lunes, 31 de marzo de 2014

¿Qué tiempo le dedicamos a nuestros hijos?

Hace unos 15 días recibí un whatsapp de una amiga advirtiéndome de un intento de secuestro a un niño en una zona residencial de Madrid. Al contrario de otros whatsapps o e-mails que circulan por la red, éste me parecía veraz. Daba el nombre de la zona, el colegio del niño y además, el whatsapp estaba firmado por el director del centro escolar, colegio que está vinculado de cierta manera con el de la Princesa. Así que esta vez si que me lo creí. Días más tarde, recibimos una circular de nuestro colegio, poniéndonos al tanto de lo sucedido y aconsejando extremar la vigilancia de los niños a la entrada y salida del centro, así como en paseos habituales y parques. Así que la cosa iba en serio. Si bien no me preocupé en exceso porque la Princesa tiene una edad en la que siempre va a nuestra vera, si que me inquietó por lo que nos tocará vivir en unos años.
Pero desde luego lo que si que me ha preocupado ha sido el desenlace de la historia. A finales de la semana pasada conocíamos por la prensa que el niño, de 11 años, había fingido su propio secuestro. El Grupo de Menores de la localidad donde se encuentra el colegio se había hecho cargo de la investigación y revisó todas las cámaras de seguridad de la zona por donde el niño dijo que habían ocurrido los hechos y no vieron nada extraño. Finalmente el pequeño declaró que todo se lo había inventado para llamar la atención. 
Me falta información  y no soy quien para juzgar lo ocurrido, pero si me invita a reflexionar. ¿Le damos a nuestros hijos todo el tiempo que ellos necesitan? Y lo que es más importante, ¿es tiempo de calidad? ¿Dejamos la educación emocional en manos del colegio cuando deberíamos emplear más tiempo en conocer a nuestros hijos y detectar sus posibles miedos, frustraciones y preocupaciones?¿Escuchamos a nuestros hijos con atención? 
Pues no lo sé, porque no me he parado a pensar. Pero lo que si es cierto es que la sociedad nos obliga a ir todo el día como pollo sin cabeza o corriendo sin zapatillas y eso no es bueno para nadie. 
Hoy, un día más, no me queda más remedio que decir aquello de "que paren el mundo que yo me bajo".

¡¡¡FELIZ LUNES!!!

¿Alguien ha visto por ahí a la primavera?


domingo, 30 de marzo de 2014

El post escoba

Foto de Suárez en Las Navas de El Naviero

Comenzamos la semana despidiendo a dos grandes que hicieron mucho por su pueblo. El martes regresamos con el cuerpo peludo en la cabeza de la Princesa. El miércoles fue el turno de fotografiar la primavera tan invernal que hemos vivido en Madrid esta semana. El jueves me dormí y no hubo post (estoy agotada y necesito vacaciones YA) y el viernes di la bienvenida al fin de semana con un rico paté de piquillos. 

¡¡Y MAÑANA MÁS Y MEJOR!!

viernes, 28 de marzo de 2014

La Receta: Paté de piquillos


El sábado pasado tuvimos cenita en casa. Vinieron nuestros amigos Mónica y Raúl. Era una invitación que teníamos pendiente desde hace tiempo. Primero porque siempre son ellos los que están invitando y segundo porque me sentía en deuda con ellos por estar ahí siempre, dispuestos a echar una mano. Recuerdo con cariño el día que decidí presentarme voluntariamente al ERE de mi anterior empresa. No quería cargar con más preocupación a mi Santa Madre, al Santo o a Mi Otro Yo. Así que mientras esperaba mi turno en la puerta del despacho del director de recursos humanos llamé a Mónica para que alguien amigo me reafirmara que lo que iba a hacer era la mejor decisión. Y por supuesto, al otro lado del teléfono tuve a mi amiga. 
Esta cena era importante también en el sentido culinario porque Raúl es un excelente cocinero y el listón lo tenía alto (es el autor de la famosa tarta de queso de Raúl Rubio, la mejor que he comido en mi vida).  Así que traté de esmerarme. Algunos platos ya los he pubicado, como el principal (cinta de lomo al caramelo) o el postre (tarta de chocolate). Y para los entrantes, además de unos crudites y una ensalada de tomates raf con ventresca, hice una brandada de bacalao, que publicaré la semana que viene, y un paté de piquillos que es la receta que traigo hoy. Allá va: 

