viernes, 28 de febrero de 2014

La Receta: cazuela de rape, calamares y gambas (Thermomix)

Aunque estamos a poco más de 20 días para que empiece la primavera hace un frío pelón. En reiteradas veces he manifestado lo poco que me gusta el invierno, ¿verdad? Y aunque culinariamente nos da mucho juego, por ejemplo los llamados platos de cuchara, me sigue gustando más la comida de verano. Las ensaladas, el salmorejo, la variedad de frutas...
Pero como todavía nos toca pasar algo de frio, hoy vamos con un plato contundente de los toma pan y moja, literalmente. La receta me la ha pasado mi amiga María y ella a su vez la encontró en a la web Petit Chef. (Ya sabéis que yo soy de las que cito el origen de las cosas porque no me gusta hacer a los demás lo que no me gusta que me hagan a mi). María ha salido varias veces en este blog. Es del grupo de mamis del parque, pero es algo más que eso. Con ella tengo mucha confianza y la tuve desde el minuto 2 de conocernos. Lo que más me gusta de ella es que es transparente, sin dobleces, de las que llaman al pan pan y al vino vino. María es mi AMIGA y somo siempre digo, de las personas que han venido para quedarse. 
¿Y quien cocina una plato rico, se acuerda de ti, te hace una foto y te la manda junto a la receta? Pues una amiga. Y ahí estamos. Vamos a por la receta:

INGREDIENTES 
  • 800 grs. de medallones de rape
  • 400 grs. de calamares
  • 500 grs. de gambas 
  • 1 cebolla
  • 3 ajos
  • 3 tomates grandes maduros
  • 50 ml de aceite de oliva
  • 3 cubiletes de agua
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 cucharada de azúcar

PREPARACIÓN 

Primeramente, ponemos en el vaso de la Thermomix el aceite, la cebolla y los ajos y programamos 8 minutos, velocidad 2 y temperatura varoma.
Cuando finalice, lo trituramos 10 segundos, velocidad 7-8.
A continuación programamos 20 minutos velocidad 1 y  100º sin cubilete.
Después, es el momento de añadir los tomates cortados en trocitos pequeños sin piel, la sal, el azúcar, la pimienta y programamos 30 minutos, temperatura varoma, velocidad 2, también sin cubilete. La idea es que quede como una confitura.
Entonces,  ponemos el cubilete y trituramos 10 segundos, velocidad 5-6-7.

Hecho esa especie de sofrito, es el momento de pescado.  Añadimos los tres cubiletes de agua y mezclamos 5 segundos velocidad 5. Incorporamos los calamares y los cocinamos  20 minutos, 100º, giro a la izquierda, velocidad cuchara. A continuación ponemos la mariposa, añadimos el rape y volvemos a cocinar 5 minutos, 100º, giro a la izquierda, velocidad cuchara.

Finalmente, añadir las gambas y dejamos el guiso otros 10 minutos, 100º, giro a la izquierda, velocidad cuchara.

Solo falta rectificar de sal y comprar una buena barra de pan para mojar en la salsa.

 
¡¡¡FELIZ VIERNES DE CARNAVAL!!!

