miércoles, 13 de agosto de 2014

Y todo ¿para qué?

Escribir a toro pasado es fácil, pero bien lo sabe Dios que este tema ya lo he hablado con Mi Santa Madre este fin de semana. He sentido muchísimo el fallecimiento del sacerdote Miguel Pajares. Primero, y ante todo, porque siempre es triste la muerte de un ser humano y después, porque era el peor de los desenlaces de este sin sentido que ha sido el traslado del enfermo a tierras españolas. 
Hace unos días era una absoluta ignorante del ébola. Ahora, después del bombardeo de noticias sobre el tema, ahora me puedo declarar ignorante sin más.  Lo que no sabía es que es prácticamente incurable y, mucho menos, lo que cuesta repatriar a un enfermo en las condiciones en las que se trasladó a Miguel Pajares: 500.000 euros, ahí es nada. 
No voy a entrar en detalles de que si es gobierno lo hizo por ser sacerdote. Me voy a quedar con la idea de que lo hizo por ser un súbdito español y que lo hubiera hecho igual si hubiera sido un miembro de cualquier ONG agnóstica. Pero sí que voy a ahondar en el carácter religioso del Padre Miguel para preguntarme si él hubiera querido que el gobierno de su país se hubiera gastado ese dineral para intentar salvar su vida. Y no solo su gobierno sino también la Orden de San Juan de Dios, a la que pertenecía el sacerdote. Creo que no hace falta recordar que España ha vivido una de las peores crisis económicas de los últimos años y que, precisamente, la sanidad ha sido una de las más perjudicadas. Por ejemplo, a bote pronto, ¿cuántas vacunas de la varicela se hubieran podido suministrar con ese dinero? El ébola, efectivamente mata pero la varicela también lo puede hacer. Y sino que se lo pregunten a los padres de la niña de tres años que murió en marzo. ¿Hay ébola en nuestro país? No ¿Y varicela? si.
Cuando el Padre Miguel Pajares aceptó o asumió (no sé si esas cosas se imponen) su destino a Liberia sabía donde iba y a lo que se enfrentaba. Y estoy segura de que, de estar en plenas facultades, él no hubiera permitido este derroche.
En fin, otro día que tengo que pedir que paren el mundo para bajarme un ratito. A pesar de todo os deseo un...
¡¡¡FELIZ MIÉRCOLES!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...