INGREDIENTES
  •  4 pimientos del piquillo
  • 100 grs. de queso de cabra de rulo
  • 100 grs. de queso crema
  • 4 hojas de albahaca fresca
  • Sal y pimienta

PREPARACIÓN 

Primero limpiamos y secamos bien los pimientos y los salteamos en una sarten con aceite a fuego lento. Picamos mucho la albahaca y reservamos. En el vaso de la batidora echamos el queso de cabra, el queso crema y los pimientos y batimos hasta que quede una mezcla homogénea. Finalmente se incorpora la albahaca y se sigue mezclando con un tenedor. Yo no añadí la albahaca porque no tenía pero estaba igual de bueno. Se puede servir para untar o bien para "dipear". Fácil, rico y económico, ¿qué más podemos pedir?

¡¡¡FELIZ VIERNES!!! 

martes, 25 de marzo de 2014

Perlas de las Princesa: el cuero cabelludo

Ya no sé las veces que hemos recibido del cole una circular advirtiendo de nuevos casos de pediculosis. Por cierto, ya el año pasado hablé de lo cursi que me parece hablar del tema como pediculosis y no de piojos, como siempre se ha dicho. Sea como fuere, el tema es que los bichos están de nuevo entre los niños. Buscar en la cabellera de la Princesa es como buscar una aguja en un pajar porque tiene mucho pelo y encima rubio. Y para colmo de males, desde que nació se le descama con facilidad el cuero cabelludo y a nada que se toque le sale caspa. Así que el otro día le estaba contando que tenía que cambiar de champú por su cuero cabelludo y ella alucinada me preguntó  ¿tengo un cuerpo peludo en la cabeza? Ni cuerpo peludo ni piojos. Nada de nada.


¡¡¡FELIZ MARTES!!!

lunes, 24 de marzo de 2014

Adiós y gracias

De un tiempo a esta parte, cuando comenzaba el año siempre le preguntaba al Santo, ¿será éste el año en el que se muera Suárez? Asimismo, cuando llegaba el verano y mi Santa Madre se instalaba en Las Navas, le preguntaba ¿se ha muerto Manolo Campano? Manolo Campano fue un señor que fue alcalde durante 13 años e hizo mucho por el pueblo. Era un hombre peculiar, con sus cosas, pero con un gran corazón. Seguro que conoció a Suárez y le invitó a comer a su restaurante. Y mira que cosas tiene la vida que Manolo Campano falleció hace diez días y ayer lo hizo Adolfo Suárez. 
Ayer, para mi, fue un día extraño. Por un lado disfruté, informativamente hablando. Se me pasó la tarde volando mientras escuchaba a unos y otros narrar los entresijos de la transición española y también deshacerse en alabanzas hacia el primer presidente de la democracia. Dicen por ahí que a los calvos siempre se les recuerda con melena. Pero yo creo que lo que se está diciendo de Suárez se está diciendo de corazón. Al fin y al cabo él fue el arquitecto del edificio donde todos vivimos ahora. 
Pero por otra parte sufrí. No pude evitar emocionarme viendo a su hijo agradecer la labor de la prensa sin poder contener las lágrimas o viendo el repaso de su vida, la vida de un hombre comprometido, amante de su familia, familia azota por el cáncer y finalmente por el Alzehimer, dos de los grandes males del siglo XXI.
Se ha ido un hombre coherente, convencido de sus ideas, de su ideología, demócrata por encima de todo,  un hombre que reformó la España franquista para convertirla en una España demócrata. Un dirigente sencillo, transparente, que invitaba al diálogo y al consenso, un hombre que podía prometer y prometió. Ojala que todo lo que se está hablando de él remueva la conciencia de los políticos. Pero no solo de los que gobiernan, sino de todos. Suárez decía que el poder se tiene mientras se ejerce y su única legitimidad es la entrega total al servicio de los demás. ¡Qué difícil es eso de la entrega total al servicio de los demás! Porque ahora, ¿para quien es la entrega de los políticos? ¿En beneficio propio?¿en el de su partido? ¿en el de sus propios intereses? 
Tristemente ya no podré preguntar por esos dos abulenses que tanto hicieron por el pueblo. Porque los dos, cada uno en su estilo y en su magnitud, hicieron mucho por los demás. Eran políticos de raza, de calle, de entrega. Políticos de los que ya no quedan. Y los dos nos han abandonado en el mismo año y en el mismo mes. Cosas del destino. Desde aquí a los dos les digo adiós y gracias.

