martes, 1 de julio de 2014

Teruel existe

El año pasado por esta fechas decidimos pasar el fin de semana en Cuenca para celebrar nuestro cumpleaños y el aniversario de boda. Y fue una celebración familiar porque nos llevamos a la Princesa. Resultó todo tan agradable que este año hemos decidido repetir. El destino ha sido Teruel que, por supuesto, existe. 
Como el Santo trabajaba el sábado por la mañana, nos fuimos nada más comer. Como se dice en mi casa, con la pera en la boca. El viaje desde Madrid es muy cómodo, pese a que no todo el camino es autovía, y en 3 horas nos plantamos en la puerta del Parador.  Ese era el antojo de los mayores. Me encanta hospedarme en cualquier Parador. No tanto por su estética (mi padre está convencido de que en los Paradores hay espíritus debajo de tanta armadura) sino por el trato y el desayuno. ¡¡Lo que me gusta a mi un desayuno en un parador!!! El Parador de Teruel es de los que podíamos llamar cortitos. Es de cuatro estrellas pero nada tiene que ver con otros como el de Zafra o el de Zamora (dos de los que conozco) y mucho menos con el de Santigo o León. La gracia que tiene es que, al no estar en el centro de la ciudad, dispone de una piscina muy agradable y de un jardín en el que en las noches de verano hacen barbacoa. En cualquier caso es muy recomendable.
 El sábado lo dedicamos a conocer la ciudad. Como era poco tiempo el que teníamos, decidimos coger un tren turístico y mientras recorríamos el casco histórico nos iba explicando algunas cusirosidades como que famoso torico es como yo, pequeño (37 cm) pero pesado (60 kilos). Nota viajera: el tren sale de la llamada plaza del Torico y de la plaza de la Constitución. Si se va con tiempo es absolutamente prescindible el viaje en tren porque lo emblemático de la ciudad está concentrado y se puede visitar perfectamente a  pie. 
Tras la visita cenamos en el Mesón Óvalo, situado en el paseo del mismo nombre. Pese a que estaba recomendado en varias guias nos pareció correcto sin poner los ojos en blanco. Al irnos vimos que las tapas del sitio de al lado tenían muchísima mejor pinta. 
El domingo fue día infantil  y nos fuimos a Dinópolis, un parque temático para los amantes de los dinosaurios. Los que vayan en busca de un parque de atracciones al uso, que se de la vuelta porque de eso tiene más bien poco. Tampoco hay que ser un entendido en la materia. La Princesa, de hecho pasaba bastante de ellos y le encantó. 
Lo que más me gustó del parque es su tamaño, perfecto para recorrerlo de cabo a rabo sin perder la vida en el camino. También nos encantó la poca gente que había (me imagino a los promotores les gustará menos ese detalle). Tras pagar la entrada (teníamos un descuento del 50% y por los tres pagamos poco menos de 38 €) nos hicimos con un mapa y lo primero que hicimos fue ver los espectáculos con horario. Así que programamos la alarma del Iphone para que nos avisara con 15 minutos de antelación para llegar a  cada espectáculo. Hay cuatro, dos infantiles y dos para para familia. Nosotros solo optamos por los primeros y la Princesa disfrutó muchísimo. 
En cuanto al resto de las atracciones, nos gustaron especialmente tres: El viaje en el tiempo y el último minuto (en el primero en una vagoneta y en el segundo en una barca) vas recorriendo la historia de los dinosaurios; y el T-Rex, una recreación de una Tiranosaurio Rex impresionante.

El parque lo completa el museo palontológico de Teruel, en el que conocimos fascinados la historia, dimensiones y otras curiosidades de los dinosaurios; una zona de atracciones para los más pequeños y una palosenda donde la Princesa jugó a ser paleontóloga. Creo que solo se me olvida el rocajuegos, donde pintan las caras ¡gratuitamente! y los pequeños pueden dibujar, y el simulador 4D que no pasamos porque es para mayores de 1, 20 cm (yo casi no entro).

Y después de 6 horas de parque temático, tocó el momento de la despedida. Sin duda, una escapada ideal para ir en familia.
Lo mejor (a parte de la compañía) lo cuidado que está el parque, el precio, la poca gente y el carácter didáctico del parque. Lo peor que está limitado en edad. Creo que es solo es atractivo para niños de entre 4 y 10 años.
¡¡FELIZ MARTES!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...