lunes, 30 de junio de 2014

Desmitificando la noche de bodas


Hoy hace 7 años que el Santo es mi marido. A las 13.15 horas entraba en el patio del Castillo Magalia de Las Navas del Marqués (el lugar donde siempre me gusta ir) y a los pocos minutos daba el si quiero a la persona que hoy me hace muy feliz y que me hizo madre, que no es otro que el Santo. Y lo hacía ante nuestras familias, amigos más allegados y ante un juez de paz cabreado como una mona porque llegué 15 minutos tarde. Fue una ceremonia sencilla y muy emotiva. Ambos volvíamos a confiar en alguien pese a que la primera vez no salió bien. Por convicciones religiosas me hubiera gustado ser ante Dios y en una iglesia. Pero esa es otra historia. 
Así que tras mis dos experiencias me siento acreditada para afirmar que la noche de bodas es una auténtica engañifa. Vuelvo a reiterarme que el cine ha hecho mucho daño y en esta ocasión también. En el mundo irreal, los novios se retiran a sus aposentos con la misma vitalidad que se levanta un niño tras dormir 12 horas. Entonces entran en su casa/hotel y él le quita sensualmente el vestido (o sexualmente arrancándoselo) hacen el amor y a la mañana siguiente se despiertan desnudos, abrazados y con un semblante que irradia felicidad. Pues bien, todo o casi todo es mentira.Vamos por partes.
El primer problema es el tema del vestido. Si es como el mío (el primero) que llevaba choporrocientos botones a la espalda y no había quien me lo quitase, es más que probable que el novio termine jurando en arameo y con los dedos adormilados de tanto desabrochar. Así que con el segundo fui más práctica y era fácil de quitar. 
Ya sin vestido llega el segundo chasco. Cuando eliges el vestido y te dicen, nada de encajes ni relieves para la ropa interior, a ser posible lisa y color carne o visón, la que jura en arameo eres tú y más si el novio es como el Santo que está tratando de que se reforme la Constitución para que en sus primeros artículos se prohiba taxativamente el color carne para la ropa interior. 
Luego esta el tema del peinado. Un día cualquiera llevas el pelo recogido y al llegar la noche te lo sueltas. Para ello solo te quitas la goma y/o pinza y lo más es que se te haya quedado la marca de la goma y/o pinza.  Pero con el peinado de la boda es diferente. Lo que no sabe el pobre novio es que bajo ese recogido, aparentemente sencillo, hay tantas horquillas que se podría reproducir en escala casi real la mismísima Torre Eiffel. Y lo peor está por llegar. Porque cuando la sufrida novia por fin se deshace de tanto metal, ríete tú de los cardados de Alaska. 
Pasamos al tema maquillaje. El día de tu boda es igual de bonito como de cansado. Primero porque llevas unos días de no parar con los últimos preparativos. Después porque la noche anterior es posible que duermas poco por culpa de los nervios y finalmente porque es un día que no paras. Pero no hay maquillaje que no cubra las ojeras amén del inoportuno grano que siempre sale en ocasiones especiales. Así que cuando ya ha pasado todo cuentas los segundos para poder quitarte esa capa que parece más fondant que maquillaje. La retirada no es fácil, pero con paciencia se consigue. Y una vez más lo peor está por llegar: adiós maquillaje, hola ojeras y grano(s). Bienvenidos a la fiesta del cardado. 
Y después de varias horas desabrochando botones, quitando horquillas, con el pelo cardado, las ojeras al estilo oso panda, algún que otro grano y agotada del día tan intenso das la bienvenida a la vida marital.
Puedes tirar por la calle de en medio. Arrancando el vestido, dejando las horquillas y el maquillaje y pasando de todo. Ahora bien, ni te quiero contar el careto de la mañana siguiente con el recogido de aquella manera, el maquillaje todo corrido y tu marido sin las dos copas de más que le habían llevado a la exaltación de la amistad. 
En cualquier caso, aunque la noche sea una engañifa, el día no lo es. Y ahora mismo, sin pensarlo dos veces,  me teletransportaría al 30 de junio de 2007 con mis horquillas, mi cardado y mi fondant de maquillaje. 

¡¡¡FELIZ LUNES!!
(El mío muy feliz)

domingo, 29 de junio de 2014

El post escoba: semana 26

Esta semana ha sido cortísima. No por falta de tiempo, como otras ocasiones, sino por ganas. He querido aprovechar al máximo mi semana de mala madre sin Princesa. Y así os lo contaba el lunes. El martes preguntaba sobre los planes para los más peques durante sus vacaciones y las no vacaciones nuestras (¡¡viva la conciliación) Y el miércoles os contaba mi experiencia haciendo selfies. Y ya. Fin de la semana. 