FELIZ LUNES

domingo, 23 de marzo de 2014

El post escoba


Comencé la semana amenazando con abandonar el blog o darme un respiro. Luego no hice ni una cosa ni otra. El martes felicitamos a Nico y disfrutamos con su fiesta de cumple y la espectacular tarta de Casa Golosa. El miércoles tocó felicitar a los papis, Pepes y Pepas. El jueves fue día de alegría, esperanza y examen de conciecia y el viernes conicimos las frutas y verduras de temporada. 

¡¡Y MAÑANA MÁS Y MEJOR!!

viernes, 21 de marzo de 2014

En la cocina: Fruta y verdura de temporada

Foto
A la hora de hacer la compra de fruta y verdura soy un poco desastre. Compro por los ojos y de acuerdo a un menú previamente establecido. Si me da por hacer pisto, no caigo si es temporada de calabacín o no. Así que muchas veces me enfado porque encima de caro, el calabacín es malo. Y lo más probable es que no sea temporada de calabacín. Así que ahora que acabamos de estrenar la primavera, voy a hacer una lista con las frutas y verduras de temporada para que no me pueda quejar ni de precio ni calidad. Aquí va la de abril:


¡¡¡FELIZ VIERNES!!

jueves, 20 de marzo de 2014

Regala vida

Foto: Facebook de Mateo a través de Antena3
 Yo no soy padre (soy madre) ni me llamo Josefa y ayer no fue mi cumpleaños. Pero recibí un gran regalo que me hizo muy feliz. No venía envuelto ni me lo entregaron de forma original, ni con música ni fanfarrias. Lo recibí a modo de noticia y a través de la página webde El Mundo: "Encuentran médula para Mateo". Imposible no conocer la historia de este chiquitín, pero para los que no viváis en España o lo hagáis pero algo desconectados del mundo os cuento que Mateo es un niño, ya de diez meses, que a los dos le diagnosticaron leucemia y desde entonces sus padres no han parado para concienciar al mundo de lo importante que es donar médula ósea.  Y tanta perseverancia ha dado sus frutos y Mateo ya tiene su ángel que le salvará la vida.
Cuando salió la historia, este verano, me revolvió la conciencia y me planteé hacerme donante. Pero hoy lo dejo para mañana, mañana para pasado y como la calle de después llega a la plaza de nunca, es el día de hoy que todavía tengo el asunto pendiente. Pero esta noticia tan esperanzadora me ha vuelto a dar un toque en la conciencia. Y me pongo en la situación de los padres de otros "Mateos" y se me parte el alma. Porque hoy son ellos pero quien me dice que mañana no pueda ser yo. Así que no va a pasar mucho tiempo en hacerme donante. 
Ya me he informado y el proceso es sencillo. Simplemente hay que busca un centro de donación (aquí os dejo un mapa y una tabla con las direcciones y teléfonos de todos ellos) y llamar al centro de referencia indicado para que te den cita. Allí extraen una muestra de sangre para estudiar tus características de histocompatibilidad. Una pequeña cantidad de la misma será guardada en el laboratorio para poder ampliar el estudio en el futuro, sin necesidad de realizar una nueva extracción, en caso de que aparezca un paciente compatible. A partir de ahí tus datos básicos y de compatibilidad serán introducidos en la base de datos de REDMO y, una vez codificados de forma que tu identidad quede siempre protegida serán incorporados a la Red Mundial de Donantes Voluntarios. Si hay suerte y alguna de las miles personas en el mundo que necesitan un trasplante de médula ósea es compatible contigo, te llamarán para que realices la donación, que consiste en una extracción de sangre medular que se puede realizar con anestesia epidural o general.
Yo voy a regalar vida, ¿y tú?  Si necesitas más información puede obtnerla en www.medulaparamateo.com 

