domingo, 31 de mayo de 2015

Post escoba 2015: semana 22


Semana corta en el blog pero más que intensa en la vida 1.0. Pero las cosas van a cambiar, ¡ya lo veréis! Mientras os dejo con el resumen de esta semana. El lunes y el martes no tuve tiempo ni para respirar por lo que mi semana bloguera empezó el miércoles contando el bochorno más espantoso que he vivido en el mundo laboral. El jueves os comentaba esa extraña sensación de no llegar nunca a nada (que espero que por un tiempo no se repita). El viernes despedí la semana con unas riquísimas galletas de leche condensada. 

¡¡Y MAÑANA MÁS Y MEJOR!!

viernes, 29 de mayo de 2015

La Receta: galletas de leche condensada


Llevo una semana de garabatillo. Mucho trabajo, cambio de armarios, el calor... Pese a todo, ayer cuando llegamos a casa después de ir a comprar una camiseta para el festival de fin de curso de la Princesa, me apetecía hacer algo con ella. Quizá es una manera de devolverle el tiempo que esta semana no le he podido dedicar. Así que nos pusimos a hacer galletas. No hay nada que le guste más que cocinar conmigo. Busqué una receta sencilla, para no liar mucho y encontré esta de Divina Cocina de galletas de leche condensada. Espero que os guste: 

INGREDIENTES 

  • 200 gr de harina
  • 80 gr de mantequilla
  • 100 gr de leche condensada
  • 1 yema de huevo
  • Una cucharada de esencia de vainilla o vainilla en polvo
PREPARACIÓN

Lo primero de todo, en cuanto entremos en la cocina, hay que precalentar el horno a 180º. Mientras, derretimos la mantequilla en el microondas hasta que se ablande y reservamos. A continuación echamos la harina tamizada en bol y poco a poco añadimos el resto de ingredientes. Mezclamos muy bien la masa y la extendemos con el rodillo. Como es bastante pegajosa,os aconsejo hacerlo sobre un papel vegetal. Cuando consigamos que la masa se estire bien, hasta que quede con un grosor de medio centímetro, la cortamos con un cortapastas. Las vamos colocando en una bandeja y las horneamos entre 15 y 20 minutos, según el horno. Una vez hecho, las dejamos enfriar y ¡a comer! Lo bueno es que duran varios días guardadas en un recipiente hermético. En casa no sé si hará falta.

¡¡¡FELIZ VIERNES!!!

jueves, 28 de mayo de 2015

Despolarizada

Llevo unos días en los que me da la sensación que estoy corriendo más que nunca. Corriendo sin zapatillas, imposible de otra manera. Y lo peor de todo, que no llego nunca a nada. Actualmente mi casa parece un mercadillo de ropa. En cualquier parte hay un rincón en el te encuentras unas botas de invierno como unas chanclas de piscina. En otro puedes encontrarte pantalones de la talla 46 (evidentemente para dar) como un vestido todo arrugado de la talla 40 que lleva años en el fondo de la caja esperando este ansiado momento de volver a lavarlo, plancharlo y lucirlo. Hasta ayer, que llegó la compra, mi nevera daba más pena que frío. Pero aún tengo que ir a comprar fruta y verdura. La Princesa fue ayer al cole con pantalón largo porque imposible encontrar el corto (tan absurdo como que se había caído al suelo y no lo encontrábamos) Me reclama su atención invitándome a hacer galletas, porque esta semana he llegado tarde a casa. En el trabajo me faltan horas. Bastante tiempo he robado a mi familia para hacer las cosas como a mi me gustan. Pero no ha sido suficiente. Tengo abandonado el blog, las redes sociales y hasta los eventos a los que me invitan que tanto me gustan. Tengo algún que otro e-mail a la espera de ser contestado, así como un par de regalos de cumpleaños en espera de ser comprados (uno ya me vale, que voy con 5 meses de retraso). Y cuando me pasa esto de que todo me sale a medias, me despolarizo (como dice Mi Otro Yo). Y entonces trato de ser la madre, esposa, amiga, profesional perfecta. Y no, no lo soy. Me tengo que creer que soy mala madre (como reza la pulsera que desde el día de la madre luce en mi muñeca) y que no soy superwoman (a pesar de que la Princesa se empeñe en decirme que si lo soy). ¿Soy muy perfeccionista  y por eso no llego a todo? ¿Me meto en más charcos de lo que puedo? ¿Estoy cansada y por eso todo lo veo así? Y eso que solo tengo una hija. Llego a tener más y no sé que sería de mi. O lo mismo me tomaría las cosas con más calma. 
En fin, que espero que este fin de semana (que no tengo ni comunión, ni bautizo, ni compromiso alguno) pueda descansar, ordenar, dedicar tiempo a mi familia y, sobre todo, prepararme para el gran encuentro de las malas madres confesas como yo.

