jueves, 11 de septiembre de 2014

Perlas de la Princesa: fuera de juego

Hay determinadas cosas en la vida que por mucho que nos empeñemos en entenderlas algunas mujeres no lo conseguimos. Y la reina, por excelencia, es el fuera de juego del fútbol. Mi padre me lo habrá intentado explicar 125.021 veces y el Santo otras tantas. Pero nada. Sé que tiene que ver con el número de jugadores que hay entre el portero y el jugador que chuta el balón antes de meter gol. Pero vamos, que tampoco me importa mucho. Sigo siendo feliz sin saberlo y el día que lo entienda mi vida no va a cambiar. 
Pues bien, ayer la Princesa y su adorado Miguel (mi otro hijo, el "acoplado") estaban jugando al fútbol. Miguel, muy aficionado al deporte rey y que está en pleno aprendizaje del argot, chutó hacia la Princesa, metió gol y gritó ¡Princesa, fuera de juego! ¿Y cuál fue la reacción de la Princesa? Ir en mi busca, en un mar de lágrimas, toda despechada porque su querido amigo le había expulsado del juego y ya no quería jugar con ella. La pobre no entraba en razón porque no entendía lo del fuera de juego. Ella entre sollozos nos trataba de contar que no había hecho nada para que Miguel ya no quisiera jugar con ella, mientras el Santo y yo tratábamos de explicarle que era una regla del fútbol y que claro que su amigo queria seguir jugando con ella. Y nos costó un rato. Ahora, ya le he advertido que ni lo entendió ayer, ni lo entenderá hoy y tampoco mañana. Pero también le he dicho que se puede tener una vida plena sin saber que es un fuera de juego.

¡¡¡FELIZ JUEVES!!!

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...