¡¡FELIZ JUEVES!!

miércoles, 19 de marzo de 2014

Miércoles Mudo: Feliz día del padre

¡¡¡FELIZ DÍA DEL PADRE Y FELICIDADES A LOS PEPE, PEPA, JOSÉ, JOSEFA, MARÍA JOSÉ, JOSEFINA...!!


martes, 18 de marzo de 2014

Fiesta de Caballeros y Princesas

La entrada de hoy es muy especial para mi. Y no sé a quien le hace más ilusión, si a mi escribirla o Marta, la autora de la fiesta, leerla. Conozco a Marta desde hace 35 años. Exactamente la edad que tiene.  Son de esas personas que si o si tenía que conocer. Mis abuelos y los suyos eran de las pocas personas que durante el invierno vivían en el Barrio de la Estación de Las Navas del Marqués (el lugar donde siempre me gusta ir). Su abuelo y el mío tenía comercios. El suyo un supermercado y una frutería y el mío una fábrica de embutidos y carnicería a puerta de calle. Su abuelo era un trabajador incansable y su abuela también, además de guapísima (aún lo es). Ella nunca fue de mi pandilla, era de las pequeñas. Pero sin embargo su tío Álvaro (con el que se lleva 2 años si mal no recuerdo) si lo era. Tonterías de niños. Pero a pesar de ello, tengo muchos recuerdos de la infancia con ella, con su hermana María y con otros amigos "pequeños" como Almudena, Adela o mis primos Marta, Mercedes y Miguel. ¡¡Cuántos buenos recuerdos!! Pero si me tengo que quedar con alguno, me quedaría con dos. La acampada que cada año hacíamos al aire libre en mitad de la nada y el baile de disfraces que cada verano se organizaba para las fiestas. En ese momento, Mi Otro Yo y yo misma sacábamos ese vena creativa que dicen que tenemos y disfrazábamos a toda la pandilla de los pequeños. Todos iban en grupo y si mi memoria no me falla, recuerdo que los disfrazamos de la peli de Mago de Oz, de boda y de quiosco. Lástima que no tenga las fotos aquí porque merecen la pena. (Prometo rescatarlas y hacer una entrada especial). Lo que más me gustaba tanto de Marta como de María, su hermana, es que siempre estaban entusiasmadas con su disfraz. Siempre les parecía bien el disfraz que les tocaba.
Y pasó el tiempo. Y a pesar de seguir veraneando en Las Navas, poco fue el contacto que tuvimos en algunos años. Y de pronto descubrí que Marta ya no era una niña. Era profesional, esposa y madre de dos niños. Yo había crecido, pero ella también.Y ahora resulta que esos 6 años que en su día nos separaban como un abismo, ahora no significan nada. Las dos somos madres de niños de edades parecidas. Y ahora no se ven mucho, pero lo mismo en unos años son de la misma pandilla y la historia se repite. Nada me gustaría más.
Y aquella niña no solo ha crecido, sino que es muy creativa y detallista. Así que cuando me enteré que este fin de semana celebraba la fiesta del quinto cumpleaños de Nico (su peque mayor) le pedí su colaboración y aquí está.
La temática estaba clara: Caballeros y Princesas.  Así que se hizo que unos platos, vasos y servilletas haciendo juego y decorados con una una adorable princesa, todo en rosa,  y otros tantos con un divertido caballero ataviado con escudo y espada, como todo buen caballero, en tonos azules.


La mesa principal, como no podía ser menos en el cumple de un caballero, fue decorada de azul con globos blancos y azules como complemento, dejando la temática rosa para mesas auxiliares.


