jueves, 13 de febrero de 2014

Yo si estoy gorda

Esta entrada está en línea a la fotografía que publiqué ayer. Y quizá sea la más íntima que he publicado hasta el momento. Pero la voy a escribir a modo de terapia. 
En más de una ocasión he escrito en este blog sobre mis kilos. Nunca he sido una persona delgada, excepto desde que nací hasta que cumplí los 4/5 años. A partir de entonces empecé a engordar y siempre he sido una niña gordita, adolescente rellenita y adulta gorda. En esta última etapa he tenido periodos de menos gorda y de mucho más gorda. He probado todo tipo de dietas: endrocrinos, el peso ideal, la de los huevos, la de la sopa, la dukan... y ahora estamos con la de los puntos. Y debo decir que todas funcionan, algunas más que otras y algunas, también, con más efectos secundarios que otras. Pero en todas hay que contar con unos ingredientes imprescindibles: la confianza en ti misma, y en la dieta, y la fuerza de voluntad. Si no tienes eso, no hay dieta que funcione.
Si ahora mismo me dijeran a quien me gustaría parecerme, no diría a nadie que tuviera un cuerpo escultural, porque sé que es imposible. Más que nada porque una es consciente de sus limitaciones. Soy un poco más alta de 1.50 m, tengo el talle muy alto y voy sobrada de delantera. Así que nunca, por mucho que me lo proponga, seré un pibón. 
En su día admiré mucho a Paula Echevarría, porque las dos dimos a luz en el mismo año, nos quedamos bien servidas después del embarazo y ella se ha quedado con un cuerpazo. Pero no me sirve porque, afortundamente para ella, tiene algo que yo no. Además de fuerza de voluntad, que es muy de aplaudir, tiene dinero como para tener un entrenador personal, miles de tratamientos (que no hablo de cirugía) que ayudan a perder peso y ninguna necesidad de pisar una cocina para alimentar a su familia. Y quieras que no eso es una ayuda importante. 
En estos últimos meses he descubierto a tres personas ante las que me quito el sombrero. Tres chicas como yo. Trabajadoras, una de ellas madre, personas con problemas cotidianos como los podemos tener todos y con la comida como escudo ante un problema o ante un momento de ansiedad, como me pasa a mi. Y las tres tiene una fuerza de voluntad increíble que es lo que me falta a mi. Una es Yolanda de Vivir para comer, otra es Mireya de La XXL a la M y Cris de Volver a ser yo. Las tres han adelgadazado una barbaridad de kilos y no tienen pudor en enseñar sus fotos. No han tenido vergüenza de ir comentando sus logros y sus caídas. De como lo han superado y de como lo van a seguir intentando, para conseguir su peso ideal. 
Y en esas estamos. Después de 30 años luchando y, porqué no decirlo, obsesionada con el tema (no hay semana que no hable de lo gorda que estoy) he tocado fondo. Porque estoy cansada de siempre lo mismo: el peso, la comida, "los pecados", los excesos, las calorías, los atracones... Y me he visto tan reflejada en estas tres personas que ya estoy cansada del tema y, en la medida de lo posible, voy a poner remedio. Y ya no por estética (que claro que me importa) sino también por salud. 
Lo primero que voy a hacer es aceptarme a mi misma. Voy a empezar a hacerme fotos. Desde hace dos años casi no me hago una, a no ser que sea absolutamente necesario o sea robada. No quiero que el día de mañana, cuando falte, la Princesa no tenga ningún recuerdo mío de estos años. Si soy gorda, soy gorda. No por ello peor persona o madre.
Foto de septiembre de este año
Lo segundo, dejar de compararme con Mi Otro Yo. Es muy frustrante tener una hermana gemela que pese menos de 10 kilo que tú simplemente porque tiene fuerza de voluntad y tú no. 
Lo tercero, apuntarme al reto de Yolanda de hacer ejercicio al menos 5 veces a la semana. 
Y por último, hacer de la comida algo cotidiano para vivir y no un refugio donde esconderse por la ansiedad, el cansancio o los problemas cotidianos. 
Así que hoy, públicamente y a modo de compromiso, me atrevo a decir Yo estoy gorda pero no lo voy a estar. 

¡¡¡FELIZ JUEVES!!!

7 comentarios:

  1. Muchos ánimos! esa es la actitud, seguro que lo consigues :)

    ResponderEliminar
  2. Pues serás gorda, pero también eres valiente, inteligente, simpática, interesante y muy bella. Un abrazo muy grande y mucho ánimo, has tomado una decisión importante y tu princesa debe estar muy orgullosa de su madraza.

    ResponderEliminar
  3. Aunque no se te ve tan gorda en la foto, la verdad, pero como tú dices, por salud y por bienestar hay que comer bien y hacer ejercicio. Es necesario para TOD@S! (yo también debería aplicarme el cuento, jeje). Mucho ánimo!
    Bsitoss

    ResponderEliminar
  4. Rocío sabes que te sigo hace mucho y me encanta todo lo que escribes pero tu post de hoy es de ser valiente. Eres una persona increíble, con unos valores y creencias muy claros y consigues lo que te propones. Si has decidido hacer ejercicio 5 veces en semana lo lograrás y si con eso pierdes kilos pues genial

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado el post,no tengo mas que añadir. Mucho animo

    ResponderEliminar
  6. Ay corazón, qué te voy a contar yo que no sepas ya. Pero una cosa sí te digo, comer sano, por supuesto, hacer ejercicio, rotundamente sí. Pero más importante aún, sentirte bien contigo misma. A mí me sobran también unos cuantos kilazos que no dejo de intentar perder pero cada vez me cuesta más por muchos motivos. Ahora bien, hago ejercicio siempre que puedo y comeré más o menos, con más o menos hidratos o calorías, pero como sano y estoy sana y durita por el ejercicio (más allá de la capa de grasa que me sobra) ¿Que me gustaría perder ese exceso de peso? sí, claro, ¿me agobia? no, para nada. Todo lo que hagas para encontrarte mejor contigo misma está perfecto pero no dejes que te obsesione. Buena reflexión sobre las fotos, a mí tampoco me gusta que me las hagan aunque de vez en cuando me dejo, la próxima vez recordaré tus palabras y me dejaré más fácilmente.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...