jueves, 27 de febrero de 2014

SOS

Últimamante, después de los miércoles mudos vienen los jueves charlatanes porque con una foto no basta. Y en caso de ayer, menos todavía, porque lo de Venezuela es como para escribir un libro. Hubo algún comentario a la entrada de ayer que me daba la sensación como si se pensara que soy venezolana o vivo allí. Soy española pero tengo la suerte de tener a varios venezolanos en mi entorno más cercano, además de conocer el país. Y con lo que está pasando de verdad que se me parte el alma.
Recuerdo el día que Hugo Chávez democraticamente ganó las elecciones. Fue en el año 99 y ese día estaba con una buena amiga venezolana. Me contó lo grave del caso y desde entonces me empecé a interesar por lo que ocurría en el país. Y todo era demagogia. Falsas promesas y medidas populistas para que los llamados chavistas siguieran adorando a aquel Dios que había traído lo mejor para el pueblo. Y Chávez murió. Y en unas nuevas elecciones, ya no diría yo tan democráticas, nació un nuevo líder: Nicolás Maduro. Igual de ególatra, pero con menos discurso y menos ideas brillantes para la masa. Poco a poco los días de pan y circo se iban acabando y ahora solo hay circo, porque el pan se ha terminado. Y entonces el pueblo ya no ríe las gracias. El pueblo grita porque tiene hambre. Y lo que antes eran alabanzas, ahora son protestas. Porque, como en cualquier país con un régimen democrático, el pueblo ha salido a las calles. Y ya no solo es que no haya pan, tampoco hay libertad. De las buenas palabras se ha pasado a los palos, tanto a los opositores de siempre al régimen como a los que un día les encumbraron. No soy capaz de encontrar el número de muertos porque las cifras son tan dispares que en sí me parecen un auténtico disparate. Pero con un solo muerto me vale para denunciar la situación, y haberlo lo hay.
Sin pan y libertad, ¿hacia donde camina el país? A la deriva sin duda. Y grito por Venezuela porque me toca de cerca, pero son tantos los países que viven en condiciones similares que solo el pensarlo me duele. Sé que no puedo hacer nada más que ser la voz de aquellos a los que les han dejado mudos.
Mi cariño, mi respeto y mi admiración hacia todos los pueblos que, como el venezolano, están viviendo una situación de hambre y represión. 
Una vez más tengo que pedir que, por favor, paren el mundo que yo me bajo.

¡¡FELIZ JUEVES!!
(Aunque el mundo siga volviéndose loco)

martes, 25 de febrero de 2014

Los Remedios de la abuela: el papel de aluminio

Este va a ser mi pequeño homenaje al papel de aluminio, mal llamado papel de plato (si fuera de plata no costaría más el collar que el galgo) o papel "Albal". Desde hace cuanto no entra en mi casa esta marca, pero aún así lo seguimos llamando por ese nombre. 
Si nos paramos a pensar, son multitud de usos los que tiene el invento. Desde su utilización en la peluquería (para dar las mechas), como para disfrazarse, hacer de río en las estampas navideñas, cocinar al papillote, guardar y refrigerar alimentos... Y ahí es donde quería llegar. Aunque yo soy la primera que lo hago, el papel de aluminio no es el más óptimo para congelar carne. Los expertos dicen que es mejor el papel film o transparente y, como truco, metiendo una hoja de papel de carnicería o de horno entre pieza y pieza para que a la hora de descongelar, sea más fácil separar una de otras. Por el contrario, para congelar pescado o marisco si es el idóneo. 
Y hay por ahí una leyenda urbana en la que se cuenta que se debe poner la cara brillante en contacto con los alimentos porque el pulido del material crea una barrera y evita el contacto directo del aluminio con los alimentos, con lo que los protege del carácter tóxico de este material. Pues bien, según los fabricantes se pueden utilizar las dos caras indistintamente porque ambas caras tienen las mismas propiedades. El hecho de que un lado sea brillante y otro mate se debe al proceso de fabricación. Para evitar una posible rotura de la hoja durante el proceso de laminado en frío, se duplica la lámina que debe pasar por los rodillos. Así sin más. Y de tóxico, nada.
Y en cuanto a las propiedades caloríficas a la hora de cocinar, pasa lo mismo. Algunas recetas recomiendan envolver la fuente del horno con el brillo hacia abajo para que reflectea más el calor a la comida. Pues tampoco. También en la cocina el papel de plata se usa de forma indistinta por las dos caras.

