viernes, 31 de julio de 2015

Uno al mes: La noche soñada

Comienzo una nueva sección animada por Pilar de Mamá Full Time. ¿Y en qué consiste? Simplemente en leerse un libro al mes y hacer la reseña en el blog. Hace unos 10 años hubiera sido uno a la semana pero los tiempos han cambiado. Y no solo porque ahora soy madre y tengo miles de cosas que hacer, sino porque también son numerosas las cosas que caen en mis manos y quiero leer: otros blogs, artículos, revistas, periódicos por lo hablar de seguir las redes sociales que me quita mucho tiempo y, a veces, es muy enriquecedor. Pero como querer es poder he sacado el tiempo necesario para embarcarme en este reto y más después de escuchar a Lorenzo Silva decir que el que se lee 10 libros al año no se puede considerar un lector. Y yo que he sido una gran lectora no puedo pasar al lado oscuro de los no lectores. Así que vamos a ello. 
Para empezar, escogí  el título ganador del  premio primavera de novela 2014 "La noche soñada", del periodista y escritor Maxim Huerta. La elección fue pura comodidad: me lo prestó Mi Otro Yo.
En la víspera de San Juan de 1980, los habitantes de Calabella, en la Costa Brava, esperan a la mítica Ava Gardner, que va a inaugurar el cine de verano del pueblo. Todo el mundo está pendiente de la actriz, salvo Justo, el benjamín de la peculiar familia Brightman. En el día más mágico del año, el muchacho ha decidido que, en vez de pedir un deseo, va a hacer todo lo que esté en su mano por cambiar el destino de los suyos.
Me costó engancharme por dos manías mías. La primera, porque al principio no conseguía leer sin poner la voz de Maxim Huerta en los diálogos, como si del narrador se tratase. Y por por otra parte porque no me gusta que el autor juegue con dos tiempos narrativos diferentes. En ocasiones vivimos las andanzas de un Justo niño que juega, crece, descubre y se enamora. Una infancia marcada por una familia que me recuerda a las creadas por Isabel Allende o el grandioso García Marquez. Otras veces estamos ante un Justo adulto que vive un presente muy diferente a aquel de su niñez pero siempre con el amor incondicional a su madre.
Pero pronto hice mío a Justo Brightman y sus idas y venidas, a un tiempo pasado y al presente, dejaron de importarme. Y en menos de 50 páginas me enganché. Una novela de las que no quieres que finalicen nunca. ¿Qué pasaría si en vez de pedir un deseo hicieras todo lo posible por conseguirlo? Pues eso es lo que hace Justo y Maxim nos lo cuenta. Llevo 24 horas sin saber nada de él, y ya le echo de menos.
Ambientada principalmente en la Costa Brava, es la novela perfecta para leer en esta época del año y disfrutar, no solo de la trama, sino de las fabulosas descripciones de los lugares donde se desarrolla.
Sin duda, un premio muy merecido y una lectura muy recomendable. Y el final... ¡qué bueno!
Si te pica el gusanillo y quieres leerlo, puedes adquirirlo en la Casa del Libro, por 19.90 € en tapa dura y por 9.90 € en formato e-book.

¡¡¡FELIZ VIERNES!!

lunes, 27 de julio de 2015

Las perlas del Princeso: ¡Mola!

Todos los veranos, gracias a mis sobrinos, puedo vivir en mis carnes lo que es ser madre de familia numerosa. Paso de tener 3 hijos de un plumazo de 10, 8 y 7 años. Y aunque a veces los colgaría de un pino, son más las ocasiones que me hacen reír, disfrutar y pasármelo pipa. 
El viernes fue nuestro reencuentro con ellos y estaban tan excitados de que volviéramos a estar todos juntos que mi Princeso (el de 8) se atropellaba mientras hablaba. Y así surgió esta perla que nos arrancó la primera sonrisa del fin de semana. 
Llegamos, el Princeso se abraza a Mi Otro Yo y dice algo así como:
- Molaesto 
Primer disgusto para Mi Otro Yo que, en décimas de segundos, piensa que los Abuelos Sin Zapatillas le han permitido tanto que hasta sus propios padres son un incordio en su rutina.
- ¿Te molesto cariño? Preguntó Mi Otro Yo 
A lo que el Princeso contestó 
- No mami, ¡que mola esto! ¡Que estás muy guapa con este colgante! 
Si es que se hacen mayores y ya se fijan en los accesorios que llevas e, incluso, les molan. 
 ¡¡¡Donde están nuestros bebés!!! 
 FELIZ LUNES

viernes, 24 de julio de 2015

La Receta del verano: granizado de limón (Thermomix)


Dicen que a los hombres se le conquista por el estómago. Yo, después de 10 años juntos, estoy afianzando nuestro amor con la bebida que más le puede gustar al Santo: el granizado de limón. No tardo nada en hacerlo y el Santo menos en tomárselo. Y esas estamos este verano de como recién casados. Os dejo la receta:

INGREDIENTES

  • 500 gr. de agua fría
  • 200 gr. de azúcar
  • 2 limones
  • 800 gr. de cubitos de hielo 
PREPARACIÓN

La receta es tan sencilla como poner en el vaso de la Thermomix el agua, el azúcar y los limones enteros, bien lavados y después de cortar un poco los extremos. Lo trituramos 3 segundos a celocidad turbo. Cuidado que el cubilete puede salir disparado. Después introducimos el cestillo en el vaso y sujetándolo con la espátula colamos el contenido en una jarra. A continuación aclaramos el vaso, volvemos a meter la limonada reservada, incorporamos el hielo y programamos 30 segundos, velocidad 5. Y ya está. Sencilla, ¿verdad? Pues después de probarla no querrás tomar otra.

