lunes, 12 de enero de 2015

De la 46 a la 38


Como ya os comenté la semana pasada, el engordar se va a acabar. Ya he visitado al endrocrino y en unos días comenzaré una larga y dura carrera de fondo que seguro que me va a dar más de una satisfación, aunque también ratos de sufrimiento porque, para que nos vamos a engañar, las dietas por muy buenas y equilibradas que sean, siempre llevan momentos de sacrificio, siempre  y cuando adores el chocolate, las pizzas, los bollos, las patatas fritas... Vamos, todo lo que engorde.
He llegado a un punto de mi vida en el que he cogido más peso que nunca. Solo estuve así de tremenda cuando el embarazo, pero llevaba un hermoso polizón dentro. Este despropósito es fruto de una larga temporada de dejadez, estrés, preocupaciones varias y gula (mucha gula). Mes tras mes, durante casi tres años, he visto como la báscula iba subiendo poco a poco y cada semana más. He pasado de una talla a otra y a otra más, sin importarme demasiado. Pero de pronto, mi cabeza ha hecho click y he sentido esa necesidad imperiosa de perder peso, de despojarme de esos 20 kilos que me sobran, dicho por la endocrina. Y ahora me siento preparada para hacerlo, para sacrificarme, para privarme de eso que tanto me gusta que es comer en abundancia. Hasta que ese click no se ha activado, no había nada que hacer. O estás convencida o ninguna dieta, por muy buena que sea, funciona.
Y no os voy a engañar, lo hago por estética aunque también por salud. Con la visita al especialista no solo he constatado la pila de kilos que me sobran, sino que también he descubierto que tengo la tensión alta y debo vigilarla.
Si me lo permitís, utilizaré esta tribuna para contaros mis logros, mis tropiezos y mis fracasos. Pero no os asustéis, solo sera una vez al mes. Será la manera de rendir cuentas y solo por el placer de decir que no os he fallado, seré ejemplar. Va a ser una versión on line de "Gorditos anónimos"
No voy a comentar ni la dieta que estoy siguiendo, ni lo que como, ni lo que dejo de comer. Y principalemente no lo voy a hacer por dos razones. La primera es por vosotros. Cada persona es un mundo y lo que me viene bien puede que no te venga bien a ti. Por eso es muy importante ponerse en manos de profesionales que te orienten, vigilen, asesoren y controlen. Yo he recurrido a un endocrino porque tengo un seguro médico que me lo facilita. Pero los médicos de familia de la seguridad social están igualmente capacitados para ello por no hablar de los centros especializados dedicados a la nutrición. Y la segunda razón por la que no comparto la dieta es por mi propio beneficio y un poco unida a la anterior. En esto, todo el mundo opina. Estoy segura que mi alrededor tendré cantidad de opiniones al respecto asesorándome de que no haga esa dieta porque es mejor la del pingüino, la de la naranja mecánica o la del doctor Dartakan (me las acabo de inventar, ¿eh?)
Espero que todos los que me estés leyendo y tengáis sobrepeso tengáis vuestro momento click y estéis tan motivados como yo ahora. Y aprovecho para agradeceros que me acompañéis en esta aventura de la 46 a la 38.

¡¡FELIZ LUNES!!
(El mío feliz y muy esperanzador)

6 comentarios:

  1. Ufff yo lo pienso y tiemblo!! La mía me ha hecho no cambiar mucho de talla. Es decir volver a la de preembarazo pero como luego vuelvo a embarazarme pues otra vez a la endocrina de cabeza!! Con la primera perdí 8 kilos, con el segundo embarazo que duró 3 meses perdí 4, con la Chica, 10 y ahora después de tener a la nueva creo que me tocarán otros tantos. Suma y te darán más de 20, así que te animo porque sí se puede aunque es horrible jajajajaja al menos para las tragonas, pero luego te ves tan mona... Sólo una cosa: ojo con las arrugas a veces son malignas y salen!!! Besotes y al toro!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por lo ánimos y por el consejo. No había caído yo en lo de las arrugas. Así que me cuidaré más de lo normal (que todo sea dicho de paso, es más bien poco).

      Un beso

      Eliminar
  2. Ánimo Rocío!! seguro que lo consigues!! por salud y por estética o por estética y salud, ambos están relacionados. Yo a ver si me compro equipación para salir a correr (con estos fríos!!), te voy avisando y si algún día puedes acompañarme hacemos ruta por el Ensanche. Un besote! Fdo. Mariola.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es otra de las cosas que tengo que hacer, ejercicio. Y no es una sugerencia, es por prescripción médica: 30 minutos de ejercicio al día. Veré de donde saco el tiempo.

      Gracias por el apoyo!!!

      Eliminar
  3. Mucha fuerza guapa!, yo creo que una vez que llega ese "click" hay que aprovechar y darle para adelante!
    beso

    Gri

    ResponderEliminar
  4. Muchos ánimos Rocio! Seguro lo consigues!
    Un besito

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...