¡¡FELIZ JUEVES!!

miércoles, 27 de mayo de 2015

El arte por los suelos

He llegado a una edad en la que lo mejor que puedo hacer en determinadas situaciones es reírme de mi misma. Porque prefiero reírme primero yo, que lo hagan los demás. Así que, con el mejor humor posible, os voy a contar la situación más bochornosa que creo que he pasado en  toda mi vida. 
Pues si, como os lo cuento. Os pongo en situación, queridos seguidores. La flor y nata del arte madrileño reunida en el Espacio Telefónica. Un enclave espectacular para hacer el ridículo. Ya os digo lo más granado del mundo del arte. Galeristas, artistas, directores de salas de subastas, medios de comunicación... y los verdaderos protagonistas hasta que llegué yo a escena: los directores de los museos Reina Sofía, Thyssen y Prado. Estábamos en la presentación de la Revista Capital Arte, la última publicación que hemos sacado en el grupo donde trabajo. Todo iba sobre ruedas hasta que decidí echarlo por tierra. El plan era regalar la portada de la revista enmarcada a los 3 directores, porque ellos era los protagonistas de éste número. Termina el acto, el director de la revista lo anuncia y allá que va la menda lerenda con los tres cuadros en mano, como si de una secretaria del 1, 2, 3 se tratase. Entrego el primero, el segundo y al entregar el tercero no veo que termina la tarima doy un paso al frente y me caigo, con el cuadro hecho añicos con el estruendo que supone. Si, amigos, como Ana Obregón en aquella entrega de no sé que premios. 175 personas mirándome, 2 cámaras grabándome y yo por los suelos. Menos mal que había una pantalla y el momento es genial: ahora estoy y ahora desaparezco. Gracias a la pantalla me pude recomponer, bajar el rojo de mi cara y aparecer de nuevo a escena como si no hubiera pasado nada. Lo he visto en vídeo (si, soy así de masoquista) y la escena es dantesca. 
Mira que en estos saraos me gusta a mi pasar desapercibida. Pues no. Y encima iba vestida de fucsia. La idea era ponerme de negro o negro y blanco pero cuando adelgazas 20 kilos es lo que tiene, que en tu armario no encuentras nada que te encaje y que no parezca prestado (Dios mío, como han cambiado las tornas en unos meses) Así que de fucsia me tuve que poner. 
He estado tentada en poner el vídeo. Pero ya me parece demasiado. Una cosa es reírme de mi misma y otra hacer leña de árbol caído.
Gracias a Dios no me pasó nada. Me podía haber hecho mucho daño si me llego a dar con la cara en el suelo o haber caído sobre los cristales. Pero solo salió herido mi orgullo. Me han dicho que en 24-48  horas estará bien del todo y si durante este tiempo me río del espectáculo 3 veces al día no me quedarán secuelas. 

¡¡¡FELIZ MIÉRCOLES!! 

domingo, 24 de mayo de 2015

Post Escoba: Semana 21


El lunes os conté que habíamos estado de comunión. El martes fue el turno de mi pequeño homenaje a las auxiliares y enfermeras que están, injustamente, a la sombra de los médicos. El miércoles os propuse el juego de ser un superhéroe y elegir un poder. El jueves... y el viernes despedí la semana con una receta sana y deliciosa. 

¡¡¡Y MAÑANA MÁS Y MEJOR!!!

viernes, 22 de mayo de 2015

La Receta: falso cuscús de pollo (dieta)

El cuscús, es un plato tradicional bereber hecho a base de sémola de trigo. La primera vez que lo comí creo que fue en Túnez hace 15 años y me encantó. Pero el caso es que nunca lo he cocinado. A comienzos de año y, con el recuerdo de la comida con toques árabes que comimos en Granada, decidí comprar cuscús y hacer alguna receta. Pero empecé la dieta, lo hidratos salieron de mi vida y aún está en la despensa. Por eso al ver este plato en Instagram no paré hasta conseguir la receta. Y por fin la tengo y me he quitado ese mono que tenía de cuscús. Procede de www.becomefit.es, un blog para hacer ver a la gente que comer de forma sana no tiene que ser aburrido. Aquí va:

INGREDIENTES (para una ración)
  • 300g de coliflor
  • 1 pimiento (yo lo puse verde)
  • 1 tomate
  • 1 cebolla
  • 1 pechuga de pollo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Curry al gusto
PREPARACIÓN 

Lo primero de todo es preparar el falso cuscus. Para ello trituramos la coliflor cruda hasta que consigamos una textura de cuscús. Yo he usado la Thermomix. Una vez picada, la metemos en el microondas 10 minutos a máxima potencia. Mientras, cortamos el pimiento, la cebolla, y el tomate y lo pochamos a fuego lento. Cuando cuando empiece a estar pochado, incorporamos el pollo cortado en trocitos y vamos removiendo hasta que empiece a coger color. Cuando termine el tiempo del microondas, incorporamos la coliflor al resto de las verduras y el pollo y echamos curry al gusto y condimentamos sin dejar de remover. Dejamos que se cocine unos 5 minutos y ya estará listo para comer.
Sano y rico, ¿verdad? Espero que os guste

¡¡¡FELIZ VIERNES!!

miércoles, 20 de mayo de 2015

Si yo fuera una superhéroe...

