viernes, 19 de septiembre de 2014

Suegra y madre a tres paradas de metro

Ayer fue un gran día. Mucho trabajo (que no es malo si te gusta), comida con amiga (siempre es placentero) y cuando llego a casa... ¡¡¡mi teoría del metro hecho tip de malas madres!!! Menudo broche para terminar el día. Muchos pensaréis que soy tonta y encima con semejante afirmación. En cuanto a lo primero, es posible. Me emociono con cualquier cosa. Pero con ello soy tan feliz, que otros amargados lo quisieran. En cuanto a lo siguiente, así en frío me convierto de mala madre en mala hija y nuera en un abrir y cerrar de ojos. Y nada de eso. 
Yo adoro a mi madre. ¡He aprendido tanto de ella! Me parece una mujer valiente, luchadora, emprendedora... Mi Otro Yo y yo tenemos una relación con ella que sabemos que a muchos incluso les molesta. Mi madre no es mi amiga es mi madre, que es mucho más que eso. Y como a ella, me gusta la independencia y la libertad y no me gustan las ataduras y las supervisiones. No me gusta ni estorbar ni que me estorben. Por ello de ahí las tres paradas de metro. Es la distancia justa para estar cerca sin agobiarnos.  Ni yo a ella ni ella a mi. Es la distancia justa para que me tenga que llamar (o yo a ella) para saber si estamos en casa si queremos pasarnos. Ir para nada es una faena. No existe el pasaba por allí y subí a ver que tal. 
En cuanto a mi suegra es un encanto, servicial, atenta, madraza y abuelaza. Siempre dispuesta a quedarse con los nietos, pero la que más lamenta que no vivamos a su vera. Lo siento suegra. Ya sabes, al menos a tres paradas de metro....
Pero yo me pasé. Cosas del destino han hecho que esté a 14 paradas de mi madre y a 13 de metro y 7 de tren de mi suegra . Eso si, en coche en 20 minutos.

¡¡¡FELIZ VIERNES Y VIVAN LAS MADRES Y LAS SUEGRAS!!
(Siempre a 3 paradas de metro, por lo menos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...