Y como en todo buen cumpleaños, no faltó la tarta. Sencillamente espectacular. Una tarta personalizada, obra de Casa Golosa. Marta se puso en sus manos y tras contar a María de Casa Golosa el diseño del menaje decidieron reproducir en azúcar el mismo caballero medieval para coronar la tarta. Así consiguieron que toda la mesa de la merienda, incluida la tarta, tuviera el mismo diseño. 

Por lo que tengo entendido, no hubo piñata (sabia decisión). Pero los niños no se fueron con las manos vacías. Marta tenía preparado un castillo de chuches. Lo que más me gustó fue el origen de las bosas, que me parecieron ideales. Ni más ni menos donde se veden los garbanzos al peso en una tienda de Las Navas, ¡¡¡creatividad al poder!!!


Sin duda una fiesta increible de una familia más increible todavía. Espero que os haya gustado tanto como a mi. Solo me queda decir... ¡¡¡felicidades Nico!!!

¡¡FELIZ MARTES!!

lunes, 17 de marzo de 2014

Punto y seguido

Llevo varias semanas que no sé de que escribir. Y creo que después de 557 entradas publicadas puede ser algo lógico. Eso y que no soy la fuente de inspiración que me gustaría ser. Me imagino que es algo que les pasará a todos. Hay etapas de tu vida más creativas y otras menos. Yo estoy en una se éstas. Ha podido coincidir con el llegada del buen tiempo, que me hace estar menos en casa, o con un pico de trabajo. Puede ser también fruto del trimestre tan largo que estamos viviendo, sin una mísera fiesta desde el 6 de enero y con un mes por delante para la Semana Santa. El caso es que desde hace algunas semanas mi querido Corriendo sin Zapatillas se ha convertido más en una obligación que en una diversión. Y me sienta fatal. Incluso he llegado al punto de pensar en dejarlo. Pero hay algo en mi interior que me lo impide. Quizá las personas que se molestan en leerme un día tras otro y las que me escriben algún comentario, al que por cierto no respondo no por ganas sino por falta de tiempo. Espero que esto pase y vuelvan los días en los que las ideas se me agolpaban en una libreta, esperando su turno de ver la luz. 
Así que si en una temporada, espero que corta, no publico a diario como venía siendo habitual, espero que me perdonéis y no me abandonéis. Si la percha que sujeta a este Corriendo sin zapatillas se fuera, nada tendría sentido.
¡¡FELIZ LUNES!!

domingo, 16 de marzo de 2014

El post escoba


El lunes os contaba lo poco que necesito para ser feliz. El martes tocó recordar a los que perdieron la vida un fatídico 11 de marzo de 2004. El miércoles mudo fue para la ternura y el jueves para la cultural. Terminamos el viernes con una rica receta de conejo al ajillo, que todo sea dicho de paso, no le hace justicia la foto. 

¡¡Y MAÑANA MÁS Y MEJOR!!

viernes, 14 de marzo de 2014

La Receta: Conejo al ajillo al estilo Mi Otro Yo

En mi casa nunca hemos sido de conejo. Es más, mi padre ha sido cazador y nunca ha traído un conejo a casa. Así que cuando a  Mi Otro Yo se le planteó la papeleta de que el Doctor Anónimo no podía comer pescado en al menos un año por culpa del anisakis y siendo su alimentación básicamente piscívora, tuvo que invitar a nuevos miembros como al conejo, al menú cotidiano.  Y a pesar de no conocer bien el tipo de carne, ha ido variando la receta del clásico conejo al ajillo hasta convertirlo en uno de sus imprescindibles por lo bien que le sale. Y como no podía ser menos, aquí os dejo la receta cortesía, claro está, de Mi Otro Yo. Allá vamos:



INGREDIENTES
  • Un conejo troceado
  • Tomillo, perejil, pimienta, sal y orégano
  • 3 dientes de ajo
  • Harina
  • Guindilla
  • Vino blanco
  • Aceite
PREPARACIÓN 

La noche anterior dejamos el conejo macerando en aceite con las especias y el ajo. Al día siguiente, salpimentamos y enharinamos el conejo y al aceite en el que lo hemos macerado, añadimos 2 guindillas y procedemos a freír los trozos. A continuación freímos los ajos que previamente hemos laminado y cuando tomen color añadimos el vino blanco y corregimos de sal al gusto. Lo dejamos reducir lentamente durante 45 minutos. Durante ese tiempo lo vamos removiendo de cuando en cuando y, si fuera necesario, añadiríamos agua o caldo. 
Y eso es todo. Fácil, económico y... ¡¡¡rico!!!

