas, informa en tiempo real si los niños se encuentran donde no deben. La herramienta perfecta para los que yo llamo padres helicóptero, porque siempre sobrevuelan por encima de sus hijos velando por su seguridad (como el de la DGT).Y en esto me quería parar yo. Ya sabemos que legal es ¿pero moral? ¿correcto para la educación de nuestros hijos? ¿un ejemplo para ellos? ¡¡Cuánta pregunta intensa para tanto calor!!
Mi punto de vista, tan válido como otro cualquiera: por muy inmoral que sea, me la trae al pairo si lo que está en juego es la seguridad de la Princesa. En cuanto a la corrección y/o ejemplo ahí discrepo. Creo que no es bueno para ellos y menos para nosotros. Todos hemos sido adolescentes y hemos salido y entrado, hecho cosas buenas y no tan buenas y aquí estamos. Si es verdad que estos tiempos no son aquellos, pero considero que hay que permitir que nuestros hijos se equivoquen solos y se sepan enfrentar a lo que tenga que venir. Por eso no creo que sea una buena herramienta. Ahora bien, si el día de mañana veo actitudes, comportamientos o amistades de dudosa procedencia vamos que si le pongo un espía de esos. Uno no. Dos, tres o los que sean. Pero hasta que llegue el momento, le daré mi confianza y la oportunidad de demostrar que lo que venimos trabajando, desde que tiene uso de razón, ha servido para algo. 
Y tú, ¿qué opinas? ¿Eres un James Bond en potencia? ¿Desapruebas este tipo de herramientas? ¡El debate está abierto! Tu opinión me interesa mucho así que si tienes algo que aportar al respecto, te animo a hacerlo. 

¡¡¡FELIZ JUEVES!!

4 comentarios:

  1. Uff Rocio yo pensaba lo mismo que tu si es licito, a mi personalmente no me gusta. Pero voy a contarte una cosa que nos ha pasado en casa, la peque de 6 años ve en la tablet y en la tele mucha musica a través de you tube y hace unos días nos dimos cuenta que se escondía prar verlo y que si te acercabas echaba para atras la pantalla, cuando la dejo fui a ver el historial de you tube y sorpreson habia visto multitud de videos bajo el nombre de besos faciles con contenido nada adecuado para su edad ¿de donde salió? un video relacionado en el visionado de un video de Ariana Grandes, cape mi you tube de inmediato claro y lo más importante hablamos con ella para decirle que esas cosas no podian verse que no eran de niños y que no estaba bien, lo ha entendido porque no hemos tenido ningun incidente mas besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira como ella sabía que estaba haciendo algo mal. Si es que son más listos...Me parece que habéis actuado fenomenal. Creo que yo hubiera hecho lo mismo. Besos de vuelta

      Eliminar
  2. Buen día,

    Gracias de nuevo por invitarnos a debatir un tema de actualidad, bastante controvertido. Desde mi punto de vista la confianza es la base de cualquier relación, y ha de ser bidireccional para que sea tal. Por tanto, con nuestros chic@s, tenemos que construirla cada día para que se mantenga firme. En este caso concreto de nuevas tecnologías en manos de niños tan jóvenes (entre 8 y 13 años) yo optaría por una charla. Creo que si explicamos a estos muchach@s las dimensiones del mundo virtual, tan amplio y repleto como el mundo terrenal, y nuestro compromiso por acompañarles en los primeros pasos del camino para que vayan descubriendo a su ritmo y en seguridad, comprenderán la tranquilidad que aporta a ambas partes el uso de estos "espías". Puedes explicar al chic@ que le dejarás solo, pero que andarás por allí, supervisando de vez en cuando por dónde se va metiendo.

    Asimismo creo que puede ser un vínculo entre adultos y chic@s el hecho de compartir lo que cada uno vamos descubriendo en la red. Igual que hacemos entre adultos, el hecho de crear pequeños grupos de niños que tengamos cerca, con un "animador" adulto de confianza, para que los niños se relacionen entre sí, aprendan a manejarse, y descubran los primeros pasos de un mundo virtual protagonista y definitivo en los tiempos que vienen.

    Cada época ha traido cosas nuevas, que parecían peligrosas por lo desconocidas. Cambios rápidos, que requieren una adpatación igual de rápida. Hay que inventar e improvisar nuevas medidas educativas, en función de los nuevos desafíos, porque lo que aprendimos nosotr@s y cómo lo aprendimos ha quedado un poco démodé.

    Gracias Rocío por esta mesa. El arte de debatir nos aporta grandes cosas, aprovechad que los chic@s cuentan con este medio para que empiecen a desarrollar su capacidad de reflexión, de análisis, de expresión, de toma de decisiones, de curiosidad, de apertura... Aunque nos dé un poco de vértigo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...