¡¡FELIZ VIERNES!!

jueves, 23 de julio de 2015

Espionaje parental


Hoy he conocido la noticia de que un chico de 20 años ha sido detenido por espiar a su novia a través de una aplicación que le instaló en su móvil. Tenía control absoluto sobre ella: llamadas, mensajes de Whatsapp, correos, redes sociales, ubicación, cuentas corrientes, acceso remoto al micrófono y la cámara...
Por raro que parezca, hay multitud de programas, al alcance de cualquiera, para acceder a los smartphone. Flexispy, mSpy, Mobile Spy o Mobistealth son algunas de ellas. Instalar este tipo de aplicaciones es ilegal cuando su función es la de espiar. Pero (ya sabéis que siempre hay un pero) si la instalas en tu propio terminal como medida de seguridad en caso de robo o, atención, en el smartphone de tu hijo menor de edad como medida de control parental, es totalmente lícito. Es más, en este segundo caso, hay aplicaciones específicas, como Teenscrio, que permiten establecer zonas, lugares o entornos en los que sus hijos no deben estar, ofrece la posibilidad de poner límites horarios a la permanencia de los hijos en determinados lugares o en los desplazamientos habituales entre la casa y el colegio, y, a través de un sistema de alertas, informa en tiempo real si los niños se encuentran donde no deben. La herramienta perfecta para los que yo llamo padres helicóptero, porque siempre sobrevuelan por encima de sus hijos velando por su seguridad (como el de la DGT).Y en esto me quería parar yo. Ya sabemos que legal es ¿pero moral? ¿correcto para la educación de nuestros hijos? ¿un ejemplo para ellos? ¡¡Cuánta pregunta intensa para tanto calor!!
Mi punto de vista, tan válido como otro cualquiera: por muy inmoral que sea, me la trae al pairo si lo que está en juego es la seguridad de la Princesa. En cuanto a la corrección y/o ejemplo ahí discrepo. Creo que no es bueno para ellos y menos para nosotros. Todos hemos sido adolescentes y hemos salido y entrado, hecho cosas buenas y no tan buenas y aquí estamos. Si es verdad que estos tiempos no son aquellos, pero considero que hay que permitir que nuestros hijos se equivoquen solos y se sepan enfrentar a lo que tenga que venir. Por eso no creo que sea una buena herramienta. Ahora bien, si el día de mañana veo actitudes, comportamientos o amistades de dudosa procedencia vamos que si le pongo un espía de esos. Uno no. Dos, tres o los que sean. Pero hasta que llegue el momento, le daré mi confianza y la oportunidad de demostrar que lo que venimos trabajando, desde que tiene uso de razón, ha servido para algo. 
Y tú, ¿qué opinas? ¿Eres un James Bond en potencia? ¿Desapruebas este tipo de herramientas? ¡El debate está abierto! Tu opinión me interesa mucho así que si tienes algo que aportar al respecto, te animo a hacerlo. 

¡¡¡FELIZ JUEVES!!

martes, 21 de julio de 2015

Sus vacaciones, nuestro veraneo


Una semana más volvemos a estar sin la Princesa. En esta ocasión está con los Abuelos sin Zapatillas. La idea inicial era que estos días se quedara con nosotros. Eso me supondría madrugar más (es lo bueno que tiene el teletrabajo, que te organizadas como quieres/puedes) y ella aguantar un poco hasta que terminase de hacer mis obligaciones para luego ir a la piscina o al plan que surgiese. Pero ella ha preferido quedarse con los abuelos. Y el Santo, en un acto de generosidad inmensa, ha escogido no ver en 10 días a la niña de sus ojos con tal de que ella sea feliz. Y en este caso, el esfuerzo recae en los abuelos que se han quedado con sus tres nietos (de 10, 8 y 7 años) más contentos que unas pascuas. Los niños son más mayores y eso no sé si es bueno o malo. Porque son más independientes, más contestones y a veces, no tan fáciles de convencer de que pasen por el aro. La cartilla les ha sido leída más de una vez antes de dejarlos allí, con la amenaza de que se vuelven a Madrid, con el "caloret" a la primera de cambio. Y parece que la cosa les afecta porque, según nos cuentan, la cosa va sobre ruedas. 
Ayer, me hacía la reflexión de que en parte todos estamos de vacaciones y/o veraneo (que no es lo mismo). Los niños, por supuesto, los primeros. Están disfrutando de la vida de pueblo, del aire libre, de la naturaleza y de los mimos de los abuelos. De todo lo que yo disfruté a su edad y que me esboza una sonrisa y una sensación de bienestar con solo recordar un minuto de aquellos veranos de infancia. Nosotros estamos de vacaciones como padres, retomando costumbres como la de salir a cenar, ver una peli sin interrupciones, comer y/o cenar cualquier cosa o dormir siestas de horas sin otra preocupación que la de si conciliaré el sueño por la noche. Y los abuelos... esos son lo peor parados pero me imagino que solo por ver a sus niños disfrutar les compensa salir de su rutina. Además, ellos tienen todo el resto del año para vacacionar.
Y ya que el próximo domingo, San Joaquín y Santa Ana, es el día de los abuelos quiero agradecer a todos los abuelos del mundo, especialmente a los cuatro de la Princesa, el esfuerzo que hacen todos los veranos para que los niños pasen unas felices vacaciones y nosotros un buen veraneo.