¡¡¡FELIZ VIERNES!!!

jueves, 13 de marzo de 2014

Planes para niños: acercando la cultura

Vuelven a anunciar bueno para el fin de semana. Lo que significa que, como ya pasara en el anterior, vamos a pisar la casa solamente lo imprescindible. Estamos deseosos de luz, de calor, de primavera... Pero no nos engañemos. Estos días simplemente son un oasis en el duro desierto que es el invierno. Y aunque la primavera está a la vuelta de la esquina, es muy traicionera y seguro que nos tiene preparado algún que otro fin de semana encerrados en casa o bien por lluvia o por frío pelón. Y para esos días es perfecto el plan que traigo hoy.
Los que vivimos en grandes ciudades tenemos a nuestro alcance bastantes espectáculos para niños tipo el Show de Pepa Pig o Disney on ice. Pero muchos de ellos no están al alcance de todos los bolsillos. Entiendo algunos son superproducciones pero otros son tomadura de pelo a unos padres dispuestos a pagar lo que sea por ver el espectáculo de turno. Pero también, si indagamos, nos encontramos con pequeños teatros que, sin nada que envidiar a los "on ice" de moda hacen las delicias de los más pequeños. Ese es el Teatro Guindalera.
Situado en el barrio de Salamanca de Madrid, todos los fines de semana, ofrece una programación infantil para que los niños se vayan adentrando en el mundo del teatro.
Actualmente, los sábados a las 18.00 h y hasta el 12 de abril, tienen en cartel "Soñando con Alicia en el País de las Maravillas". Una Alicia adulta pide la colaboración de los espectadores para recordar con ellos su particular viaje al País de las maravillas. Ayudándose del libro original, narra con canciones y juegos su encuentro con el Conejo Blanco, el Gato Risón, el Sombrerero Loco y la Liebre de Marzo… para finalizar con la participación activa de los espectadores en el juicio de la Reina de Corazones.
Este espectáculo, con formato cuentacuentos, está diseñado para iniciar a la lectura y al teatro a los más pequeños.
Los domingos a las 17.00h es el turno de Gulliver en Liliput. La Princesa y sus primos estuvieron hace unas
semanas (por cortesía de un paciente de Mi Otro Yo) y la experiencia ha sido más que satisafactoria. Ha pasado casi un mes y sigue hablando de la obra. En este caso el espectáculo, con formato cuentacuento, también está diseñado para iniciar a la lectura y al teatro a los más pequeños. Alex Tormo valiéndose de un libro y contando con la participación de los niños y niñas, cuenta las aventuras de Gulliver en su viaje, el primero de la novela Los viajes de Gulliver de Jonathan Swift.
Y esa es mi propuesta, para todos los públicos. Porque el precio de la entrada son 7 € y hacen descuento para socios, vecinos, y familias con al menos dos niños.

C/ Martínez Izquierdo, 20
28028 Madrid Metro
Diego de León (salida Azcona)
Bus 12 y 48 Tel. 91 361 55 21
www.teatroguindalera.com
info@teatroguindalera.com 

¡¡FELIZ JUEVES!!!