Me encantan esos test absurdos que, a modo de entrevista rápida, les hacen a los personajes conocidos en determinadas revistas. Esos que bajo el títular "muy personal" preguntan al entrevistado cosas como su comida preferida, su libro de cabecera o qué 3 cosas se llevaría a una isla desierta. Entre la batería de preguntas hay veces que se cuela esa de qué poder le gustaría tener si fuera un superhéroe. Las respuestas son de lo más variopintas. Me imagino que porque no es una cuestión que te hayas planteado nunca. Pero yo si. Como lo que haría si me tocara el euromillón. Siempre hay que estar preparada para que no te pille de improviso. Yo si me pudieran dar un poder sería el de parar el tiempo para los demás. ¿No os gustaría? Termina vuestra jornada laboral y en lugar de tener que salir como Fernando Alonso (cuando tenía un coche que corría) poder ir tranquilamente paseando, disfrutando de tu ciudad paralizada... Tardarías lo mismo en llegar al cole, pero el tiempo estaría detenido para los demás, así que llegarías siempre pronto. ¿Y la hora de la cena? Subes del parque, hay que bañarse, preparar la ropa del día siguiente, la cena... y no te das cuenta pero los niños ya tenían que estar acostados, tú no has parado y aún falta un rato para que la cena esté lista. No pasa nada. Subes del parque, paralizas el tiempo y los niños se quedan como estatuas tranquilamente en su cuarto. El silencio reina en casa. Recoges mochilas, trastos y activas de nuevo el tiempo. La vida transcurre como siempre y cuando los metes en la bañera, vuelves a paralizar el tiempo y haces la cena. Así cuando salgan ya tienen la cena preparada, todo recogido y encima sobra tiempo para poder leer antes de irse a dormir. 
¡¡Qué bonito es soñar y qué poco cuesta!! Porque lo del euromillón, vaya que vaya. Pero ésto si que se que es absolutamente imposible, O no. ¿Quién sabe? Y A TI, ¿cuál es el superpoder que te gustaría tener?

¡¡¡FELIZ MIÉRCOLES!!!

martes, 19 de mayo de 2015

A la sombra


Siempre dicen que detrás de un gran hombre hay una gran mujer. ¿Y detrás de un gran médico? Pues probablemente un gran equipo de enfermeros, auxiliares, celadores... La semana pasada mi amiga Diana (enfermera de quirófano del Hospital La Paz) nos anunciaba que el periódico El País les había hecho un reportaje. Estaba emocionada porque, por lo visto, las fotos eran muy bonitas. El entusiasmo de la semana se desvaneció el domingo cuando otra de mis amigas (ésta auxiliar) le daba la noticia de que había leído el reportaje y solo salían los médicos. Y creo que es de ley reconocer la labor de todo el personal sanitario. Precisamente el día que hicieron el reportaje, Diana, como muchas de sus compañeras, estuvo trabajando 14 horas. Ella se dedica a trasplantes. Pero parece que solo los realizan los médicos. Efectivamente la labor del médico es magnífica, pero hasta que el paciente llega a la mesa de operaciones, durante la intervención y en la recuperación el papel de las auxiliares y enfermeras es fundamental. Como el de una maquinaria de un reloj. Todo debe ir en consonancia para que marque en punto las horas. 
Las enfermeras y auxiliares no son las que te toman la temperatura y limpian culos. Su labor, en la sombra, es mucho más que eso. Y muchas veces nos tendríamos que parar a pensar si realmente consideramos su profesión. ¿Cuántas veces hemos oído una queja de un paciente porque le ha tomado la tensión la enfermera y el médico ni siquiera le ha visto?  Yo muchas. Y lo gracioso del tema es que es la enfermera quien debe hacerlo. Para ello ha estudiado y tiene un título, por cierto reconocido en España desde hace 100 años. 
Pues aquí va mi sentido homenaje a todas esas enfermeras y auxiliares que, aunque no lo sepamos, nos hacen la vida mejor
Las he mencionado en femenino porque son ellas más que ellos y porque me da la gana, básicamente.