¡¡FELIZ MARTES!!

lunes, 20 de julio de 2015

Los remedios de la abuela: acabar con las hormigas

Este fin de semana hemos estado preparando la casa del Lugar donde me gusta ir porque ya, en breve, desembarcaremos todos. De momento están los Abuelos Sin Zapatillas con los nietos y los fines de semana iremos los papis de las criaturas. Aprovechando el fresquito de la tormenta, hemos limpiado, recogido, adecentado el jardín y hemos estado de cacería. Porque en toda casa de campo tiene que haber bichos. Desde los bolas (adorables, pero no dejan de ser bichos) pasando por arañas (tarántulas para la Princesa), ciempiés, moscas, mosquitos, hormigas... Y como entre unos y otros somos 9, lo que no estamos dispuestos es a compartir la casa con esos desagradables visitantes. Todos los veranos hemos tenido que compartir nuestra comida con las hormigas. Como dejáramos el pan a la vista, alguna pieza de fruta fuera de la nevera o simplemente una gota de coca cola en la encimera, ya teníamos la invasión de las hormigas y ríete tú de la marabunta. Pero este año no. La abuela ha averiguado un truco contra ellas y, de momento, las tiene controladas. Y es tan simple como espolvorear polvos de talco por las zonas donde suelen entran. De momento, en casa lo hemos hecho en la puerta de acceso al jardín desde la cocina y por una rendija por la que solían entrar. Y oye, sin rastro. Por lo visto, en contacto con los polvos les produce una sensación que no es de su agrado y además, nos permite seguir el rastro. Sea como sea, el caso es que este año, de momento, ni están ni se las espera. Todo será que el viernes cuando lleguemos se hayan hecho con  la casa y nos encontremos a los abuelos y a los retoños amordazados por las hormigas y nos pidan un rescate por ellos. 

¡¡¡FELIZ LUNES!!

domingo, 19 de julio de 2015

Post Escoba 2015: semana 29


Para este blog la semana comenzó el martes, hablando de las primeras veces. El miércoles fue el turno de hablar de emociones, gracias a la nueva película de Disney Pixar, ¡no la dejes de ver! El jueves se nos partió el corazón con la noticia del abandono de un bebé en un contenedor de basura. Por suerte, con final feliz. Y el viernes os demostré que cuidarse no está reñido con recetas divertidas. 

¡¡Y MAÑANA MÁS Y MEJOR!!

viernes, 17 de julio de 2015

La Receta: Tallarimis orientales

Sigo con la vida sana porque una cosa es llegar a tu peso y otra muy diferente es bajar la guardia. Los que tenemos tendencia a engordar no nos podemos permitir el lujo de comer, siempre que queramos, algunos alimentos como helados, pasteles, rebozados... Pero no por ello nos tenemos que privar de otros lujos muchos más saludables. Y para mi, la receta de hoy es uno de ellos. Y no deja de ser un buen plato de verdura, cocinada de otra manera, acompañada de surimi, en forma de tallarines, como la proteína necesaria en cualquier menú equilibrado. El resultado: un plato riquísimo, sano y poco calórico. ¡Ah! y por el nombre que me perdonen los orientales.  Ellos ya saben que a cualquier plato que lleve soja le colgamos el sambenito de oriental.

 INGREDIENTES (para 2 personas)

  • 2 paquetes de tallarimis (150 grs. cada uno)
  • Brócoli (Más o menos 5 arbolitos)
  • 1 calabacín
  • 1 pimiento verde italiano
  • Brotes de soja
  • Salsa de soja
  • Aceite
  • Sal
PREPARACIÓN
Lo primero que hay que hacer es preparar las verduras. Para ello cortamos el pimiento y el calabacín
en trozos pequeños. Para todo, yo quito la piel del calabacín, menos para este plato. Una vez cortada la verdura, la salamos y la pochamos en un poco de aceite de oliva. Mientras cocemos el brócoli.  Yo lo hago en el Lekue y lo dejo un poco durito. Una vez cocido, lo incorporo al resto de las verduras. Después añadimos los brotes de soja la cantidad es al gusto, y seguimos rehogando todo junto. A continuación es el momento de agregar los tallarimis y seguimos cocinando toda la mezcla. Para terminar, regamos todo con un buen chorro de salsa de soja. Eso también al gusto.  Dejamos que coja temperatura la salsa y ¡a comer!

¡¡FELIZ VIERNES!!

jueves, 16 de julio de 2015

¿Por qué?

Cuando eres un niño no se te pasa por la cabeza querer a alguien más que a tus padres. Pero luego llega el amor de tu vida y descubres que le quieres igual, o incluso más que a tus propios padres. Pero todo cambia cuando eres madre. Desde que te enteras de que hay una vida dentro de ti, empiezas a sentir el amor más intenso que hayas experimentado nunca, que se vuelve inconmensurable cuando ves por primera vez la carita de esa criatura. Y ese amor va en aumento según van pasando los segundos, minutos, horas, días... 
Ante este planteamiento, vivido en mis propias carnes, no logro entender qué le lleva a una madre o a padre, porque estamos dando por hecho que ha sido ella y no él, a abandonar a su pequeño en un cubo de basura, sabiendo que solo un milagro puede evitar la tragedia. Y ayer, en el municipio madrileño de Mejorada del Campo, se obró el milagro cuando un vecino dio la voz de alarma al escuchar un llanto procedente de un contenedor. El niño pudo ser rescatado y se recupera en el hospital. Ayer ese bebé volvió a nacer gracias a los tres ángeles de la guarda (el chico que le escuchó y los dos guardias civiles que le rescataron) con los que se topó y, como quien dice, está en el cielo. Sin embargo para una madre ayer comenzó un infierno del que no saldrá nunca, ya que de por vida vivirá con la cruz a cuestas de haber abandonado a su hijo, de casi haberle quitado la vida y haberlo perdido para siempre.Y ante este panorama me pregunto, ¿qué le lleva a una madre a actuar de esa manera? ¿Por qué no habrá recurrido a asuntos sociales antes de cometer tal tropelía? Desde hace más de cinco años, la Comunidad de Madrid facilita toda la información para que las madres que decidan renunciar a sus hijos, lo hagan de una forma responsable y con las máximas garantías de seguridad para los menores, y de protección y anonimato para la madre.
Cuando te enteras de noticias como estas, lo primero que haces es maldecir a esa madre. Ya en frío lo único que puedo sentir hacia esa pobre mujer es pena, lástima y compasión porque en el  pecado lleva su penitencia.
Y una vez más tengo que pedir al mundo que se pare para bajarme. Porque algo estamos haciendo mal en la sociedad cuando todavía hay maltrato, abandono y tan poco respeto por la vida. En fin...