martes, 11 de marzo de 2014

No hace falta que nos digan que día es hoy

Nunca he escrito sobre esto y creí que nunca lo haría. Pero quizá me siento obligada por ser un día tan señalado con el décimo aniversario. Estoy segura de que hoy todos los españoles recordamos qué estábamos haciendo tal día como hoy de hace 10 años. Amaneció precioso, como hoy, pero se volvió gris. Y durante unos días e incluso semanas Madrid estuvo gris. En las caras de la gente, en el silencio en la calle, en el miedo contenido, en las preguntas sin respuesta... Por eso creo que no hace falta recordar que día es hoy. Todos lo sabemos, no lo olvidamos. Y en la medida de nuestras posibilidades trabajamos para que nunca vuelva a ocurrir. No hace falta que nos recuerden que día es hoy porque los que viajamos en tren o vivimos o pasamos por la zona no se nos olvida. Alguien de nuestro entorno estaba allí, solo seis grados de separación nos conectan con ellas... Un primo de un amigo de un compañero del trabajo de una vecina... Ahí está nuestra víctima conocida. O, sin necesidad de ser víctima, alguien que estuvo allí: en la estación, en el tren, en los hospitales... Alguien estuvo allí. Por eso no hace falta que nos digan que día es hoy...
Padres desgarrados, novios deshechos, hijos desamparados, amistades rotas diez años después siguen intentando reparar el daño. Pero no hay nada que lo consiga. Por eso no hace falta que nos digan que día es hoy...No hace falta que sea 11 de marzo para que nos recuerden que día es hoy. 

¡¡¡FELIZ MARTES!!
(Disfrutemos del día por aquellos que se fueron)

 

lunes, 10 de marzo de 2014

Para ser feliz...

Vuelvo a mi cita diaria después de un fin de semana mágico y reparador. No hemos hecho nada especial. Solo estar los tres juntos, disfrutar del buen tiempo, pasear, montar en bici... El tiempo ha hecho mucho. Yo necesito la luz, el sol, el calor para sentirme bien. Y desde luego, este fin de semana, me he sentido muy pero que muy bien. 
Una de las muchas cosas que hice la semana pasada, fue asistir a la tutoría de la Princesa. Como la bruja pre Navidad se ha convertido de nuevo en Princesa, fue más una visita de cortesía que otra cosa. Lo único que le llama la atención a la tutora en esta nueva etapa es que la Princesa siempre está contenta y a nada dice que no. Es muy complaciente. Ella me comentaba que eso estaba muy bien, pero también había que ver si la niña de verdad hacía las cosas sin importarle o con tal de complacer se sacrificaba. 
Pero anoche, después de evaluar lo fantástico de este fin de semana sin grandes planes, ni espectáculos, ni fiestas... he llegado a la conclusión de la que la niña es muy feliz en el cole, y en casa, y en la calle, y allá donde va. Porque alguno, para ser feliz, quiere un camión, pero esta familia para ser feliz necesita muy poco. 

¡¡FELIZ LUNES Y BUENA SEMANA!!

domingo, 9 de marzo de 2014

El post escoba


Comencé la semana compartiendo los avances de la Princesa en el mundo de la tecnología. El martes fue día de reflexión sobre los abusones de la crisis. El miércoles mudo se lo dediqué al Cabo Home, gritando mi necesidad de vacaciones. El jueves no acudí a mi cita y el viernes os expliqué mi sensación de conejo en Alicia en el País de Maravillas, estado en el que aún me encuentro. 

¡¡Y MAÑANA MÁS Y MEJOR!!
(eso espero)

viernes, 7 de marzo de 2014

No llego...

Hay dos o tres semanas en el año en el que se alinean los astros y te coincide todo al tiempo. Compromisos laborales, personales, pico de trabajo, citas ineludibles... Y por mucho que lo intentes esquivar, siempre llegan. Pues bien, para mi ésta ha sido una de esas semanas. Desde el lunes a las 6.15 de la mañana cuando sonó el despertador hasta ahora mismo ha sido un no parar. Corriendo (sin zapatillas) con la misma sensación del conejo de Alicia en el país de las maravillas de no llegar pronto a ninguna parte. Y de ahí mi ausencia de ayer y la no receta de hoy porque por no solo no he tenido tiempo de escribirla, sino que tampoco la tengo. Así que os emplazo a mañana, que seguro que ya tendré alguna rica, y prometo que en un tiempo, espero que largo, seré puntual a esta cita. Por lo menos a ésta procuraré llegar. 