¡¡Y MAÑANA MÁS Y MEJOR!!

miércoles, 25 de junio de 2014

El selfie no es para mi


Nos estamos volviendo locos con eso de los selfies. Yo que tengo la suerte de trabajar en el centro de Madrid, no doy crédito cuando veo a los turistas hacerse selfies delante de algunos de los monumentos más emblemáticos de la ciudad. Me dirás tú que se verá del monumento en cuestión. Yo entiendo el selfie cuando vas solo y te apetece inmortalizar el momento. Pero yendo un grupo, ¿no será más útil hacer lo de toda la vida de Dios de uno hacer la foto y el resto posar o pedírselo a un viandante?
Yo es que soy antiselfie porque si ya me cuesta que me hagan fotos porque nunca me gusto, como para hacerme un selfie. Porque yo creo que la altura de la persona influye. Más que nada por el largo del brazo. Pero como yo soy metro y medio y mi brazo es pequeño (aunque proporcionado a mi altura) me hago unos primeros planos que la papada es lo más parecido al pico de un pelícano. Y eso tiene remedio. Ayer en el Parque del Retiro vi a unos adolescentes con alargador para hacerse selfies. Y allí iban los dos haciéndose fotos con todo lo que se movía. Porque esa es otra. Los selfies van con la edad. La cuidadora de los niños de una amiga, además de tener ventipocos años, tiene 800 selfies subidos a Facebook.¡¡Y la tía sale bien en todos!! Lo que no sé es cuantas fotos se hizo antes de tener esas 800 tan monas (y mi amiga prefiere no saberlo. Más que nada por el tiempo que habrá perdido en su casa).
Pues eso que como ya no soy tan joven, tengo papada, soy pequeña y no tengo alargador de móvil, que el selfie se lo hagan otros. 

¡¡¡FELIZ MIÉRCOLES!!!

martes, 24 de junio de 2014

¿Qué hacemos con los niños en verano?


Comienzo mi segundo día sin la Princesa y  sigo feliz, aunque me da mi cosita pasar por su habitación. La verdad es que los que tenemos padres (abuelos) o cuidadores (que no es mi caso) ¡qué suerte tenemos en tiempos de vacaciones! Eso de que los niños tengan casi 12 semanas de vacaciones y los papis, en el mejor de los casos 8 si primero se coge las vacaciones uno y luego el otro, se convierte a veces en un problema. Y aunque haya abuelos, no podemos abusar de ellos por el bien de los niños y de los propios abuelos. Ellos están para malcriar y no para educar y estoy segura de que las autoridades europeas no permiten malcriar a los niños por más de una semana o semana y media. 
Así que siempre se plantea el dilema, ¿qué hacemos con los niños en verano?  Cuando en la oficina hablamos del tema surgen soluciones de los más variopintas, pero la necesidad obliga. Muchos son los que deciden apuntar al retoño al campamento de verano del cole; otros tiran de abuelos (como yo en parte); otros disfrutan las vacaciones con su pareja al más puro estilo Lady Halcón, cuando uno termina el otro empieza; y otros, como Mi Otro Yo y la menda, hemos decidido probar cosas nuevas.
El cole era siempre nuestra opción. Pero este año han terminado muy cansados. Así que hemos descubierto un campamento urbano con muy buena pinta en el que los niños se convierten en exploradores. Desde que se lo contamos están ansiosos por empezar y estoy segura de que lo van a disfrutar porque van a hacer algo nuevo, van a salir de la rutina y van a hacer amigos nuevos. Así que ya están contando los días para empezar a hacer dibujos de animales y plantas, aprender  sobre los seres vivos, hacer experimentos y una gymkana de exploración y juegos. Y vosotros, ¿qué vais a hacer con los niños? 

¡¡¡FELIZ MARTES!!!

He decidido no poner el nombre del campamento porque las actividades al aire libre se desarrollan en lugares públicos. Aquí expongo mucho la vida de la Princesa, pero siempre en tiempo pasado. Hay mucho loco y no sabes quien va a leer ésto. Así que cuando termine el campamento, y si estoy satisfecha, prometo escribir sobre él.

lunes, 23 de junio de 2014

No sin mi hija, ¿o si?

