lunes, 17 de febrero de 2014

Pequeñas estrellas o pequeños estrellados

Esta es una de esas entradas que tengo en el borrador de mi cabeza, esperando el momento idóneo para ser publicada. Y creo que ya ha llegado. Y, como siempre, quiero aclarar que es un opinión muy personal y para nada quiero sentar cátedra. 
En televisión se han puesto de moda los formatos de adultos adaptados para niños. Normalmente se solían hacer en época de Navidad, pero ahora parece ser que su rentabilidad los han hecho atemporales. Y me refiero a programas como MasterChef o La Voz. El primero, en versión adulta, me enganchó muchísimo y en la versión kids también lo vi. El segundo no, aunque he de admitir que he visto algunos momentos en ambos formatos.  Así que creo que puedo opinar con cierto criterio. 
La primera vez que vi a los mini cocineros llorar desconsoladamente por no ganar o sentirse frustrados porque no les salía un plato fue cuando me planteé si era necesario someter a los niños a eso. 
Lo mismo pasa con La Voz. Niños que es su casa, en su ambiente, en el cole son estrellas pero que delante de los "couches" son geniales, auténticos, monstruos... pero que se van a su casa por el mismo camino que han venido porque les falta ángel, rematar o vete tú a saber el qué. Y entonces llegan las decepciones, los llantos y los abrazos de unos padres tan rotos o más que los propios niños. 
Hace muchísimos años yo canté en televisión. Fue en un programa que se llamaba Sábadabada. Pero canté en un coro. Sin sobresalir uno más que otro. Con mi primer plano fugaz que me permitió que la gente de mi entorno me viera y, después, me felicitara por lo bien que cantamos. Pero nadie me tuvo que consolar y años después sigo recordando con buen sabor de boca esa experiencia. 
A lo que voy es que la vida ya de por si, aunque maravillosa, es dura. Y a lo largo del camino son muchas veces las que te encuentras con un "no" o con un rechazo. Pero cada cosa a su tiempo. Y yo soy de la idea de que los niños en casa y que descubran lo dura que es la vida cuando ya estén preparados. 

¡¡¡FELIZ LUNES!!!

2 comentarios:

  1. Yo también creo que es muy pronto a veces... No suelo ver este tipo de programas porque me parece innecesaria tanta competición y me da hasta coraje a veces, y eso con l@s adult@s, con niñ@s directamente no me gusta :S
    Pero creo que tampoco tiene porqué ser un trauma. Es como todo, según cómo se lo tomen las personas de alrededor el niño o la niña lo puede ver como un juego, como algo divertido, como una experiencia aunque no gane, no necesariamente como un fracaso.
    Bsitoss

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...