jueves, 8 de enero de 2015

Quiero ser yo

Hoy finalizan mis vacaciones. Han sido las más largas desde mi baja maternal. Desde el 23 de diciembre no me he tenido que preocupar del e-mail, ni de llamadas, ni de la radio... 15 días para disfrutar de la Princesa, del Santo, de la familia, de mi tiempo libre, de mi casa... Y después de tanto tiempo hoy digo feliz, ¡qué bien que empezamos la rutina! Porque ya lo dice la sabiduría popular: lo poco gusta y lo mucho cansa. Y yo, sinceramente, estoy hasta el gorro de ser madre a tiempo completo. (Ahora aquí es cuando pierdo al 25% de mis seguidores y me bloquean hasta en Twitter). Pues si, soy una malamadre confesa. Entonces, ¿de qué os extrañáis? Estos 15 días en modo pegatina, han sido mucho. Es lo que tiene ser hija única, que mami se convierte en tu compañera de batallas. Adoro a la Princesa y me encanta estar con ella y compartir sus juegos. Pero también me gusta ser esposa, sin que nadie proteste porque me han dado un beso antes que a ella; me gusta ver la tele compartiendo manta para dos y no para tres; me gusta tener una conversación de adultos mientras como o ceno; me gusta disfrutar del silencio de mi casa y también, y gracias a Dios, me encanta mi trabajo.
Así que hoy, con la única pereza del madrugón, digo encantada que por fin empezamos el cole y el trabajo. Porque hoy, por fin, vuelvo a ser yo completa: madre, esposa y periodista.
 
¡¡¡FELIZ JUEVES!!!
(El mío muy feliz)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...