Hoy comienza el primero de los próximos cuatro días en los que estaremos sin la Princesa. Está como una reina en casa de los abuelos. Y yo estoy espectante, ilusionada, emocionada y todos los "adas" positivos que os podáis imaginar. Son lo cuatro días al año en los que la casa recupera su orden permanente, en los que recupero al Santo, en los días en los que le puedo besar sin escuchar inmediatamente después un...¡y yo qué! Cuatro días en los que puedo quedar con amigas para tomar café, en los que puedo ir al dentista, a la peluquería o ir a la manicura y volver a casa sin tener que ir corriendo sin zapatillas. Cuatro días en los que puedo ir al baño sin escuchar al otro lado de la puerta... "estás haciendo pis o caca" (la Princesa es muy escatológica). Cuatro días en los que no me tengo que preocupar por la comida o la cena porque con cualquier cosa nos apañamos; en los que puedo salir a pasear cuando se quite el sol; en los que no se escuchan dibujos animados o simplemente no se escucha nada.  Cuatro días en los que el "no sin mi hija" se convierten en "por supuesto que si". Cuatro días de felicidad para todos: hija, padres y abuelos, ¿alguien da más? 
Esta entrada puede resultar un poco cruel para las mujeres que están tratando de ser madres. Pero os aseguro que cuando lo consigáis (que lo conseguiréis porque la ciencia ha avanzando que es una barbaridad) os acordaréis de estas líneas.

¡¡¡FELIZ SEMANA!!
(La mía os aseguro que lo va a ser) 

domingo, 22 de junio de 2014

El post escoba: semana 25

Comenzamos la semana con una nueva perla de la Princesa. El martes hablamos de la importancia de los primeros auxilios. Os recuerdo que periódicamente y con ayuda de Mi Otro Yo (médico) dedicaremos una sección fija de consejos. El miércoles os acerqué una experiencia única para sentirte un poco especial por un día (si no os habéis apuntado todavía tenéis tiempo hasta las 23.59 del domingo 22 de junio). El jueves fue mi cumpleaños y de nuevo quiero agradecer todas las muestras de cariño que recibí. Y despedimos la semana con un rico y refrescante granizado de limón. 

¡¡Y MAÑANA MÁS Y MEJOR!!

viernes, 20 de junio de 2014

La Receta: Granizado de limón (Thermomix)


¡Qué bonito es el amor y cómo se cambia con los años! El primer verano que viví con el Santo le hacía a menudo granizado de limón, que le encanta. Pero pasaron los años y nunca más. El domingo por la noche el Santo tenía antojo de granizado de limón. Y yo, que estaba dispuesta a acostarme antes de las 11, sabiendo que en mi caos de nevera había limones, cambié los planes y le sorprendí. Lo que no sabía es que cuando ya estaba preparado, había que ponerlo en un vaso mono, con una pajita curiosa y buscar un fondo apañado para hacer una foto. Ventajas e inconvenientes de estar casado con una bloguera, jeje. Ahí va la receta, que es muy sencilla y rica.

INGREDIENTES
  • 4 limones
  • 150gr de azúcar
  • La piel de 1 limón. (A la hora de pelarlo, hay que tener cuidado de que solos se a la parte amarilla porque la blanca amarga)
  • 500gr de agua
  • 500gr de hielo   
PREPARACIÓN

Lo primero que tenemos que hacer es preparar el azúcar pulverizándolo 20 segundos a velocidad progresiva de 5 a 7. A continuación incorporamos la piel del limón y programamos 20 segundos también a velocidad progresiva de 5 a 10. Incorporamos lo limones, bien pelados sin parte blanca y sin pepitas, y el agua y trituramos 2 minutos a las mismas velocidades que anteriormente. Terminamos agregando los hielos y programando a velocidad 5 hasta que dejemos oír los hielos sobre el vaso de la Thermomix. 

¡¡FELIZ VIERNES!!
¡¡Último día de cole!!

jueves, 19 de junio de 2014

Hoy ha sido mi cumpleaños


Pues sí, hoy ha sido mi cumpleaños. 42 castañas las que me han caído. Y no me avergüenzo ni me acomplejo al decirlo porque estoy muy orgullosa de cada uno de ellos. Y no he querido publicar esta entrada hasta bien entrada la noche no fuera que le quitase el protagonismo a Felipe VI.
He comenzado el día desayunando con Mi Otro Yo (que por supuesto también es su cumple) para luego irnos a despedir al padre de nuestra más vieja amiga Ana Madrina (del Club de los Martes). Mal empiece para uno de mis días preferidos del año, pero teníamos que estar allí como él estuvo tantas veces con nosotras, como cuando se quedaba en la puerta de Oh! para llevarnos a casa.
Pero aún así ha sido un día feliz porque un año más me he sentido muy querida y ¿hay mejor regalo que ese? Desde ayer, rozando la media noche, cuando mis amigas del parque me sorprendieron con una tarta hecha por una de ellas (Diana, gracias una vez más), no he recibido más que muestras de cariño. He sentido el calor de todos los míos: familia, por supuesto; amigos, compañeros, vecinos... por todas las vías imaginables: personalmente, telefónicamente (tarea complicada para mi porque ayer metí el Iphone en un plato de acelgas y tiene dañado el micrófono), Facebook, Twitter, Instagram, por correo, por Whatsapp... Todos los que tenían que dar señales de vida las han dado y los que no, seguro que ha sido por despiste. Había motivos para distraerse porque hoy ha sido un día histórico.
Y me voy a dormir feliz porque no puede ser de otra manera. Gracias a todos por vuestras felicitaciones y por conseguir un año más que hoy haya sido uno de mis días preferidos del año.

