viernes, 25 de julio de 2014

La Receta: Caldeirada de Raya

¿No os ha pasado que nunca habéis oído hablar de algo y de pronto, en poco espacio de tiempo, todo gira en torno a esa cosa? Eso es lo que me ha pasado con la raya. Mira que han sido las veces que he venido a Galicia y estas han sido las terceras vacaciones consecutivas que estamos disfrutando en tierra gallegas y no ha sido hasta este año que no he descubierto la raya. Sabía perfectamente como era el bicho en cuestión, pero ni sabía que se comía y mucho menos que era típico gallego. Y con tan suculento manjar nos recibió Mi Otro Yo a los pocos días de llegar aquí. En honor a la verdad diré que la hemos comido dos días, cocinada de dos maneras diferentes: empanada y en caldeirada. Y el motivo no es otro que parece que de un año para otro se le olvida la discordancia de medida que hay entre los de la capital y los lugareños (lo que para ellos es una ración para nosotros es ración y media) y al mandar al Dr. Anónimo al mercado se presentó con raya continúa y discontinúa y todas las rayas habidas y por haber.  Empanada está rica pero en caldeirada... ni os lo imagináis. Y os digo lo de las casualidades porque Vicky, la ganadora de Masterchef, y mi favorita casi desde el principio, cocinó un plato de raya en la final.
Aquí va la receta de Mi Otro Yo que sacó de otro gran gallego, Recetas de Rechupete. Y claro, una plato cocinado por una casi gallega, sacado de un recetario de un gallego, con productos gallegos y comido en la ría de Pontevdra, ¿cómo creéis que me supo? Pues a gloria. Espero que os guste.

INGREDIENTES
  • 2 kg de raya
  • 1, 5 de patatas
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera
  • Aceite
  • Vinagre
  • Sal gorda
PREPARACIÓN

En una cacerola grande ponemos a hervir agua y cuando ya esté en ebullición echamos la sal, las patatas peladas y cortadas en cuartos y la cebolla pelada y cortada en gajos.
A continuación limpiamos las impurezas de la raya, la salamos y la incorporamos al agua. No deben cocer más de 6 minutos. Pasado ese tiempo, lo retiramos del fuego y lo dejamos reposar en el caldo de cocción mientras preparamos la ajada.
Para ello, en una sartén echamos 3/4 partes de un vaso de aceite de oliva y calentamos a fuego medio. Mientras, cogemos 2 dientes de ajo y los damos un golpe para que estallen y el aceite coja el sabor del ajito. Incorporamos el ajo cuando el aceite esté caliente pero no debemos dejar que se queme. Cuando veamos que el ajo esté dorado, retiramos la sartén del fuego y con el aceite casi frío incorporamos poco a poco el pimentón para que no se queme. Terminamos pasando la ajada a una salsera y añadiendo un chorrito de vinagre. 
Por su parte, la raya y las patatas las emplatamos en una fuente grande para que cada comensal se sirva la cantidad que quiera y añada por encima la cantidad de ajada que desee.
De verdad que es un manjar. Muy recomendable.

¡¡¡¡FELIZ VIERNES!!!



1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...