¡¡FELIZ JUEVES!!
(pese a todo)

miércoles, 15 de julio de 2015

De las imprescindibles


El próximo viernes, 17 de julio, llega a la gran pantalla la última película de Disney Pixar. Nosotros, gracias a un concurso de Nivea, pudimos verla ayer. Y qué os puedo decir de ella. Sencillamente que es maravillosa. Pese a que iba con muchas expectativas, y eso siempre falla, no me defraudó. Es más, me gustó mucho más de lo que pensaba.
Lejos de destripar la película solo os diré que la película 'Del revés (Inside out)' cuenta la vida de Riley, una niña de 11 años que intenta adaptarse a su nueva vida en San Francisco, y de sus cinco emociones (Alegría, Miedo, Ira, Asco y Tristeza), que pondrán todo su empeño en ayudar a superar todos los problemas por los que se ve envuelta Riley a lo largo de su vida.
Una película de las imprescindibles para ver en familia, de las que gusta tanto a pequeños como a mayores. Ellos se quedarán en lo superficial, en la historia sin más que es divertida, tierna, sensible... Y a vosotros os ayudará a reflexionar sobre los cambios emocionales de vuestros hijos. Una película con miga que, además, os arrancará más de una sonrisa. 
Si no tenéis nada que hacer este viernes, os la recomiendo al 100%

¡¡FELIZ MIÉRCOLES!!

martes, 14 de julio de 2015

Las primeras veces

Una de las cosas mágicas de la maternidad es vivir con tu hijo sus primeras veces. Su primer baño en casa, su primera papilla de frutas que te pone la casa hecha un cuadro, su primer chapuzón en la piscina y en el mar, su primera vez en la playa, su primer pis en el orinal... De cada uno de esos momento es más que probable que tengamos foto, cuando no vídeo, o lo tengamos grabado a fuego en nuestra memoria. Aunque sigan cumpliendo años, siempre hay una primera vez. La primera vez que se viste solo, que hace su cama, que prepara la cena... Pero también hay primeras veces que se te clavan en el alma porque te das cuenta de que tu pequeño se hace mayor. La primera vez que duerme fuera de casa (y no es en casa de los abuelos), que tiene una fiesta de pijamas, que se enamora o recibe un carta de amor. La primera vez que se queda en casa solo (2 minutos mientras bajo la basura) o se queda solo en la calle. Y en esas estamos. 
Ayer fue la primera vez que la Princesa, a sus casi 7 años, se quedó sola en la urbanización. No fue una decisión tomada a lo loco, ni por conveniencia (bueno, un poco si). Todo surgió tras la interesantísima charla que tuvimos con Rocío Ramos-Paul (Supernanny) en la que hablamos de alcohol y menores. Hablamos de la confianza en nuestros hijos y en la manera de ir permitiéndoles determinadas licencias. La base es confiar en tu hijo, hacérselo saber y dejar que el pequeño se gane esa primera vez. La teoría es fácil, pero la práctica... Si por mi fuera, conmigo a mi lado y de mi mano hasta el día de su boda. Pero que creo que no va así el tema.
Mi bebé se está haciendo mayor y en nada me alcanza en altura (que tampoco es difícil). Así que ayer, que estaba una amiguita con ella, me armé de valor y las dejé que se quedaran jugando un rato solas. Me subía tranquila (o eso decía yo) porque estaban rodeadas de vecinos que en caso de emergencia me hubieran llamado. Aún así, me di la ducha más rápida de mi historia. Las niñas fueron obedientes y en un "ratitín" (tal y como les había indicado) estaban en casa. Así que ya hemos experimentado otra primera vez. No sé si ha sido pronto o tarde. Si he sido una loca o no. Pero la prueba no ha salido mal. Ahora toca reforzar esa confianza y que no se pierda. Y cuando ya esté superada, iremos a por la siguiente primera vez. 
Y vosotros, ¿qué opináis? ¿He sido una inconsciente y debería haber esperado por lo menos hasta los 15? Si tenéis urbanización, ¿cuándo los habéis dejado solos o tenéis idea de hacerlo? Por cierto, me quedo con los primeros pises, papillas, dientes y pasos sin dudarlo un minuto. Buff, nadie dijo que esto fuera fácil.

¡¡FELIZ MARTES!!

domingo, 12 de julio de 2015

Post Escoba 2015: semana 28

Empezamos la semana con un llamamiento a toda sociedad y especialmente a los poderes públicos para que las familias monoparentales, especialmente las encabezadas por una mujer, no pasen desapercibidas. 
El martes hicimos un guiño a lo tradicional recomendando la Nivea de toda la vida para el cuidado de los pies ahora en verano. El miércoles me indigné por el extremismo de algunas medidas que se toman en este país, que en definitiva no conducen a nada. El jueves nos concienciamos de que los niños nos la pueden jugar en cualquier momento y hay que estar con todos los sentidos en alerta cuando estamos con ellos.Y el viernes hicimos un curso rápido de despieza para dar una receta de una rica y tradicional ternera en salsa.

