viernes, 17 de octubre de 2014

Cultura desde la cuna

Aunque no me lo dice, yo sé que Mi Otro Yo piensa que soy muy friki cuando le enseño a la Princesa que los molinos de viento, que de un tiempo a esta parte decoran nuestros paisajes, se llaman aerogeneradores. Y quizá tenga razón, porque muy normal no es que sea. Pero, por suerte, la Princesa es una niña curiosa y bien contadas, este tipo de cosas le encantan. Como también le gustan las historias que le cuento al hilo de la actualidad, como cuando tocó ir a votar en las últimas elecciones europeas, la abdicación de Juan Carlos I o la entronización de Felipe VI. Pero no son cuentos, al fin y al cabo es cultura. Y yo voy contando que, seguro, algo quedará. Y con ello no quiero una niña pedante o repelente, que no lo es. Quiero que el día de mañana sea una persona culta y con interés de lo que suceda a su alrededor, más allá de lo que pase en Gran Hermano (que también podrá porque todo es compatible) o el mundo del colorín. 
Y si siempre he sido de esa idea, esta semana se me ha afianzado más si cabe. En uno de los medios del grupo de comunicación en el que trabajo estaba buscando un becario. Es un medio económico. Y el director, con el que suelo compartir muchas charlas de actualidad y chascarrillos del mundo empresarial, decidió hacer un test de cultura económica-empresarial para los candidatos al puesto. Y menos mal que es de buen talante porque otro hubiera echado a más de un candidato con gaitas destempladas. Desesperado está el hombre con la poca cultura empresarial que hay en este país. Pero la puntilla se la dio el candidato (estudiante de periodismo que opta a una beca a en un medio económico) al que se le preguntó quién era Tomás Pascual (presidente del grupo Pascual) y si pensárselo dos veces escribió el Ministro de Economía. Y ahí es cuando hay que aplicar aquello de que más vale mantenerse callado y parecer tonto que abrir la boca y disipar toda duda. 
Y como no quiero que la Princesa sea una inculta el día de mañana, yo seguiré contándole historias "de las que se inventa mamá", que no son otras que las que hacen la Historia que un día estudiará, o eso espero.
Y en cuanto a mi, he cogido un par de billetes (uno para mi amigo el director y otro para mi) para bajarnos un rato del mundo con la idea de airearnos, coger  fuerzas y prepararnos para la próxima.

¡¡FELIZ VIERNES!! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...