miércoles, 11 de febrero de 2015

Para mi ya es tarde

Desde que comencé a indagar por el mundo de la bloguesfera maternal, he descubierto cosas que me encantaría haber conocido antes y no lo he hecho, bien por desconocimiento o bien porque aún no estaban inventadas. Por ejemplo, hubiera adelantado el momento de la matronatación (solo disfruté un año con ella en la piscina), hubiera porteado más (desconocía en absoluto todo lo que gira en torno a ello) o le hubiera hecho unas fotos de bebé con alguno de los profesionales tan
maravillosos que he ido conociendo cuando ya era tarde. Y una de las cosas que hubiera agradecido enormemente es que Carrefour Baby hubiera crecido antes. Y es que desde 2012, Carrefour Baby ha ido creciendo a un ritmo imparable (casi como la Princesa) y actualmente cuenta con más de 120 referencias en el mercado entre alimentación, higiene, pañales y toallitas (ese gran invento de la humanidad).Mi pediatra (un hombre con gran experiencia y profesionalidad) siempre me dijo que todos los productos infantiles que hubieran pasado un adecuado control alimentario eran igualmente válidos para los niños. Nos empeñamos en hacer niños gourmet sin necesidad alguna. Así que de eso no me arrepiento. La Princesa fue variando de marca y ha sido y es una niña sana.
De lo que si me lamento es de que Carrefour Baby no hubiera sacado antes su gama de alimentación infantil. Fue en el 2012 cuando lo hizo y la Princesa ya comía sólido. Estoy convencida de que sí le hubieran gustado las tarrinas de fruta sin azúcares añadidos, los tarritos dulces hechos con fruta pelada y, lo más importante para mi, los tarritos salados cocinados al vapor con aceite de oliva. ¡¡Los viajes que se hubiera ahorrado la batidora!! Porque la Princesa, muy princesa ella desde la cuna, no consiguió jamás comerse un potito, ni dulce ni salado. Ahora ya no puedo hacer nada, más que disfrutar de la gama de higiene y recomendar a  mis amigos que lo prueben.

¡¡¡FELIZ MIÉRCOLES!!!

*Post patrocinado

4 comentarios:

  1. Pues realmente Rocio a mi lo de esta comida comprada no me da mucha confianza. Nunca le di a mis niños.

    ResponderEliminar
  2. Pues realmente Rocio a mi lo de esta comida comprada no me da mucha confianza. Nunca le di a mis niños.

    ResponderEliminar
  3. Ni las toallitas me parecen un gran invento,al contrario, están llenos de productos químicos que pueden ser dañinos y perjudiciales, como ftalatos, phenoxytanol o parabenos.
    Y no es hacer niños gurmet, es comer comida casera, con menos sal y menos azúcar que los potitos.

    ResponderEliminar
  4. Por supuesto los potitos no deben de convertirse en la única alimentación que prueben los niños pero no hay duda de que sacan de mas de un apuro y para salir a comer fuera son muy cómodos. Respecto a la gama de carrefour, Daniel usa los pañales de su marca y estoy encantada. Un besito de tu Reus

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...