¡¡Y MAÑANA MÁS Y MEJOR!!!

viernes, 10 de julio de 2015

La Receta: Doncella en salsa


Se coge a una mujer que no ha conocido varón, se mete en una cazuela y se asa. Fin de la receta. Hace unos años esa hubiera sido mi interpretación. Pero ahora escucho doncella en salsa y se me hace la boca agua (y no soy caníbal). 
En alguna otra ocasión os he contado que mi abuelo tenía una fábrica de embutidos, que también era matadero. Hasta que él falleció y traspasamos el negocio he comido muy buena carne, pero nunca he sabido llamarla por su nombre. Recuerdo ser ya pollita y hacer la compra a mi abuela y en la carnicería solo tener que decir: carne para los filetes en salsa que hace mi abuela o la pieza que ella suele asar. Y llegó el día en el que me independicé y me tuve que enfrentar a la difícil pregunta del carnicero: ¿de donde quiere los filetes: tapa. cadera, contra...? ¡¡O Dios mío!!! ¡¡¡Si solo quiero filetes!!! Y entonces topé con un carnicero en el mercado de Antón Martín que conocía a mi abuelo. Me ponía en sus manos y según me iba despachando decía a los clientes que allí, con mis 28 añitos, era la que mejor carne sabía comprar. Porque era honrado, porque me podía haber dado filetes de contra por lomo y quedarse tan ancho. Pero luego crecí, me cambié de barrio y apareció en mi vida el Santo que de carne sabe un montón. Así que ese negociado es suyo. Y encima, el negocio de la familia se lo quedó un chico (trabajador de mi abuelo) que es un encanto y que me va enseñando a comprar carne. Y así fue como apareció la doncella en mi vida. 
Os explico. La vaca o ternera se despieza en un cuarto delantero y en otro trasero. Del delantero salen el mantillo pescuezo, espaldilla o llana (perfecto para hacer filetes en salsa), pecho y la aguja. Esa es la parte del pez (ideal para asar) y el morcillo (para el cocido). Del cuarto trasero sacan la bola, tren de costillas o falda ombligal y el carret (lomo más solomillo), con o sin riñonada. Vamos, la parte rica. Y de la bola sacan diferentes piezas: tapa, redondo, contra, babilla, cadera y rabillo de la cadera, doncella y jarrete. Hasta ahora, en mi poca cultura sobre este tema, siempre había pensado que para hacerlo en salsa lo mejor era el redondo, pero la doncella queda más tiernas y con más sabor. 
Y después de toda esta lección de despiece voy a por la receta

INGREDIENTES

  • Una doncella (suelen ser grandecitas, como de 2 kilos) 
  • 4 cebollas grandes
  • 2 dientes de ajo
  • Vino blanco
  • Aceite
  • Sal 
  • Pimienta
PREPARACIÓN

Le decimos al carnicero que nos prepare la doncella en una malla. Así nos facilitará el trabajo a la hora de darle la vuelta. Con la pieza preparada, la salpimentamos y la sellamos en una olla con el aceite bien caliente. Lo suyo es dorarla por todas las partes para que el jugo se mantenga bien en el interior. Una vez que consigamos que esté bien sellada, reservamos. 
En el mismo aceite pochamos las 4 cebollas que previamente habremos cortado en gajos. No vale que la cebolla se quede transparente como en otras recetas. Debe coger color y mucho. Y cuando esté casi al punto de quemarse, echamos el machacado de los dos dientes de ajo, un poco de sal y vino blanco. De vino echaremos la medida del mortero. Dejamos que se evapore el alcohol del vino e incorporamos de nuevo la carne. Cubrimos con agua y lo dejamos cocer en la olla. Si es una olla express convencional unos 45 minutos y en rápida unos 20. Cuando termine el tiempo, solo falta dejar enfriar la carne para poderla cortar bien y pasar la salsa por la batidora o Thermomix. ¡¡Y a comer!!

¡¡¡FELIZ VIERNES!!!

jueves, 9 de julio de 2015

Nos puede pasar a cualquiera


Esta mañana me he levantado con la noticia de que una niña de dos años y medio desapareció ayer en un centro de ocio, escuela y campamento de naturaleza en Santa Elena (Jaén). Por lo visto la niña estaba con su familia y de repente, pensando que estaba jugando con otras niñas, la echaron en falta. Hasta hace unas semanas hubiera dicho ¿a qué tipo de padres se les pierde una niña? Y hoy pienso que a cualquiera. 
Un domingo de mayo estábamos tomando el aperitivo cerca de casa. De pronto vi a un niño del cole de la Princesa llorando desconsoladamente en brazos de un camarero. En seguida le reconocí, es más hacía un momento que había saludado a la madre. Ahora estaba solo porque inconcebiblemente se habían ido sin él. Como conozco a la familia, sabía que algo raro había pasado. Por suerte tengo el teléfono de una profe del cole y entre unos y otros localizamos a los padres. Estaban destrozados. No había pasado ni media hora pero teníais que haber visto la cara del padre cuando vino a buscar al niño y los llantos de la madre cuando me llamó para agradecerme que hubiera ayudado a buscarles. Eran desgarradores.  Días más tarde, y ya más tranquila, me contó que estaban con toda la familia, el pequeño dijo que se iba con el abuelo, el abuelo no lo oyó, el pequeño se despistó a la hora de marcharse y entre unos y otros se fueron sin él. Y como ese caso el Santo en la playa o Mi Otro Yo en El Corte Inglés.  
Situación similar es la de los ahogamientos en piscinas. ¿Cuántos niños llevamos ya en lo que va de verano? Con que solo hubiera sido uno ya hubiera sido suficiente. Y por desgracia habrá más. Un momento de descuido, dando crema al mayor, extendiendo la toalla o dando agua al otro, es más que suficiente para que nuestro peque se pueda ahogar. Se me ponen los pelos de punta cuando leo el testimonio de Paloma de 7 pares de Katiuskas o como contó papa Lobo el percance de su pequeño. Dos padres, padrazos, que a ellos les pasó. ¿Por qué a ti no?
Así que como los niños son como anguilas, permitidme la comparación, porque son muy escurridizos y peores que las armas, que las carga el diablo, hay que concienciarnos de que tenemos que salir con ellos con los cinco sentidos activados, incluso con el ojo que toda madre tenemos en el cogote.
Nadie, y cuando digo nadie es nadie, estamos exentos de que nuestros hijos se puedan perder o ahogar. Así que, es lo que toca, estar al 1000 por 100 este verano. 