¡¡FELIZ MARTES!!

lunes, 18 de mayo de 2015

Y nos fuimos de Comunión

Este sábado hemos estado de celebración. Mi sobrina Paloma, mi ahijada, la primogénita de Mi Otro Yo recibía su Primera Comunión. Me parece mentira porque me parece que fue ayer cuando era un bebé. Pero se va haciendo mayor,  por mucho que me pese.
Fue un día bonito (o a mi me lo pareció). En esto de las celebraciones familiares hay quienes disfrutan o quienes se lo toman como promesa para ver si se cumple el milagro de que se extingan. Yo soy de las primeras porque oye, si no estás convencido, ¿para qué ir? ¿para quedar bien? Eso hace años, hoy no me pillan en una de esas. Y creo que los que allí estábamos (y me refiero a la parte de mi familia porque a la del Dr. Anónimo no la conozco tanto) fuimos contentos, con ganas y así lo pasamos. Me da gusto ver en este tipo de encuentros cómo las generaciones siguen ese vínculo que en su día tuvieron nuestros padres, hace años nosotros y hoy nuestros hijos. Tengo la suerte de tener muchos primos con los que de niña disfruté infinito pese a vivir cada uno en una punta. Ahora es la Princesa la que goza con la presencia de sus primos venidos desde lejos.
Pues eso un día bonito, lleno de emociones, rodeada de gente querida y, lo más importante, feliz de ver a mi sobrina recibir su Primera Comunión (en esta casa somos católicos practicantes). Un día de emociones.
En otro orden de cosas, tanto el traje que lucía mi sobrina como el de la Princesa son de Golositos. Ambos son diseños muy clásicos. El de mi sobrina era un vestido confeccionado en auténtico organdí suizo blanco nuclear. El cuerpo iba con jaretas y puntilla y la falda con la labor a juego. El cuello y la manga rematada con puntilla rizada blanca. 
El de la Princesa es un vestido confeccionado en un tejido estampado con cachemires en tonos azules y con adorno de puntilla al tono. Y en el pelo llevaba un tocado hecho a mano por una buena amiga. Son de esas personas que un día aparece y sabes que de alguna manera u otra viene para quedarse. No tengo más que buenas palabras para ella. Siempre tenemos algo que contarnos. Tenemos ideas parecidas en cuanto a la educación de nuestros hijos y no puedes pedirle nada porque todo se lo toma muy a pecho. Cuando le compré el vestido a la Princesa y viendo el corte charlestón, se me ocurrió salir del tradicional lazo y le comenté mi idea. Pues ya se puso a maquinar y el resultado ha sido espectacular. Pero como conoce a mi hija, no solo le hizo el tocado, sino que además le hizo un coletero para que se pudiera recoger el pelo cuando se hartara de la cinta en la frente. Amiga, como sé que me lees, una vez mil gracias por tu dedicación.


Y con el buen sabor de boca de este magnífico fin de semana, os deseo una feliz semana y, sobre todo, un...

¡¡¡FELIZ LUNES!!!

domingo, 17 de mayo de 2015

Post Escoba 2015: semana 20


¡Qué semana tan intensa y llena de emociones! Empecé contando mis sentimientos al terminar un año más la Carrera de la Mujer. El martes volvió la Princesa con una de sus ocurrencias. El miércoles volví a desnudar mi intimidad para deciros que ya he llegado a la meta de mi carrera de la 46 a la 38. Y el jueves os acerqué un poco a mis raíces y a mi amor por la zarzuela. 
Para terminar la semana, ayer estuvimos de Comunión. Muchas emociones, sentimientos y reflexiones que compartiré el lunes porque...

¡¡MAÑANA MÁS Y MEJOR!!

jueves, 14 de mayo de 2015

Planes para niños: Zarzuguiñol

Soy periodista, me gusta mi profesión y adoro la radio. No fue una vocación temprana: me costó decidirme. Pero mi abuela (¿quién sino es la abuela?) siempre me decía lo bien que escribía y lo que le recordaba a su padre. Mi bisabuelo, Francisco Ramos de Castro, fue periodista y escritor condiscípulo de Ramón Gómez de la Serna. Escribió muchas obras, sobre todo zarzuelas, siendo la más conocida "La del Manojo de Rosas". Por eso mi vida siempre ha estado ligada al llamado género chico. Y no sé si es porque la he escuchado siempre, el caso es que la zarzuela me gusta mucho (y no solo la de mariscos).
Por eso me ha encantado una de las actividades incluidas en el programa de las fiestas de San Isidro de Madrid de este año. Se trata de un espectáculo de Zarzuguiñol. Es una iniciativa divertida, educativa y cultural que presenta a grandes y pequeños el maravilloso mundo de la zarzuela a través de una innovadora combinación de música en directo, con cantantes líricos de la talla de Milagros Martín, Melisa de las Heras, Carlos Crooke y Luis Alberto Giner, y el mágico mundo de los títeres.