¡¡¡FELIZ MARTES!!

lunes, 24 de febrero de 2014

El "chandalismo"

Fabuloso fin de semana el que hemos pasado el Santo y una servidora ejerciendo a la perfección de nuestro papel de Malos Padres. Para la ocasión hemos aprovechado un cofre regalo que nos habían traído los Reyes. Si en este tipo de formato piensas que vas a encontrar hoteles de cinco estrellas, estás equivocado. Nadie da duros a cuatro pesetas (ahora habría que decir un euro por 90 céntimos, ¿no?) Suelen venir hoteles de tres o cuatro estrellas bastante apañados, perfectos para un fin de semana como el que hemos pasado. 
Después de mucho estudiar y obligados un poco por la disponibilidad de plazas (¿quien dijo crisis?) y de las condiciones meteorológicas, finalmente nos decantamos por un hotel en Baeza que disponía de spa. La verdad que esto último nos daba un poco igual, pero luego resultó ser un acierto. 
El hotel estaba en mitad de la nada en mitad de un olivar. Nada alrededor excepto olivos, olivos y olivos a más de cuatro kilómetros a la redonda. El escenario perfecto para dormir, descansar y relajarse. Pero para los clientes más jóvenes, el sitio idóneo para una escapada romántica (¿por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?).  Nuestro hotel era lo más parecido al Hotel Zouk de Madrid (establecimiento para parejas que buscan intimidad y discreción) pero más rústico y sin tanta sofisticación.  Todas la parejitas estaban cortadas por el mismo patrón: sonrisa "Profiden", cara de no pagar hipoteca y el 90% de ellos en chándal. Si, en chándal. ¡¡¡Horror!! Pero ¿por qué se empeñan en esta moda? Si fueran a hacer deporte, si estuvieran en un club deportivo o en su casa lo admitiría. Pero ¿por qué en un hotel en mitad de la nada aunque solo fuera de 3 estrellas? Yo entiendo que cómodo es un rato y yo soy la primera que me calzo el chándal en cuanto llego a casa. Perono voy en chándal ni a comprar el pan y creo que sería lo último que metería en una maleta. Porque si es por comodidad, los monos de faena deben ser comodísimos pero no por ello vamos todos en mono. 
Al hilo de esto me ha venido a la cabeza la noticia de que los clientes que acuden a comprar en chándal o incluso en chanclas a la milla de oro de Milán son los que  más dinero se dejan en las tiendas porque son los más ricos o tienen mayor status. Lo mismo hemos estado entre ricos y no nos hemos dado cuenta... Mira que lo dudo, pero en fin. Lo más importante es que lo hemos pasado estupendamente. 
Y como dice Mi Otro Yo, se puede perder la ética pero nunca la estética... Y para mi esa gente la pierde en el momento que se ponen un chándal. ¿Me estaré haciendo mayor?

¡¡¡FELIZ LUNES!!!

domingo, 23 de febrero de 2014

El post escoba


El lunes aporté mi visión particular de los programas para niños; el martes hablé de que la vida es un tsunami. El miércoles mudo fue para el anuncio de mi escapada (que estaré disfrutando cuando se publique esta entrada). El jueves fue el turno de la malas madres y el viernes una receta de pizza express con historieta incluida.

¡¡¡Y MAÑANA MÁS Y MEJOR!!!