¡¡¡FELIZ JUEVES Y... VIVA EL REY!!!

miércoles, 18 de junio de 2014

¿Alguien se apunta?


Los que me sigáis desde hace tiempo, sabréis que en alguna ocasión me he preguntado que por qué me empeño en ser plebeya si lo que yo quiero es ser princesa. Pues bien, princesa no sé pero sentirme especial voy a intentarlo. Una buena amiga (no sé si acordándose de esa famosa entrada) me ha metido los perros en danza para que nos apuntemos al Fans Open Day de Alain Afflelou. Los elegidos recibirán una sesión de visagismo de Nuria González, estilista, autora del blog “100 vestidos”, una sesión de maquillaje de manos de Natalia Belda, y además habrá una sesión de fotos con un fotógrafo profesional con la nueva colección de gafas de Afflelou. Y además de llevarte las fotos en formato digital, puedes escoger uno de los modelos y llevártelos a casa. Y todo esto en un ambiente muy exclusivo…
Para conseguirlo yo he hecho esto: 
  • Paso 2: Tuitear el siguiente mensaje: ¡#YotambiénQuiero ser la estrella de #AfflelouFansDaycc @AFFLELOU_OPTICO! http://bit.ly/Fans-Day
El plazo para participar termina este domingo 22 de junio a las 23.59 horas.
 

Aprovechando que en esos días la Princesa está con los abuelos, voy a intentarlo. Y si me toca y me ponen guapetona, luego trataré de liar al Santo para que me invite a cenar. ¡¡¡Habrá que amortizar el maquillaje!! ¿Te apuntas?

¡¡¡FELIZ MIÉRCOLES!!
Un solo madrugón y dos días de clase para gritar ¡¡adiós cole!! ¡¡Hasta septiembre!!

martes, 17 de junio de 2014

Primeros auxilios


 ¿Sabías que ante una herida nunca debemos usar algodón o alcohol? ¿que si nuestro hijo se atraganta no debemos darle en la espalda a no ser que esté inclinado hacia delante? ¿que nunca debemos hacer un torniquete salvo en casos de amputación? ¿que si nuestro pequeño ingiere alguna sustancia tóxica no debemos darle nada, ni agua, ni leche sino llamar al 915620402?... 
Yo era de las que no lo sabía hasta el sábado que tuve la suerte de asistir a un curso de primeros auxilios organizado por Madresfera en el centroValle 36 de la mano de su director técnico, Álvaro Bargues de Centro Valle 36. El centro está genial que merece un post aparte (próximamente) y el curso pese a las 3 horas de charla y el mal rollo con el que terminamos imaginándonos supuestos de heridas, amputaciones, atragantamientos y paradas cardiorespiratorias, entre otras cosas, estuvo estupendo. 
Lo primero que aprendí fue que ante un accidente debemos tener claro las siglas PAS, Proteger, avisar, socorrer. Parece una cosa lógica, pero nunca lo ponemos en práctica. Así que cuanto más las interioricemos, mejor. Después fue el turno de los atragantamientos, las axfisias, las roturas o luxaciones de hueso (aquí podría haber dado yo una clase práctica), además de los cuerpos extraños en ojos, nariz, oídos... No creo que ningún padre esté preparado, a no ser que sea personal sanitario, para enfrentarse a estas situaciones. Por eso creo que tan importante como la preparación al parto debería ser un rápido curso de primeros auxilios una vez que el bebé nazca. ¿Tú lo has hecho? Lo recomiendo 100%. Aunque la Princesa ya tiene casi 6 años y ha sido una bebé santa, nunca es tarde para aprender o para que te la juegue. 
Así que he pensado que mientras lo hacéis, con la ayuda de Mi Otro Yo (licenciada en medicina y cirugía y médico de familia) mensualmente iré contando algunos de esos primeros auxilios tan prácticos. Espero que os guste.