Teatro y música se unen en Zarzuguiñol no solo para dar a conocer las zarzuelas más importantes, sino también para contar su historia, relatar algunas de las fiestas populares más importantes de nuestro país, descubrir oficios hoy prácticamente desaparecidos y mostrar numerosos pasajes de la historia de España. Sin duda un planazo para que los madrileños festejemos a nuestro patrón San Isidro.

Día: 15 de mayo
Hora: 11 h.
¿Dónde? Plaza de las Vistillas de Madrid

¡¡¡FELIZ JUEVES!!!

miércoles, 13 de mayo de 2015

Mi aventura de la 46 a la 38: fin

Hoy va a ser el último post que os hable de mi carrera de fondo de las 46 a la 38. Y no porque haya abandonado, ahora que empieza el calor y la temporada de cervecitas. No porque ya no pueda más por llevar 4 meses a dieta sin saltármela ni un solo día; no porque no haya podido cumplir la promesa que me hice a mi misma de no volver a ser una obesa. Todo lo contrario. Hoy puedo escribir muy orgullosa que, después de muchos años de tormento y cuatro meses de sacrificio, he llegado a mi normopeso (peso normal de una persona respecto a su estatura).
Además de cocinar sano, en estos meses he aprendido que ningún atracón a la nevera soluciona un problema, sino que lo agrava. Que la comida no lo es todo, se puede salir a comer con amigas y disfrutar igualmente de su conversación sin tener que ingerir 3 platos, postre y café. Que existen otros sentidos como el olfato, que no necesariamente tiene que ir acompañado del gusto (como he agradecido que la Princesa me diera a oler su comida para que viera que estaba buena). 
Después de muchas temporadas, el cambio de ropa sigue siendo una tortura por lo tedioso del tema en si y no por tener que dejar la mitad de la ropa en la caja porque no me entra. El ir a comprar ropa es una fiesta y no un drama. El que te inviten a un evento ya no es un problema porque ya tienes que ponerte algo más que sota, caballo y rey.
Parece todo muy frívolo, pero os prometo que detrás hay un largo historial de lloros, angustia, inseguridad... Y sé que el físico no lo es todo.  Mi querida Mamá Gnomo (bloguera, tuitera y amiga 2.0) me decía que las delgadeces no dan la belleza, la da el alma. Estoy totalmente de acuerdo con ella pero tengo que puntualizar que ahora estoy más bonita por dentro porque estoy más contenta, serena, más segura de mi misma y, en definitiva, feliz.
Ahora me toca normalizar mi relación con la comida. Día a día será mi sustento y de vez en cuando, un banquete. Pero al día siguiente volverá mi vida sana. Porque ya puedo decir que no estoy a dieta. Simplemente he comenzado un nuevo estilo de vida. 
Y ahora, como en toda historia con final feliz, toca el turno de agradecimientos. Por supuesto, y lo primero de todo, a mi familia que ha confiado y creído en mi. Gracias por apoyarme en estos meses. Sin ellos no lo hubiera conseguido. A mis amigos que han compartido muchos almuerzos intentando adecuar su comida a la mía para que yo no lo pasara mal. A mis compañeros que día a día me dicen lo bien que estoy y me animan a la hora de comer. Y, sobre todo, a mi endocrina que, sin duda, me ha cambiado la vida. 

¡¡¡FELIZ MIÉRCOLES!!!

martes, 12 de mayo de 2015

Perlas de la Princesa: Jesús y los astronautas

La Princesa ya se está preparando para recibir su Primera Comunión. Es más, ya ha terminado su primer año de catequesis. Me parece increíble porque no hace dos días que estábamos bautizándola (y eso que la bautizamos con menos de dos meses) y ya estamos enfrascados con la Comunión. Si es cierto que en su cole (no sé en otros) la hacen muy pronto (ella la hará con 8 años para nueve) y encima dan 3 años de catequesis. Vamos, una diplomatura en toda regla. El caso es que durante la misa debe pensar en cosas que le dicen en catequesis y el domingo pasado, ya al final de la misa, me dice con voz y expresión de sorprendida y susurrando:

- Sabes mami que la vida de Jesús es una leyenda?
Y a mi que me encanta escarbar en sus ocurrencias le pregunto
- ¿Por qué dices eso? ¿Crees que Jesús no existió?
Y ella me aclaró
- Si mami, si existió. No es eso. Pero es una leyenda porque pasó hace muchos años, antes incluso que se inventaran los astronautas

¿Y esa comparación? ¿Por qué los astronautas? Dios mío, que no crezca más y me deje sin sus perlas.

