lunes, 21 de julio de 2014

Perlas de la abuela



Vuelvo después de una semana de silencio. Han sido unos días de descanso bloguero no premeditado. Surgió sin más. Un día sin escribir, otro y otro más y así hasta una semana. Y lo mejor es que en ningún momento me he sentido mal por no escribir y he vuelto cuando realmente me lo ha pedido el cuerpo. Quizá el hecho de que esté de vacaciones me ha ayudado a retomar este maravilloso hobby. Y vuelvo, como no podía ser de otra manera en periodo de vacaciones, con una sonrisa.
Muchas han sido las veces en las que he dicho la suerte que tiene la Princesa en tener las abuelas que tiene. Y en lo que se refiere a la abuela paterna, yo comparto esa suerte, en este caso como suegra. Rompiendo tópicos, mi suegra deja el mundo correr, el matrimonio correr y nunca se mete en las decisiones que adoptamos el Santo y yo, ni como pareja ni como padres. En eso he de decir que se parece a mi madre. Pero si por algo se caracteriza mi suegra es que en ocasiones escucha campanas y no sabe donde...
Esta semana pasada le contaba al Santo que mis dos sobrinos pequeños habían estado en el Parque de Atracciones y que a mi sobrino Jorge le había dado mucho miedo "goma espuma". ¿Goma espuma? ¿No sería Bob Esponja?
¡¡Feliz lunes!!!

2 comentarios:

  1. jajaja...muy bueno lo de "goma espuma"! espero que esten pasando unas vacaciones tranquilas...besos

    Gri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Mónica con enfriamiento pero por lo demás muy tranquilas. Y muy contenta al enterarme de que los tucanes continúan juntos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...