¡¡FELIZ JUEVES!!

miércoles, 8 de julio de 2015

Calle del que venga

Parece ser que la nueva alcaldesa de Madrid viene con la idea de cambiar el nombre de algunas calles de la capital. No es nada nuevo. Ya en el año 34, mi bisabuelo bautizó a la plaza donde se desarrolla la zarzuela "La del manojo de rosas" (de quien es autor) plaza del que venga. Así , a bote pronto, pienso en la calle Príncipe de Vergara, antes General Mola, antes Príncipe de Vergara. Y como esa muchas más. No estoy ni a favor ni en contra, es lo que toca y lo que ha tocado desde hace casi un siglo.
Lo que ya no estoy tan de acuerdo es con el criterio con el que van a elegir las calles a cambiar. Por lo visto, Manuela Carmena quiere tomar como referencia el censo de calles con simbología franquista, elaborado por el historiador Antonio Ortiz y respaldado por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica. Así las cosas, calles como la de Santiago Bernabéu, Eduardo Jardiel Poncela, Rafael de León o la plaza de Salvador Dalí podrían estar en el punto de mira de la alcaldesa. El cambio del nombre de algunas calles, como la de "caídos de la división azul" lo puedo entender. Al fin y al cabo fue una unidad a fin al ejército de Hitler. Pero meter en el saco a artistas, escritores y otras personalidades ajenas a lo que es la contienda pura y dura me parece que sacar los pies del tiesto. A Salvador Dalí se le conoce mundialmente por sus obras y no por ser afín a José Antonio Primo de Rivera. Si ese fuera el criterio, que vayan apuntando en la lista la calle de Antonio Gades o de Rafael Alberti por su afinidad al partido comunista. Porque la guerra civil destrozó a muchas familias, de un bando y de otro. Y si nos ponemos tan puntillosos, tan absurdo puede ser quitar la calle a un gran dramaturgo por ser afín a un partido político como quitarle la plaza a otro por ser del partido contrario. Señores, que lo de la memoria histórica está muy bien, pero no hay que pasarse. Si que es que ya lo dice mi madre: entre Juanín y Juanón está Juan.

¡¡FELIZ MIÉRCOLES!!

martes, 7 de julio de 2015

La de toda la vida

Soy una persona que no estoy obsesionada con la estética. Es más, yo diría que me cuido más bien poco. Por lo menos no salgo de casa sin hidratarme la cara y el cuerpo. Creo que no podría salir sin lavarme los dientes, sin desodorante y sintiendo la cara tirante. Por lo demás, poco me preocupo. El contorno de ojos está ahí pero me acuerdo de él de pascuas a ramos y con la anticelulítica tres cuartos de lo mismo. Para la noche es igual de válida la crema de día y poco más. Ahora, si hay algo que descuido al máximo son mis pies. Desde que empieza la temporada de botas hasta que llega la de las sandalias, pasan desapercibidos salvo para cortarme las uñas. Y claro, cuando llega la época del destape me acuerdo del poco caso que he hecho a los pobres pinreles pero ya es tarde. Este año en la puesta a punto he tenido un aliado, la lima electrónica Velvet Smooth Diamond Crystals de Dr. Scholl. Si eres constante es una maravilla. Pero no solo de lima viven los pies hidratados. Y mira tú por donde el secreto está en volver a la tradición. La persona que me hace la pedicura desde hace más de cuatro años, Sandy del Centro MisMiss, sabe de mi dejadez y me dio el secreto. Y no es otro que volver a la crema Nivea de toda la vida. Llevo una semana usándola y no sabéis cómo he notado la diferencia. Además. me encanta echármela porque su olor me traslada a mis veranos de cuando era niña, ¿en qué hogar no había una lata de Nivea? 

¡¡FELIZ MARTES!!

