martes, 11 de febrero de 2014

Que nadie decida por mi

Y seguimos a vueltas con los Goya. Dos de las actrices premiadas, Marian Álvarez y Natalia de Molina, en sus sentidos y nerviosos agradecimientos, se refirieron a su deseo de que nadie decida por ellas. Creo que ayer quedó clara mi postura de que los actores conviertan una entrega de premios en un acto reivindicativo, cuando (a Dios gracias) vivimos en un país con libertad de expresión en el que cualquiera puede apoyar una idea, creencia, postura por cualquier medio. Y para muestra, este escaparate que llega a un grupo reducido de personas, pero llega. Es como aquel chiste del que va a poner una esquela en el periódico y pone " Marta Muerta". Le dicen que por el mismo precio puede poner dos palabras más y concluye la esquela con "Marta Muerta. Vendo Vespa". Pero bueno, vamos a lo que vamos que me disipo. 
Estábamos con que hay dos mujeres que no quieren que decidan por ellas. Me parece perfecto. Yo tampoco quiero que decidan por mi. Y así ha sido desde que tuve uso de razón y espero que sea así hasta que pierda el juicio. Pero a ellas les pasará lo mismo, si no se dejan manipular o aborregar. Y espero que ellas tampoco decidan por sus hijos. Porque me costó caer del guindo (el sopor de la gala me impedía pensar con claridad) y fue el Santo el que me aclaró que se referían al aborto. Lo que no me cabe en la cabeza es que al hablar de "decidir por mi" se refirieran a decidir a abortar o no. Porque yo no lo veo así. 

Feto de 14 semanas: Actualmente está permitida la práctica del aborto inducido durante las primeras 14 semanas del embarazo
Cuando una persona decide no seguir adelante con la vida de un feto (vamos a dejarlo de esta manera para no entrar en matices, aunque para mi ya es un niño) decide por ese feto no por ella. Si sus madres hubieran decidido por ellas (como así lo gritaron) y se hubieran decantado por interrumpir su embarazo, ellas ni hubieran nacido, ni hubieran sido actrices, ni hubieran ganado un Goya. 
Otra cosa es que la gestación de ese niño ponga en peligro su propia vida y entonces si tienen que decidir por ellas o por el bebé (caso que contempla el nuevo anteproyecto de ley del aborto).
No me cabe en la cabeza que en el Siglo XXI, cuando hay multitud de métodos anticonceptivos a la mano de cualquiera, estemos hablando de aborto.  Y no quiero entrar en tema de malformaciones o problemas, más allá de lo que señala el anteproyecto, porque entonces pienso en la depuración de la raza y tampoco hay que pasarse. ¡¡Cuántas madres y padres veo felices con sus niños Down, por ejemplo!! Nadie estamos a salvo de que a nuestros niños, sanos y preciosos, les ocurra un accidente y se conviertan en niños deficientes. ¿Y entonces? ¿Los matamos? No. La vida humana es algo más que un jersey de Zara al que le salen pelotillas, que tiro y me compro otro. 
Pues creo que ya están decidiendo por estas dos actrices porque son jóvenes (una más que otra) y no son madres. Cuando lo sean, si es que lo son, y sientan a su hijo en su vientre descubrirán que ellas no son nadie para decidir por la vida de ese niño.
Es una opinión muy personal y acorde a mis creencias. Sé que a algunos os sorprenderá, a otros os indignara y otros, incluso, dejaréis de leerme. Pero, lo siento. Siempre he tenido claro que con este blog no pretendo ser ejemplo de nada ni de nadie, simplemente disfrutar mientras lo escribo y ser yo misma, fuera de modas.

 ¡¡FELIZ MARTES!!

5 comentarios:

  1. Pero Rocío, ¿por qué alguien va a dejar de leerte? ¿por dar tu opinión en tu blog? Una opinión totalmente lícita y expresada desde la educación y el respeto? El que dejase de leerte creo que pecaría de intransigencia e ignorancia.... hace poco ante un problema que tuve y conoces alguien me dijo que nunca te arrepentirás de tener un hijo y siempre lo harás de no haberlo tenido. Comprendí que esa era la pura verdad, así que no puedo estar más de acuerdo contigo. Un beso de tu Rous

    ResponderEliminar
  2. Somos muchas (y muchos, porque el hijo que quieren abortar no es sólo de ellas) las que pensamos como tú. En esta vida TODO tiene consecuencias, y en este caso, si eres adulto como para tener relaciones sexuales, eres adulto para asumir sus consecuencias.
    Nadie te obliga a quedarte con el niño si no lo quieres o no te lo puedes permitir. Si ese es el caso, dalo en adopción, que hay mucha gente que está deseando adoptar y no puede.
    Por otro lado... se necesitan MUCHAS más ayudas para familias con niños con discapacidades. Es muy caro criar a un hijo con problemas, y deberían recibir ayudas suficientes como para pagar sólo lo que pagarían por un hijo "normal"

    ResponderEliminar
  3. No pretendo hacerte cambiar de opinión, la respeto y me parece perfecto, solo te pido que respetes las razones y decisiones de los demás. Interesante esta publicación.
    http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/07/24/actualidad/1343153808_906956.html
    Lidia

    ResponderEliminar
  4. http://www.aedprenatal.com/content/comunicado-de-la-asociaci%C3%B3n-espa%C3%B1ola-de-diagn%C3%B3stico-prenatal-aedp
    otro enlace interesante

    ResponderEliminar
  5. A veces decidir implica mucho dolor,y nadie tiene derecho a decidir aumentarlo.Eso es lo que para mi significa tener derecho a decidir.Nadie o casi nadie aborta por gusto,ni por frivolidad,ni por deporte.Yo tengo dos hijos sanos,por suerte,y ni con el primero ni con el segundo quise hacerme amnio, aunque con el segundo ya tenia 37 años,Por no hacerme,no me hice ni el triple screening.No quería tener que decidir...pero pude decidir NO DECIDIR, no me impuso sus creencias un grandísimo hijo de puta que piensa que las mujeres nos dedicamos a quedarnos embarazadas para poder pasar por la diversión de adoptar...o que somos todas una panda de retrasadas a las que hay que ir poniendo en vereda para que no nos descarriemos.A este señor, y lo llamo señor por llamarlo de alguna manera, no lo mueve el respeto por el no nacido, porque si así fuera él y los que son como el se preocuparían por la calidad de vida de los que ya nacieron, y no lo hacen.A este señor le mueven la prepotencia,el machismo y la soberbia de decidir .(Soy Nuria del blog Titeres sin cabeza, pongo anónimo porque si no, no me deja publicar)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...