jueves, 7 de agosto de 2014

Nuestro Chill Out

Este verano está siendo raro en cuanto a mi rendimiento bloguero. Estaba convencida de que en estas vacaciones no solo iba a cumplir religiosamente con mi compromiso diario sino que además iba a dejarme alguna que otra entrada en la recámara para imprevistos. Y lo creía porque además de que no tengo nada que me atormente, este año en el jardín del Lugar Donde Siempre Me Gusta Ir hemos creado un rincón, al que hemos denominado chill out, perfecto para escribir.
La idea surgió ante la necesidad de tener un sitio en el que los adultos nos sentáramos a charlar tranquilamente en la sobremesa o al atardecer. Evidentemente ya existía, pero era de Mis Santos Padres. Así que por el artículo 33 decidimos no instalar la piscina hinchable que desde hace algunos años invadía el jardín y lo cambiamos por el chill out. 
Nos hemos gastado muy poquito y ha sido divertido prepararlo. La instalación deportiva "Phil &Froi" (o lo que es lo mismo la piscina hinchable) se colocaba sobre una plataforma de cemento que habíamos mandado construir al ser un jardín en cuesta. La piscina, además, estaba rodeada de césped artificial. Así que con las mismas, cogimos el césped, lo recortamos y alfombramos la plataforma de cemento. Y oye, ni hecho a medida. 
Después fue el turno de los muebles. Para los asientos tiramos de la moda vintage y del trastero sacamos dos butacas de mimbre que mi abuela tenía en un cuarto. Las pintamos de blanco y pusimos unos almohadones que Mi Santa Madre hizo para esos sillones cuando ya los recuperó ella para algo parecido. También recuperamos un banco de madera y forja, regalo de boda de unos grandes amigos a Mi Otro Yo, que decidimos cambiarle el aspecto tratando la madera como si fuera teka.

Solo compramos la sombrilla (el pie también es reciclado), la mesa del centro (la famosa mesa Lack de Ikea 24, 99 €), la mesa auxiliar (también de Ikea modelo Lindved 15,99 €), amén de los detalles como las velas, portavelas o el invernadero.



El rincón no puede ser más apetecible y, encima, tengo cobertura, un bien preciado por estos lares. Entonces, ¿qué es lo que me impide escribir? Tengo el sitio, tengo las ideas, tengo la cobertura, tengo el medio, tengo tiempo... Si, tengo todo pero ¡¡¡no tengo paz!!!
La Princesa lleva todo el verano con sus primos y ahora que no están los echa de menos. Y a falta de primos buena es mami. Y la Princesa se ha convertido en mi sombra, mi pegatina, mi aura, mi tatoo... Y me invade mi espacio, me quita el aire, mi paz y mis ganas de escribir.
Y llegará el día 11 y vendrán los primos y yo podré escribir en mi chill out. Pero para entonces será tarde porque ya estaré trabajando. 
Pero bueno, siempre me quedarán los fines de semana y las tertulias en el chill out con el Santo, Mi Otro Yo y el Doctor Anónimo que es la verdadera finalidad de este rincón que con tanta ilusión hemos creado. 

¡¡¡FELIZ JUEVES!!!

2 comentarios:

  1. Menuda chulada de chill out!! Ojala mi minipiso tuviera un sitio tan acogedor para mi. Un abrazo y paciencia con la princesa.}

    ResponderEliminar
  2. Qué lugar más chulo, muy acogedor y muy bien montado. Que lo disfrutéis.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...