¡¡FELIZ MARTES!!!

lunes, 11 de mayo de 2015

Ayer fui superwoman

Como lo leéis. Ayer Madrid se inundó de rosa y de más de 32.000 superwoman que quisieron recorrer una distancia de 7,2 kilómetros por una buena causa: bien por superación personal, por pasárselo bien, por luchar contra el cáncer de mama... Y yo, un año más, estuve allí como una superwoman más.
Foto: Facebook Carrera de la Mujer
Desde que empezó la carrera intenté empaparme de todas las sensaciones que sentía para luego poder trasmitíroslas. Pero fueron tantas y tan intensas, que no soy capaz. Todos los años me supero un poco más, arañando unos segundos a la última marca conseguida. Y mi motivación es clara: si ellas pudieron, yo también puedo. Y me refiero a todas aquellas mujeres que en un momento de su vida se encontraron con un desagradable obstáculo en su hoja de ruta, aún así siguieron con su plan establecido y pudieron esquivar esa piedra en el camino. ¡Son tantas y todas tan valientes!
Sea por esta causa o por otra, esta carrera es mágica. Trasmite buen rollo, positivismo, compañerismo... Tardé un poco menos de una hora en conseguir llegar a la meta y en esos 56 minutos que estuve corriendo me volví a dar cuenta de lo mucho que necesito a Mi Otro Yo, quien tiró de mi hasta el final; de lo mucho que puedo aunque me cueste salir de mi zona de confort, de lo afortunada que soy por tener todo lo que tengo y de que la vida, sencillamente, es maravillosa. Solo hay que saber apreciar las cosas, por muy pequeñas e insignificantes que sean, que te vas encontrando por el camino.
Y llegamos a la meta. Lo mejor. Y no por terminar ese sufrimiento (maldita cuesta de la calle Ferraz) sino por el subidón de adrenalina.  El pasar, un año más, por el arco de meta agarrada de la mano de Mi Otro Yo, con las lágrimas brotando de mis ojos y con la satisfacción de haberlo conseguido, no tiene precio, ¡qué momento!
Y como colofón, ayer me encontré con dos personas que me alegraron más el día. Una fue inesperada: la hermana de unos amigos que se han ido a vivir lejos y su sonrisa al verme me los acercó un poco. Y otra fue buscada. Después de casi 10 años sin vernos, volví a abrazar a una amiga que, pese a vivir en la misma ciudad, no nos hemos encontrado. Es una amiga 2.0. La conocí en un foro, nos vimos un par de veces, y nuestra a amistad se ha ido forjando en este tiempo. Es lo que tiene el siglo XXI. Ayer nos emplazamos en tomarnos un café. No fue fruto de la exaltación de la amistad que esta carrera provoca (como el alcohol). Y si lo fue, ¿qué más da? Lo importante es que esta carrera nos ha vuelto a juntar.
Y con las pilas cargadas y deseando ya que pasen 364 días para volver a correr, empiezo así la semana.

¡¡FELIZ LUNES!!!

domingo, 10 de mayo de 2015

Post escoba 2015: semana 19


Empezamos la semana dando la bienvenida al mes de mayo. El martes cuestionamos a las pruebas de evaluación de la LOMCE; el miércoles hablamos de la utopía de la conciliación; el jueves fue el momento de plantearnos la seguridad de nuestros hijos y el viernes os presenté a mi gran aliado en mi nueva forma de vida. Ayer, como forma excepcional, también estuve con vosotros para sortear la magnifica cesta de productos Ordesa (ya iba siendo hora de que celebrase el sorteo). Os diré que la mamá de Martina (la ganadora) ya se ha puesto en contacto conmigo y mañana mismo la cesta va rumbo a Ciudad Real. 

¡¡¡Y MAÑANA MÁS Y MEJOR!!

sábado, 9 de mayo de 2015

¡Ya tenemos ganador!


Con una semana de retraso, pero por fin ya tenemos ganador del sorteo de la esta magnifica cesta de productos Ordesa. El afortunado, además, podrá optar a ganar un Cheque Bebé por valor de 2.500 €. Solo tendrá que introducir el código de barras de los producto Blemil o Blevit que vienen en la cesta en www.vuelvelchequebebe.com.

Si  no eres el ganador, prueba suerte con los productos que compres. La promoción dura hasta junio incluido y puedes introducir tantos códigos como productos Blemil o Blevit compres. En total hay 9 cheques bebé en juego.
Y ahora si, el ganador de esta fantástica cesta es...

video
¡Muchas felicidades la mamá de Martina! Espero que esto sea el comienzo de una racha de suerte y consigas los 2.500 € para pagar esas vacaciones tan merecidas a tus padres por haberos cuidado tanto en los primeros meses con la peque en casa.
Por favor, mándame un e-mail con tu dirección para que te pueda hacer llegar la cesta. En caso de que termine el mes y no lo hagas, volveré a realizar el sorteo.

¡¡FELIZ SÁBADO!!

viernes, 8 de mayo de 2015

El gran aliado de la cocina de dieta

¿O debería decir de mi nuevo estilo de vida? Porque yo ya no me considero que estoy a dieta, sino que ha empezado mi nueva vida. De una manera u otra lo que vengo a contaros es que tengo un nuevo aliado para facilitarme la preparación de mis platos. Se llama Lékué.
Para quien no lo conozca os diré que se trata de una marca de utensilios de cocina (la mayoría, por no decir el 100% de silicona) para cocinar al horno, al microondas y al vapor.