¡¡¡FELIZ MARTES!!!
2 madrugones y 3 días de coles para acabar el curso

lunes, 16 de junio de 2014

Perlas de la Princesa: la semillita de papá


Uno de estos días, en un arranque de cursilería de esos que de vez en cuando tengo, entre achuchones y besos le dije a la Princesa que era el regalo más bonito que me había hecho su padre. Ella, a parte de deshacerse entre mimos, decidió saciar su curiosidad. Se compuso y muy digna me preguntó:
- Mami, ¿de qué color era la semilla que te comiste de papá para que naciera yo? ¿Era de sabor niña?
Entonces la que se deshizo fui yo.

¡¡FELIZ LUNES!!

domingo, 15 de junio de 2014

El Post Escoba: Semana 24


Comenzamos la semana hablando de la canasta The Hoop, todo un invento. El martes seguimos con inventos, pero diabólicos, como el whatsapp. En el miércoles mudo aproveché para gritar mis ganas de vacaciones. El jueves, no con pocas ganas, nos preparamos para el mundial (espero que la cosa se enderece). Y el viernes despedimos la semana con un pica pica sano, ligero y saludable.

¡¡Y MAÑANA MÁS Y MEJOR!!

viernes, 13 de junio de 2014

La Receta: Tomates cherry con mozarella y pesto


La simpleza de la receta de hoy es directamente proporcional a mi escaso tiempo libre y a mi cansancio. No sé donde recargué por última vez mis pilas, pero no lo hice bien. Me levanto tan cansada como me acuesto. El calor, el stress, la carga de trabajo, el final de curso... Todo me está influyendo. Menos mal que queda una semana para finalizar el curso y luego tenemos unos días sin Princesa (benditos abuelos) que quieras que no es un descanso, y eso que la pobre mía es buena. 
Como el mundial comienza en plena operación biquini burka os dejo un pica pica sano, fresco y saludable para acompañar con una cervecita. Ya, ya sé que eso de light nada de nada, ¡¡¡pero que menos!!!

INGREDIENTES
  • Tomates Cherry
  • Perlas de mozarella
  • Hojas de albahaca
  • Palillos para montar
Para la salsa pesto:
  • 40 gr de queso parmesano
  • Albahaca
  • 1dientes de ajo
  • 1 pizca de sal
  • 100 gr de aceite de oliva virgen extra
 PREPARACIÓN
Cogemos un palillo y colocamos un tomate cherry, una hoja de albahaca y una perla de mozarella.  Después hacemos la salsa pesto para ponerla en el centro y que cada uno pueda mojar su brocheta. Podríamos rociarlas pero nos arriesgamos a que a alguien no le guste.
Para la salsa debemos trocerar el queso rallado en nuestra Thermomix con tres golpes de turbo. Si no tienes Thermomix lo puedes rallar a mano o compralo ya rallado. Despues añadimos la albahaca, el ajo y programamos 15 segundos a velocidad 5-7-9 progresivamente. Despues vertemos poco a poco el aciete a velocidad 5 y rectificamos de sal si fuera necesario. Los que no tenéis Thermomix, debemos incorporar todos los ingredientes en el vaso de la batidora y batir hasta conseguir la testura adecuada.
Para los más vagos o con menos tiempo os diré que el supermercado ya venden la salsa. Solo es montar las brochetas, abrir el bote y a emplatar.

¡¡¡FELIZ VIERNES!!
4 madrugones para acabar el cole

jueves, 12 de junio de 2014

¡A por la segunda estrella!

Por si no os habéis enterado, os recuerdo que hoy empieza el mundial del fútbol y mañana juega España. Yo soy de las que me involucro en todo acontecimiento deportivo de cierta magnitud, aunque solo vea los partidos de España. Pero sí me intereso por como van los grandes por si acaso nos cruzamos con ellos. Y también soy de las que planto la bandera de España en la ventana para, de alguna manera, apoyar a los nuestros. Por cierto, voy a colocarla ya mismo no vaya a ser que piensen que la pongo por la proclamación del nuevo rey. Me considero monárquica pero no hasta tal punto. 
Y además de la bandera, este año me he animado a equipar a la Princesa y, no descarto que lo amplíe al resto de la familia. No me gustan los niños, y mucho menos los adultos, que van vestidos con la equipación de su equipo favorito. Para mi está a la altura del chandalismo del que ya hablamos. Pero este año me ha entrado el gusanillo y en la tienda de las Primeras Marcas (léase Primark) le he comprado a la Princesa esta camiseta que me parece ideal para el momento. Y repito, para el momento. Pasado el Mundial pasada la camiseta. Y además será para momentos puntuales, como cuando juegue la Roja y poco más. 


Lo mejor de todo, el precio (2.50 €). Y no se aprecia el detalle, pero la falda da la niña lleva brillantina. Es que la Princesa es muy Princesa y ya que nos hemos subido al carro de la equipación deportiva, mejor con glamour que sin él. 
Para este tipo de cosas, la tienda de las Primeras Marcas es fantástica. Aunque también puedes encontrar más modelos en la Boutique Francesa (Carrefour) que aunque un poco más caras también hacen su apaño. 

