martes, 4 de marzo de 2014

Y el grande se come al chico

Esta ilustración procede de...
En esta última semana la Princesa ha tenido la oportunidad de jugar con niños de diferentes edades fuera del ámbito escolar. La primera vez fue hace unos días cuando vinieron a casa sus primos y su inseparable Miguel y la otra este fin de semana con los hijos de mis amigas. Y me resultaba gracioso como las mayores (en ambos casos eran niñas) trataban de llevar la voz cantante en el juego. Pero no las juzgo. Cuando la Princesa juega con sus primos más pequeños es ella la que trata de hacerlo. Y cuando la Princesa se queja de que la están mandando o que no quiere jugar a lo que la mayor de turno impone, siempre pienso que la niñez es la etapa en la que aprendes todo de la vida. Así que cuando viene lloriqueando, recuerdo la famosa frase de mi amiga Marta y la recito sin piedad: cariño, la vida es dura. A ella le entra por un oído y le sale por el otro. Pero estoy segura de que un día se dará cuenta de su significado. 
¿Y por qué toda esta letanía? Porque ya estoy cansada de escuchar que a nivel macro estamos saliendo de la crisis. Estoy convencida de que así es. Pero, ¿y a nivel micro? Las grandes compañías están empezando a ver a aquellos brotes verdes o, por lo menos, ven brotes. Pero no importa, los grandes siguen abusando de los pequeños. ¿Cuántas pequeñas empresas, negocios de emprendedores valientes, han tenido que cerrar por falta de pago de sus clientes? Os puedo asegurar que algunas cuantas. Así, a bote pronto, a mi se me ocurren un par de ellas. Porque en estos años de vorágine todo ha valido. El pago al contado ha desaparecido, las facturas que se pagaban a 30 días se han ido a 90 y cada vez se ajustan más los presupuestos. ¿Qué quieres que contrate? Pues me lo bajas un 50% o no me ves el pelo...  Y con los sueldos, tres cuarto de los mismo. Hay algunas empresas que no pueden pagar más pero otras grandes se han aprovechado de las circustancias de las pequeñas y han bajado notablemente los salarios. Y los pobre pequeños hemos tragado... 
En fin, no soy economista pero en mi humilde opinión creo que mientras los peces grandes y los pequeños no vayamos en paralelo a por los botes verdes, éstos todavía no aparecerán en muchos años.

¡¡¡FELIZ MARTES PECECILLOS!!!

1 comentario:

  1. ¡Hola!
    Espero que recibir el premio ·Soy una súper mamá" te haga tanta ilusión como a mí dártelo. Tienes más info aquí http://sofieysumundo.blogspot.de/2014/03/yo-soy-una-super-mama.html
    Enhorabuena por tu blog

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...