Yo, de momento, tengo dos: la fiambrera y la vaporera. Fue un regalo inesperado de Mi Otro Yo y estoy entusiasmada con el invento. Desde que los tengo los uso casi todos los días. Ayer, sin ir más lejos, mientras hacía unas hamburguesas al Santo y a la Princesa, metí unas setas congeladas en la fiambrera, las puse 4 minutos al microondas y después incorporé el un filete de merluza con sal y curry. Lo volví a meter en el microondas 2 minutos y en menos de 6 ya tenía la cena hecha, sin nada de aceite y sin empantanar la cocina. 
El otro invento es la vaporera plegable, ¡qué solución! Primero porque no ocupa nada en la cocina y segundo porque mientras haces un caldo, por ejemplo, puedes cocinar al mismo tiempo. 
De momento no la he estrenado, pero este fin de semana caen unos berberecho al vapor, si o si. También estoy buscando una buena  receta de dumplings (empanadillas chinas al vapor) porque seguro que salen de vicio
Pero no todo iba a ser bueno. Si le tengo que poner un pero es el precio. Son utensilios caritos. Sin ir más lejos la fiambrera vale 20 €. Pero a la larga, aunque solo sea por el papel vegetal que te ahorras al hacer el papillote, lo amortizas. Y además, en portales como Privalia, siempre encuentras ofertas.  Así que habrá que estar atentos para ampliar la familia Lékué.

¡¡¡FELIZ VIERNES!!!

Este post NO está patrocinado (ójala)

jueves, 7 de mayo de 2015

¿Es fácil que se lleven a nuestros hijos?

Hasta hace un minuto pensé que la Princesa no se iría con ningún desconocido. Ahora lo pongo en duda. Vídeos virales como éste te hacen pensar. Es verdad que puede que todos los que salen en él sean actores y figurantes y no sea realmente un experimento sociológico, como te hacen ver. Pero por lo menos te alertan. Desde que la Princesa es más mayor voy mucho más relajada a los parques y sitios públicos. Y es un error, porque estoy convencida que un bebé con la presencia de un desconocido es más probable que monte la mundial si no ve una cara familiar. El caso es que solo me estreso cuando camina por detrás de nosotros (que lo hace mucho). Al fin y al cabo pienso que en el parque o por ejemplo en clase de patines (que se realiza en un sitio abierto) nos conocemos casi todos y ante algo irregular alguien lo vería. Pero me pongo en el supuesto caso del vídeo y desde fuera no hay nada que llame la atención. ¿Quién te dice que el del perrito no sea un amigo de la familia o un vecino? Yo desde luego, si veo esta escena en el parque no me alarmaría. 
Y luego está el tema de estos vídeos que rápidamente se viralizan, ¿Está bien concienciar así a los padres o es una manera de dar pistas a los que quieren llegar a los niños? Pues la verdad, no lo tengo claro. De lo que si estoy convencida es de que, aunque tenga 7, 12 o 15 años hay que estar con mil ojos puestos en ellos. Triste realidad, pero por desgracia realidad.

¡¡¡FELIZ JUEVES!!!

miércoles, 6 de mayo de 2015

¿Concilia qué?

Hay palabras en el diccionario que no sé muy bien qué pintan ahí. Por ejemplo, conciliación. ¿Realmente se utiliza? Quizá sea un sinónimo de utopía, pero no lo tengo muy claro. Y es una cuestión que me atormenta todas las noches porque se acerca peligrosamente el mes de junio y no sé que cuernos hacer con la Princesa. Este año que tendríamos que estar de celebración porque, después de mucho, por fin al Santo y a mi nos coinciden todas las vacaciones, la realidad es bien distinta. Todo muy emocionante a partir del 8 de agosto pero hasta entonces y desde el 22 de junio, ¿qué? 
Se me ocurren varias ideas como que pase esas 7 semanas con los abuelos, primero con unos y luego con otros. Pero me parece mucho tiempo para terminen de niña hasta el bigote, la niña de ellos hasta el idem y el asilvestramiento sea tal que luego sea imposible hacerla volver al redil. Otra opción es introducir en la ecuación un campamento de verano. Así nos controlamos todos un poco. Pero aquí surge la incompatibilidad de horarios y muchos de ellos de precios. También la puedo seguir dejando en el cole, pero me parece excesivamente cruel. Y otra opción es cambiar mis vacaciones, pasar menos tiempo los tres juntos y meterme yo en la fórmula mágica: abuelos, campamento, mamá y familia. Y aquí estamos, buscando opciones como el que busca a Wally.
Y hablamos de conciliación, ¿no? ¡Qué risa!