¡¡¡FELIZ JUEVES!!
5 madrugones para que termine el cole

martes, 10 de junio de 2014

Whatsapp: el grupo infernal de las mamis del cole


Antes de escribir una sola línea más quiero aclarar que no me siento identificada con lo que voy a contar porque he tenido mucha suerte. Y dicho lo cual, continúo. 
Llevo para escribir esta entrada varias semanas y mira tú que va Baballa (la inspiradora de este blog) y escribe de la misma temática (¿me estaré pareciendo a ella? A años luz...) Ella ponía el ejemplo de levantarse por la mañana y encontrarse con 350 mensajes de un solo grupo de whatsapp, alarmarte y luego descubrir que mientras tú estabas desconectada tus amig@s habían estado de charleta. Cuando el grupo es de amigos a los que tu has escogido, a los que te unen aficiones o tienes un parentesco (¿quién no tiene un whatsapp con la familia?) es divertido aunque tu smartphone parazca un vibrador más que un teléfono. Pero cuando lo único que te une a ese grupo es tu hijo... buff puede ser matador. Repito, yo tengo suerte, y nuestro whatsapp del cole (el grupo Tucanes por se el animal que se les asignó en 1º de infantil) se limita a eso, ser el whatsapp del cole: ¿alguien se ha llevado una sudadera que no es suya? ¿hasta cuando se puede llevar la autorización de la excursión? ¿alguien me puede recoger a la Princesa que llego 5 minutos tarde? (esa suelo ser yo). De vez en cuando hay alguna que otra felicitación de cumple o santo y otra veces nos convertimos en el "Podemos" del colegio y nos unimos contra una causa común. Así, sin más. Nada de modelitos, ni de cotilleos ni de cientos de miles whatsapp con motivo de la abdicación del rey. Y lo que hemos conseguido es que prácticamente todas las mamis estemos conectadas.
Conozco otros casos en que es tan soporífero el tema que algunas mamis ha decidido abandonar convirtiéndose en la rara de la clase o la tiesa. Pero cuando hay una mami plasta o graciosilla (que no con gracia) o mamá gallina no hay cuerpo (por muy madre que seas) que lo soporte. 
Así que si eres mami de un bebé que pronto va a ir al cole, ¡¡¡asegúrate bien de donde te metes!!!

¡¡¡FELIZ MARTES!!
(7 madrugones para terminar el cole)

lunes, 9 de junio de 2014

¡Triple de la Princesa! *


 
Este fin de semana ha sido fantástico. Un no parar infantil con un resquicio de plan de adultos, que algo es algo. Entre los muchos planes que hemos hecho, hemos jugado al baloncesto. Yo, metro y medio, y la Princesa, que hasta hace bien poco gritaba gol cuando encestaba, lo dimos todo delante de una canasta en plena Puerta del Sol de Madrid. He hecho muchas cosas en ese lugar (siempre legales y morales) pero me faltaba esa, mira tú por donde. Y tuvimos la suerte de poder hacerlo gracias a Decathlon y la marca especializada en deportes colectivos Kipsa, que montaron un recinto dedicado al baloncesto en plena Puerta del Sol para presentar la nueva canasta The Hoop, una canasta que lejos de ser un armatoste, es plegable y se puede adaptar a cualquier superficie, montándola en menos de dos minutos. 
Además de tirar a canasta, pudimos disfrutar del basket en espado puro, aprender trucos de FreeStyle (la Princesa, yo no) de la manos del grupo Show Band Music que además realizaron una exhibición que nos encantó. Y como colofón, nos regalaron una canasta The Hoop y un balón. Al ser en la Puerta del Sol fuimos en metro y miedo me daba la vuelta con la canasta, el balón y la Princesa. Pero como será de ligera, que la niña llevaba la canasta y yo el balón por miedo a que rodase y se fuera hacia las vías. Nada más llegar a casa, tuvimos que montar la canasta en el jardín y tirar un ratito más (como si no hubiera sido suficiente) y ya en casa acopló The Hoop en una silla y siguió tirando, en esta ocasión con un balón de espuma. No la veo yo como Amaya Valdemoro pero gracias a Decathlon y a Kipsa la Princesa conoce un deporte más y disfruta con ello. Si os gusta la canasta, ya está disponible en las tiendas Decathlon.

 ¡¡¡FELIZ SEMANA!!!