viernes, 21 de febrero de 2014

La Receta: Pizza Express

Vivo en una zona nueva de Madrid. Nueva, nueva que a lo tonto ya tiene casi 10 años. Lo que más me gusta es que la mayoría de los que vivimos aquí somos gente joven (uno más que otros). Así que no tendremos muchas cosas, pero en coles, guardes y parques vamos bien servidos. Cuando la Princesa era pequeña, gracias a mi amiga María (a quien había conocido en matronatación) comencé a frecuentar un parque. Y poco a poco me fui incorporando a un grupo de mamis con niños de edades parecidas a las de la Princesa e, incluso, dos de las niñas iba a su clase. Y así surgió lo que, cariñosamente, la Princesa y yo llamamos la "chupipandi" (más pandi por la mamás casi que por los niños). Porque de esas tardes de parque ha surgido algo muy bonito. Una amistad sincera en la que somos todas para una y una para todas. Cada una con sus creencias, sus ideas, sus manías, sus cosas... pero todas respetándonos y apoyándonos en lo que sea. Hemos estado juntas en nacimientos, fallecimientos (por desgracia), en alegrías, penas, risas, lloros... Pero siempre juntas y espero que por mucho tiempo. Aunque nuestros hijos se hagan mayores y escojan otros amigos creo que nosotras seguiremos siendo amigas.
Y llegó el whatsapp a nuestras vidas y entonces fue el no va más porque surgió el Radio Parque. Si ese grupo hablara... Desde allí ya se han retransmitido cuatro partos. En vivo y en directo. Con eso os digo todo. Además de hacer terapia de grupo, pasar recetas, hablar de niños, política, religión, comentar programas de televisión o hacer consultas médicas. Por cierto, en el grupo hay un papá. Comenzó porque Bea, su mujer, no tenía whastapp, pero ahora que lo tiene le hemos dejado por el juego que da y porque le queremos (esto lo pongo no vaya a ser que me lea)
Y de Reyes, una de las componentes de este grupo, salió la receta de hoy. En el cumple de su hijo no hacía más que sacar pizzas y pizzas, siempre calientes y riquísimas. No daba crédito que tuviera a una persona en su casa haciendo las pizzas, entonces me dio la receta. 
Perdonad esta introducción tan larga pero se la debía a Belén, otra amiga del grupo. Ahí va la receta:

INGREDIENTES
  • Un paquete de obleas de empanadillas
  • Tomate frito
  • Mozarella
  • Jamón de york o el ingrediente que más te guste (salmón, atún, cuatro quesos...)
PREPARACIÓN 

Es facilísimo. En una bandeja de horno y sobre papel vegetal (no tenía y lo hice sobre papel de plata con un poco de aceite para que no se pegaran) colocas las obleas de las empanadillas.

Después extiendes en tomate, la mozarella y el ingrediente que más te guste. Lo introduces en el horno caliente a 200º y cuando veas que las mozarella se ha fundido y la oblea está tostada las sacas y ¡¡¡a comer!!! Más fácil imposible y el resultado rico, rico. Vamos, que he tardado yo más en escribir esta entrada que lo que tarda en hacerse las pizzas.

¡¡¡FELIZ VIERNES Y DISFRUTAD DEL FIN DE SEMANA!!!

jueves, 20 de febrero de 2014

Yo soy mala madre

Como ya ocurriera la semana pasada, la entrada del jueves tiene mucho que ver con el Miércoles Mudo de ayer. Pues si. Me voy de escapada. De viernes a domingo. Dejamos a la Princesa por la mañana en el cole y la recogemos el domingo por la noche en casa de mis santos padres. ¿Remordimiento o pena? Ninguno.  Es más, estoy deseando. Y eso que la Princesa va camino de la santidad como su padre.
Llamadme mala madre si queréis. Lo acepto es más. Estoy en un club que alardea de eso. De eso y de que siempre tratamos de hacer lo mejor para nuestros hijos. Pero no somos esa madre perfecta que nos venden antes de serlo. Esa que no permite que le cojan el móvil o el IPad porque se rompe y encima idiotiza a los niños; que nunca da bollos prefabricados a los retoños porque tienen colesterol; que hace los menús de la semana pensando en conseguir la dieta más equilibrada y variada posible para que coman sano y de todo; que no permite que sus hijos se acuesten más allá de las 8.30 sea verano, invierno o día de fiesta... Pero la vida va a mil y no te da. O haces un híbrido entre tu vida y la suya o estás perdida. Entonces surgen las malas madres que en un momento dado tiran de bollo artificial, perdonan la ducha porque total hoy no has sudado mucho o ponen de cenar macarrones por segunda vez en la semana porque estaban buenísimos (o porque calculaste mal y tienes como para alimentar a todos los niños del parque).