¡¡¡FELIZ MIÉRCOLES!!!

martes, 5 de mayo de 2015

Pruebas de evaluación ¿si o no?

No soy experta, pero creo que hay algo que no estamos haciendo bien. Anoche cenando casi se me atraviesan las verduras que estaba tomando. Eso me pasa por cenar con el telediario puesto. Desde ayer los niños de 3º de primaria se están enfrentando a las pruebas de evaluación que ha introducido la LOMCE. En estas pruebas se miden sus conocimientos en matemáticas o lengua. Por lo que tengo entendido, estas pruebas tratan de detectar sus debilidades y ayudarles de manera individualizada. Vamos, lo que viene siendo un examen de toda la vida.  No se les pregunta nada que no deban saber a su edad. Nada de trigonometría, ni física cuántica, ni oraciones explicativas ni disyuntivas. Solo adjetivos, problemas matemáticos sencillos y poco más. No supone ningún esfuerzo extra para los niños y, además, no cuenta en su expediente académico. 
Pero hay padres de alumnos que están en contra de que se evalúen a los niños. Según José Luis Pazos, portavoz de CEAPA (Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos) las pruebas pueden tener efectos negativos para los niños y su sentido común le desaconseja llevar a sus hijos al examen. Vamos a ver, vamos a ver. ¿Alguien me puede explicar qué efectos negativos puede suponer a un niño de 9 años hacer un examen? ¿Cuántos exámenes habíamos hecho ya a esa edad los que estamos empezando a peinar alguna que otra cana? ¿Estamos frustrados? ¿Volvemos a tener una plaga de padres helicópteros?
Pues yo a ese portavoz de la CEAPA le diría que mi sentido común me dicta que cuanto antes se enfrenten los niños a un reto y/o problema (fíjate tú que problema es describir a una bruja con tres adjetivos) menos frustraciones tendrá el día de mañana porque sabrá gestionar sus emociones y dificultades. Pero ya te digo que no soy experta, solo me rijo por mi sentido común (como el portavoz) que encima, es el menos común de los sentidos.
Eso me pasa por cenar con la tele puesta.

¡¡FELIZ MARTES!!!

lunes, 4 de mayo de 2015

Mayo

Menudo fin de semana reivindicativo: día del trabajo, día de la madre y ayer también día mundial de la libertad de prensa. Muchas cosas que celebrar, o no. Para muchos no, pero eso es como el que ve el vaso medio lleno o medio vacío. Yo siempre medio lleno y, por supuesto, si que celebro. Celebro tener un trabajo que me permite llegar a fin de mes, sin grandes pretensiones, pero me alcanza. En otros años hubiera ganado mucho más por el mismo trabajo, pero es la época que nos ha tocado vivir y hay que aguantar para salir del bache. Y aunque no tuviera trabajo, también lo celebraría porque, a Dios gracias, tengo capacidad de buscarlo. Estoy sana, estoy en plenas facultades físicas y mentales y ganas de trabajar. Seguro que algo encontraría. Precario o no, pero eso es otro tema. Pero seguro que en algo ocuparía mi tiempo. 
Por otro lado, el día de la madre. En estos tiempos más que nunca debemos reinvindicar el papel de las madres en las familias. La sociedad que nos rodea nos ha convertido en una especie de superwoman, aunque no lo seamos. Queremos llegar a todo, porque tenemos el patrón de nuestras madres que si lo hacían. Pero con una salvedad, muchas de ellas no trabajaban fuera de casa y, en caso de que así fuera, no se les exigía tanto como a nosotras hoy en día. Hay que estar al 100% en casa, en el trabajo, con la familia, amigos, hijos y eso nos obliga a estar todo el día corriendo sin zapatillas. ¡Ole por nosotras!
Y finalmente, y eclipsado por un día de exaltación de la maternidad, ayer fue el día mundial de la libertad de prensa. Y eso si que es para celebrar. Por lo menos en España. Desde esta tribuna puedo gritar, reivindicar, exigir, criticar, ensalzar... sin miedo a ser condenada, encarcelada o, incluso, ejecutada. No nos tenemos que remontar a muchos años atrás para ver que en nuestro país esto antes no era posible. Y tampoco irnos a un lugar recóndito de la tierra para ver que todavía existen lugares donde esta libertad es una utopía. Así que viendo el panorama, también celebro este día. 
¿Cómo se hubiera tomado la sociedad de otro tiempo o de otro lugar que una mujer ensalce su papel de mala madre (porque no soy superwoman y no puedo llegar a todo), recrimine en algún momento el papel de su marido en casa y exija más derechos en el ámbito laboral y personal? Prefiero no pensarlo que desde el viernes estoy de celebración.

¡¡¡FELIZ LUNES!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...