* Post patrocinado

domingo, 8 de junio de 2014

El Post Escoba: Semana 23

Comenzamos la semana con los pelos como escarpias con el que yo he bautizado como biquini Lolita. El martes fue para recordar la operación pañal de la Princesa. El miércoles mudo lo dedicamos a la Feria del Libro. El jueves fue un día especial al tener como protagonistas a Vera y Fernando. Y el viernes terminamos la semana de una manera muy dulce con unos cupcakes express. 

¡¡¡Y MAÑANA MÁS Y MEJOR!!!


viernes, 6 de junio de 2014

La Receta: Cupcakes express


No me considero una cocinera experta y menos una repostera. Creo que soy de las que en salado me manejo en la cocina, porque me gusta mucho, pero que se me atraviesa la repostería. Y encima no me gustas los cupcakes. Quizá me resulten demasiado empalagosos y lo digo yo que me encanta el dulce. Pero porque a mi no me guste no significa que no le gusten al resto de la humanidad. Por ejemplo a mi Princesa Grande (mi sobrina Paloma) le encantan. Así que este verano le haré cupckes. En otras circunstancias me daría mucha pereza cocinar algo que no me gusta, pero con el preparado express de Mercadona se hacen en un periquete. Os cuento la receta de Mi Otro Yo. 

INGREDIENTES
  •  60 ml. de agua
  • 30 ml. de aceite
  • 2 huevos 
 y para la cobertura
  • 60 gr. de mantequilla
  • 2 cucharadas de agua caliente
PREPARACIÓN
Mezclamos los huevos, el aceite y el agua  y el preparado para cupcakes. Lo batimos de dos a tres minutos hasta que alcance una textura cremosa. Seguidamente vertemos  la mezcla en las cápsulas de papel que previamente habremos colocado en una bandeja de cupcakes (ya se encuentran en todos los lados). Se hornean durante 16 minutos y se dejan enfriar.
Para la decoración, mezclamos el preparado específico que viene en la caja con la mantequilla y lo batimos hasta conseguir una mezcla homogénea. Si es necesario se pueden añadir hasta dos cucharadas de agua caliente para conseguir la cremosidad. Para terminar, untamos la mezcla en los cupacakes y los decoramos con virutas de chocolate o trozos de galleta. ¡Y listo! Si ya lo dice el refrán, "con la ayuda de un vecino mi madre mató a un cochino"... Sé que los puristas pondrán el grito en el cielo, pero a mi me valen.

¡¡¡FELIZ VIERNES!!

jueves, 5 de junio de 2014

Pequeños luchadores y grandes valientes

Foto: Bosco Pelayo
Hoy os voy a presentar a dos pequeños luchadores que, aunque no los conozco, los tengo muy presentes en mi vida y en mis oraciones (si, soy de las que rezo). Ellos son Fernando y Vera. A Fernando lo conocí a través de Twitter y fue su padre el que me lo presentó. A Vera también me la presentó su madre, pero a través de Fernando y su padre. Fernando y Vera son dos niños prematuros que llevan meses luchando por vivir.
Fernando es el pequeño de tres hermanos y nació a comienzos de marzo, tres meses antes de lo previsto y con solo 700 gramos. Su padre, Bosco, va contando su evolución día a día. Cada triunfo de Fernando es una inyección de vida para mi. Ya han pasado 3 meses desde su nacimiento y ya duerme en su cunita y ayer se comió su primer biberón. 
Vera es fruto de la incansable búsqueda de sus padres para ser eso, padres. Después de varios años en busca de un bebé y varios tratamientos, por fin la mamá de Vera se entera de que está embaraza. Después de la inmensa alegría llegó otra más: esperaban mellizos: niña (Vera) y niño (Daniel). Eran unos bebés tan deseados que salieron antes de lo previsto. Después de algún avance y otros retrocesos, Daniel no pudo segur luchando y fue al cielo a cuidar de su hermana. Pero Vera ha demostrado que es toda una campeona y, curiosidades de la vida, ayer se comió su primer biberón.
Estos dos pequeñines están demostrando qué grande es la vida, qué extraordinaria es la vida en el vientre materno desde la concepción y que hay que luchar siempre. 
Está claro que ellos pueden, pero si queréis echarles una manita rezad por ellos, los que recen, o pedírselo a la Madre Naturaleza o a quien consideréis oportuno. 
¡Ah! Y cuando nos lamentemos de no poder más, os aconsejo pensar en esos niños y, sobre todo, en esos padres que llevan más de 60 días e incluso 90 a los pies de una incubadora. 