*Este post no está patrocinado 

lunes, 6 de julio de 2015

Más solas que nunca


Vivimos en el llamado primer mundo, en el siglo XXI y en un país en el que predomina el estado del bienestar. En una sociedad que, de un tiempo a esta parte, ha cambiado mucho. Las mujeres trabajan, las madres no solo se dedican al hogar y a los hijos; los padres comparten colaboran con las cosas de casa y con los niños. El modelo de familia también ha cambiado. Sigue predominando el modelo de familia compuesto por mamá, papá y niños pero también hay otras: mamá y niños; papá y niños; mamá y mamá y niños y papá y papá y niños. En nuestro entorno, aparentemente, todo va bien. Estamos inmersos en una crisis y ya nos hemos acostumbrado (mal acostumbrado) a escuchar algunas cifras como la de millones de parados (más de 4), ¿quién no está o tiene a alguien parado en su entorno? Ya es algo normal. Pero hay otras cifras que asustan más. El riesgo de pobreza o exclusión social infantil afecta a más de uno de cada tres menores de edad en España.  Dura la cifra, pero nos pilla de lejos. Seguro que son familias inmigrantes o de zonas desfavorecidas. Pero abramos los ojos. Esta situación afecta a más de la mitad de los hogares monaparentales y vulnera los derechos de los niños que viven en ellos. Y estas familias formadas por un adulto con al menos un hijo a su cargo son ya casi un millón ochocientas mil y en su gran mayoría son hogares que tienen al frente una mujer.
¿Y quien no tiene en su entorno a una familia monomarental en la que la cabeza de familia (la madre) está en paro o tiene una inestabilidad laboral? El círculo se va cerrando y es más que probable que estés más cerca de esa pobreza y exclusión social de lo que tú pensabas.  Madres que han dejado de comprar medicinas por problemas económicos; que no disponen de dinero suficiente para los gastos de la casa; que no pueden mantener el hogar a una temperatura adecuada; por no hablar de su cuidado personal o su ocio, o el de sus hijos. Mujeres limitadas a la hora de buscar trabajo por falta de medidas de conciliación y con verdaderos obstáculos logísticos.
Ellas pasan inadvertidas a los ojos de todos, incluso a los tuyos. Quizá hasta ahora no hayas reparado en esa madre del cole, del parque, vecina, compañera de trabajo que es cabeza de familia. ¿Te has preguntado cómo llega a fin de mes? Pues seguramente más achuchada que tú porque 4 de cada 10 hogares monomarentales consideran que su nivel de vida ha empeorado mucho en el último año y más si no cuentan con una red de apoyo familiar y social. En este circo, en el que nos ha tocado vivir, todos vamos haciendo equilibrios, pero ellas sin red. Si ellas se caen, se acaba el espectáculo. 
Por eso, a ojos de sus hijos, esas madres no pasan desapercibidas. Ellas son heroínas que llegan a todo, que nunca lloran, que siempre tienen soluciones para todo. Para esos niños su mamá es la mejor. 
Los poderes públicos no han podido o sabido desarrollar una estrategia de protección a estas familias en riego de exclusión social.  Es esencial apoyar a esas familias en el cuidado y la atención de sus hijos. Para ello Save the children ha elaborado un informe en el que se analiza la situación que viven las familias de madres solas con hijos en España. Una realidad donde factores como el empleo, la vivienda, la salud y las redes de apoyo tienen mucho que ver con el problema, pero también con las posibles soluciones que permitan combatir la situación de pobreza en estas familias. Soluciones que, para Save The Children, pasan por crear el estatus de familia monoparental; protección social, ayudas para la educación, transporte y ocio; medidas fiscales; ayudas para la vivienda, salud... Puedes verlas más detalladamente aquí. 
¿Y qué podemos hacer por esos hogares monomarentales? Sin duda alzar la voz para que los gobiernos se comprometan a #InvertirEnInfancia.

¡¡FELIZ LUNES!! 
(A pesar de la dureza de la realidad de nuestro entorno)

domingo, 5 de julio de 2015

Post Escoba 2015: semana 27

El lunes comencé la semana dando 100 razones para que un menor no beba alcohol. El martes os conté la iniciativa de Ikea de reconocer el poder de la infancia. El miércoles fue el momento para descubriros un plan para los niños. El jueves os lloré un poco por no estar acostumbrada a tener una niña pegatina. Y el viernes terminé la semana haciendo mi propio pan de semillas. 

¡¡Y MAÑANA MÁS Y MEJOR!!

viernes, 3 de julio de 2015

La Receta: Pan de semillas

Mi Otro Yo lleva toda la primavera haciéndose su propio pan para desayunar. Es un pan bajo en hidratos por lo que para mi nueva forma de vida (más sana) me viene fenomenal. Cuando me lo comentó no me atraía eso de todos los días el pan y no entendía como ella era capaz. Pero todo tiene truco. Hace el pan, lo corta en rebanadas y lo congela en una bolsa para congelar. Solo se tiene que acordar de sacar la rebanada la noche anterior y a la hora del desayuno solo lo tiene que tostar. ¿Quién dijo que llevar una vida saludable era aburrido?


 INGREDIENTES

  • 400 grs. de agua
  • 1 huevo o una clara (opcional)
  • 1 cucharada de lecitina de soja (opcional pero es mejor ponerla)
  • 1 cucharada de levadura de cerveza (opcional)
  • 1 cucharadita y media de sal
  • 1 cucharadita de edulcorante
  • 225 grs. de salvado de avena
  • 50 grs. de salvado de trigo
  • 150 grs. de gluten de trigo
  • 3 cucharadas de semillas de sésamo y lino
  • 150 grs. de levadura de panadero o 37 grs. de levadura fresca
PREPARACIÓN 
Thermomix
Lo primero que hay que hacer es poner el agua en el vaso de la Thermomix y programar 45 segundos, a 40º, velocidad 2/3. A continuación añadimos la levadura y volvemos a programar 30 segundos, velocidad 2/3. 
Añadimos el resto de los ingredientes (la sal lo último) y amasamos en velocidad espiga durante 5 minutos. 
Terminada la masa la ponemos en un molde para horno y la dejamos reposar para que aumente su volumen, por lo menos el doble. Ya solo queda hornearlo a 180º durante 45 minutos. 
Tradicional
Echamos el agua en un cazo y la templamos. A continuación disolvemos la levadura y gregamos el resto de ingrediente (la sal lo último). Amasamos de 5 a 10 minutos , añadir el resto de ingredientes, lo ultimo la sal (para no matar la levadura) amasar durante 5 a 10 minutos y terminada la masa la ponemos en un molde para horno y la dejamos reposar para que aumente su volumen, por lo menos el doble. Ya solo queda hornearlo a 180º durante 45 minutos. 

