miércoles, 3 de junio de 2015

Y ahora, ¿qué?

Que mi vecino decida que es mejor que su hijo vaya en tanga en pleno mes de febrero, a mi plin. Que la prima hermana de mi compañera prefiera que su hijo coma huevos de codorniz en lugar de los de gallina, a mi me trae al pairo. Cada uno es libre de criar a su hijo como le venga en gana y no seré yo quien juzgue. Ahora bien, siempre que sus decisiones no interfieran o afecten a lo que está establecido, nos guste o no. Y me imagino que sabéis por donde voy. Ayer nos levantamos con la noticia de que un niño de 6 años de edad está ingresado en la Unidad pediátrica de Cuidados Intensivos del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona con difteria. Si, difteria. Esa enfermedad que ya estaba olvidada desde 1986, cuando se registró el último caso en España. Pero, ¿cómo es posible que un niño se haya contagiado? Pues todavía no está muy claro pero no estaba vacunado por decisión de los padres. De momento, y por lo que sabemos por los medios de comunicación, es un hecho aislado y parece que está controlado. Eso si, como haya más de un caso en su entorno y se haya propagado la enfermedad, entonces ¿qué? 
Cuando tomemos una decisión que afecte directamente a nuestros hijos, por favor, hay que madurarla. Nuestros hijos no tienen porqué ser las víctimas de muchas de las decisiones equivocadas que los padres tomamos por ellos. Y, por su puesto, los hijos de los demás menos todavía. 
Así que vamos a dejarnos de tonterías y volvamos al siglo XXI. Las vacunas han salvado 1.500 millones de vidas. No lo digo yo, lo dice Jules Hoffman, premio Nobel de Medicina y el 'padre' del descubrimiento de la inmunidad innata.
Yo respeto a los que quieren volver a la época de Cromañón, a los que quieren estar siempre en contacto con la madre tierra, a los que su leivmotive es la naturaleza. Pero con la salud de los demás no se juega. 

¡¡FELIZ MIÉRCOLES!!

5 comentarios:

  1. Aquí andamos igual con el sarampión, y por el mismo motivo, han detectado dos casos. Hace unos dos años hubo un caso muy impactante aquí, la hija de 6 años de un conocido actor llegó a Chile enferma después de un viaje con sus padres a Mejico, tres días mas tarde falleció en el hospital, no estaba claro el motivo hasta q finalmente se supo q había sido unha bacteria q se fue directamente a los pulmones y esta niña no estaba vacunada de nada porque sus padres eran muy modernos y ecológicos.

    ResponderEliminar
  2. Chile es un país hiper clasista y aquí la NO vacunación se esta dando en las familias de gran poder económico, un sinsentido.

    ResponderEliminar
  3. espero que los padres de ese niño corran con todos los gastos que está suponiendo curar a su hijo de su insensated. Que escarmienten.
    Y por otra parte, ¿no sería un caso de negligencia? Los padres, que yo sepa, están obligados por ley a velar por la seguridad de sus hijos... y estos padres no han puesto medidas preventivas para que su hijo no fallezca o no le queden secuelas por contagio de enfermedad hoy día claramente evitable.
    Al niño le deseo su recuperación, pero a los padres.... me daría un gustazo enorme decirles a la cara "si tu hijo está así, o si se muere, es exclusivamente por tu culpa"

    ¿sabes lo que pasa con todo ese movimiento de "antivacunas" ? que como ya son enfermedades erradicadas (por lo menos en el primer mundo) hace ya muchos años, SE NOS HA OLVIDADO LO PELIGROSAS QUE SON.

    ResponderEliminar
  4. me acabo de enterar de la noticia gracias a tu post

    Voy a ver en que consiste esa enfermedad

    ResponderEliminar
  5. Y no sólo afectan a nuestros hijos, sino a los de otros, no olvidemos que hay niños que por inmunodeficiencia no se pueden vacunar. ¿Qué deben hacer? ¿No salir de casa? ¿No ir al colegio por la irresponsabilidad de otros?

    En mi curso de preparto había una antivacunas que no sabía justificar porqué lo era. Tenía afirmaciones que te dejaban perpleja y no las razonaba. Eso sí, tuvo suerte de que la gente era tan educada y respetuosa que nunca nadie le soltó cuatro frescas, pero pese a ello un buen día dejó de ir a preparto y a matronatación por razones desconocidas.

    Es tremebundo tener a un niño sin vacunar, lo veo intolerable.

    ¡Encantada!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...