¡¡¡FELIZ JUEVES!!!

miércoles, 4 de junio de 2014

Miércoles Mudo: Feria del Libro de Madrid


martes, 3 de junio de 2014

Una fiesta para la operación pañal

Es curioso ver como afloran las operaciones pañal con la llegada del buen tiempo. Más que curioso diría yo lógico por todo lo que conlleva: el niño mojado, coladas interminables de braguitas/calzoncillos, pantalones, bodies..., amén de ir cargada con choporrocientas mudas cuando vas a estar más de 10 minutos a más de 300 metros de casa. 
Yo fui de la que aproveché el buen tiempo para hacerla. Es más, tuve la genial idea de quitar el pañal a la Princesa el día que el Santo cumplió 40 años y le hice una barbacoa sorpresa con toda la familia. Así que entre los preparativos a escondidas de la comida, el festejo en sí y la cantidad de veces que pregunté a la Princesa si quería ir al baño terminé reventada. Pero he de decir que no nos costó mucho. La Princesa estaba preparada desde hacía tiempo y en el cole ya estaba casi dominado. Los que no estábamos preparados éramos nosotros. Así que, como bien dice la tía Marina en su blog, debemos dejarnos llevar por las profesoras, que ellas si que saben.
Controlado el del día, no aventuramos al de la noche una vez pasado el verano. Y entonces la que no estaba preparada era la Princesa y sufrimos un retroceso sobre lo conseguido. Así que guiados por su profe Almudena dejamos pasar el tiempo y en primavera comenzamos de nuevo con la operación noche. Pero nos costó. Así que inspirados por el refuerzo positivo creamos un juego con ella y lo fuimos compartiendo paso a paso. Compramos una cartulina grande. En una de las esquinas dibujamos una casita y pegamos a un Pocoyo en una fiesta. Y añadimos pegatinas de globos y confeti. Y en el extremo opuesto pegamos una foto de la Princesa. Y entonces unimos ambas imágenes con un caminito serpenteante. El trato era que cada día que se levantase seca pondríamos una pegatina en el camino y cuando llegáramos a la fiesta haríamos una fiesta de Pocoyó para celebrar que ya no llevaba pañal. 
Me encantaba ver la carita que ponía cuando veía que el pañal estaba seco. A mitad del camino ya dormía sin pañal, pero poniéndola a hacer pis antes de acostarnos nosotros, y al llegar al destino estaba más que controlado. 
Me acuerdo perfectamente del proceso, pero lo que no recuerdo es si al final hicimos fiesta... Pero seguro que la premiaríamos con algo. 
Fue estresante, pero al final lo conseguimos. Ánimo a todos los que estéis en ello.

¡¡FELIZ MARTES!!

lunes, 2 de junio de 2014

El biquini Lolita


No doy crédito... La boutique francesa que hay al lado de mi casa (léase Carrefour) ha presentado su última colección de baño y entre los muchos artículos puedes encontrar un modelo de biquini con relleno. Si la cosa se quedara ahí sería de lo más normal, porque hay prendas que hacen milagros. Pero si los biquinis son de la talla de 9 a 14 años, la cosa cambia.
El bañador es anunciado en el último catálogo de Carrefour como 'biquini con foam"  y no hay lugar a equívocos porque se se especifica que está disponible en tallas que corresponden a menores de entre 9 y 14 años. 
La organización FACUA-Consumidores en acción ha exigido que Carrefour retire de la venta del modelo indicando que el producto "potencia una peligrosa erotización de la infancia". La verdad es que la foto parece más de una foto de una joven que de una niña. Una Lolita en toda regla. Pero por mi, pueden anunciar lo que quieran. Como si quieren vender biquinis tanga con estampado de leopardo que será igual que si anuncian bujías para motos de agua. En casa no entran. Porque para que una niña se ponga un biquini de relleno se lo ha tenido que comprar su madre. Y cualquier madre en su sano juicio no estará por la labor de que su hija Fulanita se cambie de nombre por el de Lolita (con todos mis respeto para las Lolas y Dolores). 
En cualquier caso, me parece un despropósito del orden de "que paren el mundo que yo me bajo". ¿Estamos robando la infancia a nuestros hijos? En mi caso puedo estar tranquila que en este sentido no. La Princesa sigue siendo una niña de braguita (que no biquini) o bañador, cubo, pala y sombrerito para el sol. 

¡¡¡FELIZ LUNES!!!

domingo, 1 de junio de 2014

El post escoba: Semana 22


El lunes comenzamos la semana intentando explicar a los niños que las cosas es España no siempre fueron así. El martes fue el día en el que me lamentaba del paso del tiempo porque la Princesa ya es toda una señorita graduada. El miércoles sacamos las botas porque volvió la lluvia.El jueves fue el día acudir a la abuela para un remedio contra la tinta de bolígrafo en la ropa. Y el viernes terminamos la semana con una rica espuma de kiwi.

¡¡Y MAÑANA MÁS Y MEJOR!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...