¡¡¡FELIZ VIERNES!!

martes, 4 de marzo de 2014

Y el grande se come al chico

Esta ilustración procede de...
En esta última semana la Princesa ha tenido la oportunidad de jugar con niños de diferentes edades fuera del ámbito escolar. La primera vez fue hace unos días cuando vinieron a casa sus primos y su inseparable Miguel y la otra este fin de semana con los hijos de mis amigas. Y me resultaba gracioso como las mayores (en ambos casos eran niñas) trataban de llevar la voz cantante en el juego. Pero no las juzgo. Cuando la Princesa juega con sus primos más pequeños es ella la que trata de hacerlo. Y cuando la Princesa se queja de que la están mandando o que no quiere jugar a lo que la mayor de turno impone, siempre pienso que la niñez es la etapa en la que aprendes todo de la vida. Así que cuando viene lloriqueando, recuerdo la famosa frase de mi amiga Marta y la recito sin piedad: cariño, la vida es dura. A ella le entra por un oído y le sale por el otro. Pero estoy segura de que un día se dará cuenta de su significado. 
¿Y por qué toda esta letanía? Porque ya estoy cansada de escuchar que a nivel macro estamos saliendo de la crisis. Estoy convencida de que así es. Pero, ¿y a nivel micro? Las grandes compañías están empezando a ver a aquellos brotes verdes o, por lo menos, ven brotes. Pero no importa, los grandes siguen abusando de los pequeños. ¿Cuántas pequeñas empresas, negocios de emprendedores valientes, han tenido que cerrar por falta de pago de sus clientes? Os puedo asegurar que algunas cuantas. Así, a bote pronto, a mi se me ocurren un par de ellas. Porque en estos años de vorágine todo ha valido. El pago al contado ha desaparecido, las facturas que se pagaban a 30 días se han ido a 90 y cada vez se ajustan más los presupuestos. ¿Qué quieres que contrate? Pues me lo bajas un 50% o no me ves el pelo...  Y con los sueldos, tres cuarto de los mismo. Hay algunas empresas que no pueden pagar más pero otras grandes se han aprovechado de las circustancias de las pequeñas y han bajado notablemente los salarios. Y los pobre pequeños hemos tragado... 
En fin, no soy economista pero en mi humilde opinión creo que mientras los peces grandes y los pequeños no vayamos en paralelo a por los botes verdes, éstos todavía no aparecerán en muchos años.

¡¡¡FELIZ MARTES PECECILLOS!!!

lunes, 3 de marzo de 2014

¿Horror o maravilla?

Que nuestros hijos son nativamente tecnológicos no es algo que podamos intuir. Lo son, nos guste o no. En reiteradas ocasiones os he contado los numerosos acercamientos de la Princesa al mundo digital, por ejemplo cuando se fundió la luz de baño, o las numerosas aplicaciones que hay para los niños, siempre en un entorno seguro. Aun en mi convencimiento de esta idea, no me deja de sorprender con lo que salío la Princesa hace unos días. 
Aprovechando que tenía que ir al médico y el Santo estaba de vacaciones, decidimos que es día no fuera al cole. Después de salir de la consulta pasarían el día juntos. El Santo barajó un par de museos y finalmente se decantó por un centro comercial, en el que hay un llamado parque de diversiones (Nerverland), para aprovechar a hacer unas compras que tenía pendientes. Aunque quería que fuera una sorpresa, la Princesa se puso tan pesada queriendo conocer sus planes que finalmente el Santo le dijo que irían a Nerverland. La Princesa se quedó como estaba (no es de Peter Pan y mucho menos de Michael Jackson). Después de un rato sin escucharla, vino muy seria preguntando si Neverland era con b o con v. Como no le dábamos más información decidió buscarla. Había ido a mi Ipad, se había metido en Google y estaba tecleando Nerverland. Para algunos les parecerá un horror. Para mi, simplemente, maravilloso. 

¡¡FELIZ LUNES Y BUENA SEMANA!!

domingo, 2 de marzo de 2014

El post escoba


Comenzamos la semana hablando de la tendencia de moda: el chandalismo. El martes fue el turno de un nuevo remedio de la abuela. En el miércoles mudo rezamos por Venezuela y el jueves pedimos ayuda por ellos. Y el viernes terminamos la semana con una receta de rape de toma pan y moja. 

¡¡Y MAÑANA MÁS Y MEJOR!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...