¡¡FELIZ VIERNES!! 

jueves, 2 de julio de 2015

Paciencia: niña en modo pegatina

Ayer fue un día complicado en lo que a la convivencia de la Princesa y yo se refiere. Y solo lleva 10 días de vacaciones, de los cuales ha pasado cinco con los abuelos. Quizá sea la novedad de que mamá esté en casa pero el caso es que la tengo en modo pegatina desde que se levanta hasta que se acuesta. En cuanto se baja de la cama tengo que tener cuidado para no dar un paso atrás porque es más que probable que la pise. Tiene una madre dependencia que no recuerdo otra etapa igual en su corta vida. ¡¡Hasta me controla el tiempo que estoy en el cuarto de baño!!
Así, de la noche a la mañana, me he convertido de madre en mejor amiga. Solo quiere jugar conmigo, bañarse conmigo, comer cuando como yo, dormir cuando duermo yo... Y oye, esta situación me halaga tanto como me agobia. Ella no entiende que esté delante del ordenador para hacer más cosas que meterme en Facebook y Twitter y que el hecho de que no me vaya a la oficina a trabajar no significa que no trabaje. Y tenerlo que explicar una y otra vez todos los días desde hace 10, agota al más paciente. 
Pero ahora que estoy más en la calle me he dado cuenta de que no es cosa de mi nueva situación laboral. En estos días he escuchado a más de una madre decir aquello de "por qué no te habré apuntado al campamento" o "no puedo más contigo y eso que no llevas una semana de vacaciones" o "¿cuánto dices que queda para que empiecen el curso?" Y yo creo que lo que nos pasa es que estamos en periodo de adaptación, como cuando van por primera vez al cole. Están desfogados, cansados, acalorados y eso se nota en su excitación y capacidad de aguante. Están tratando de disfrutar el día a día como si no hubiera un mañana con la diferencia de que ellos están de vacaciones y nosotros no. 
Así que como adultos que somos, o tratamos de serlo, solo nos queda aguantar un poco y dotarnos de altas dosis de paciencia hasta que colguemos el cartel de "cerrado por vacaciones". Entonces ellos estarán adaptados y nosotros encantados. 

¡¡FELIZ JUEVES!!

miércoles, 1 de julio de 2015

La ciencia en sus manos

Lo malo de vivir en una gran ciudad como Madrid es que muchas veces te pierdes muchas cosas en cuanto al ocio se refiere. Por una parte, como siempre está ahí, vas haciendo pereza y nunca vas a determinados sitios que te gustaría. En esta categoría está, por ejemplo, el museo Reina Sofía con el delito que, durante una época de mi vida viví a 500 metros del museo. Ya lo sé, no tengo perdón. Y luego está el tema de la diversidad de opciones. Es tanto lo que te ofrece una ciudad como Madrid, que no puedes o sabes llegar a todo.
Y es lo que nos ha pasado con el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología en Alcobendas-MUNCYT (antiguo Cosmocaixa). Aunque lleva abierto desde diciembre de 2014, no ha sido hasta esta primavera cuando lo hemos descubierto. Se trata de una propuesta que combina el museo de colecciones con la divulgación de la ciencia y la tecnología.
Es el sitio idóneo para niños curiosos con ganas de experimentar y conocer. En este museo los niños pueden o deben tocar casi todo lo que van encontrando para experimentar la ciencia en sus propias carnes. Además, la oferta se amplia con una importante colección de relacionados con la microscopía, el cine, la fotografía, la medicina, los transportes, las comunicaciones, la tecnología de la vida cotidiana y la innovación española.
Lo mejor de todo es que la visita es gratuita con la posibilidad de asistir a talleres por un módico precio (2,50 € cada uno)
Y este verano el MUNCYT también ha pensado en los más pequeños. Los niños podrán ser científicos durante una semana y aprender mientras se divierten: experimentos, juegos y actividades de ocio relacionadas con la ciencia y la tecnología. Es a través del Programa "Verano en el MUNCYT 2015". La idea es acercarles la ciencia de forma lúdica y con rigor científico. El horario de este campamento es de 8:00 a 16:00 h, y está disponible del 22 de junio al 4 de septiembre de 2015. El precio por semana es de 120€ por participante y la edad es de 3 a 12 años. Puedes encontrar más información aquí.
Y por si todo esto fuera poco, los primeros viernes de cada mes,  los niños pueden  dormir en el museo. Conocen el planetario, participan en talleres y realizan una gymkhana por todo el espacio. La próxima cita será la noche de este viernes (del 3 al 4 de julio) de 21:00 a 09:00 y está destinada para niños de entre 8 y 11 años. Aquí tienes toda la información.
El MUNCYT Alcobendas está en la calle del Pintor Velázquez s/n y el horario de verano, hasta el 30 de octubre, es de martes a viernes: de 10:00 a 19:00 h y sábados, domingos y festivos de 11:00 a 20:00 h. Los lunes cierran. Además MUNCYT también está en La Coruña, en la plaza del Museo Nacional, 1.
¡Quién fuera niño ahora!

¡FELIZ MIÉRCOLES!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...