Club de MALASMADRES
Yo soy mala madre y estoy orgullosa de ello.  Pero vamos a aclarar. Yo por mi hija MA TO. Pero también soy persona y mujer. Y por eso no me cuesta "abandonarla" un par de días, en las mejores manos en las que puede estar después de las nuestras, para disfrutar de mi tiempo, de mi marido, de mi ocio y de mi misma. Dos días y medios sin andar por la calle con una prolongación de mi en mi mano, si estar pendiente de nada más que del paisaje. De dormir a pierna suelta sin tener un oído en la otra habitación (porque aunque la pobre duerme con un lirón, el oído de madre está educado para avisarte de cualquier mínimo ruido que no sea el habitual). De darme una ducha sin que nadie te esté hablando desde el otro lado de la puerta; de ir a un restaurante sin tener que decir a nadie que se siente bien, se limpie la boca o que coma. De pedir la ración que me de la gana sin tener que pensar si pica o está demasiado fuerte...
Las malas madres adoramos a nuestros hijos por encima de todo. Y para darle todo lo mejor para ellos considero más que recomendable ser malas madre en algún momento. ¿Y lo contenta y relajada que voy a estar el lunes?¿Y la alegría que se va a llevar la Princesa cuando nos vea el domingo? ¿Y la carita que va a poner cuando abra esos zapatos de tacón que nos ha pedido a cambio de aceptar su abandono? 
Soy la madre de la Princesa por encima de todo. Pero de vez en cuando me gusta quitarme el título y por unos días ser únicamente la mujer del Santo o, simplemente, yo.

¡¡¡FELIZ JUEVES!!!

miércoles, 19 de febrero de 2014

Miércoles Mudo: Preparando una escapada

                                                       ¡¡¡FELIZ MIÉRCOLES!!!

martes, 18 de febrero de 2014

Yo he sobrevivido a un tsunami

Desde que soy madre me he vuelto muy vulnerable con todos los temas de la infancia y con todo lo que tenga que ver con el sufrimiento materno. Y, a modo de coraza, trato de evitar todo aquello que me hace daño y que no me aporte nada o, por el contrario, no pueda aportar yo. Por eso no quiero ver la película "Lo imposible". No me quiero ni imaginar las horas de angustia que pasó María Belón, la verdadera protagonista de este hecho que interpreta Naomi Watts en la película de Bayona, hasta que encontró vivos a su marido y sus tres hijos. 
Pero una amiga insistió una y otra vez para que viera en Youtube un conferencia que María está impartiendo por diferentes lugares de España, a través de la Fundación con la que colabora "Lo que de verdad importa". Tanto lo hizo que el domingo la vi y descubrí lo importante que es vivir y agradecer lo que tenemos en la vida porque la vida es un milagro. María, superviviente de una catástrofe natural con consecuencias espeluznantes como bien sabemos, asegura categóricamente que la vida es un tsunami tras otro de los que hay que aprender. Porque los tsunamis en la vida llegan como y cuando les da la gana. Los menos con agua y el resto de cualquier manera. Y de todos hay que aprender y contagiar al resto de lo que hemos aprendido. Se me ponen los pelos de punta al escuchar esto de una persona que sufrió tanto en tan poco tiempo y que, seguro, se tuvo que reponer de lo vivido aún habiendo recuperado a su familia sana y salva.
María, sabiamente, compara lo que sintió el tiempo que estuvo bajo la ola con lo que sentimos cada uno de nosotros cuando estamos bajo nuestra ola particular: golpes, confusión, oscuridad, dolor, angustia... Pero cuenta como sacamos fuerzas de donde no tenemos y salimos de eso, como ella lo hizo. Y es verdad. ¿Quién no ha pasado por lo que María cuenta?
Si tenéis tiempo, y os aconsejo que lo saquéis, os animo a que veáis la conferencia. Merece la pena de verdad. Y espero convenceros como mi amiga me convenció a mi. Lo podéis obtener pinchando aquí.
Y quiero dedicar a esta amiga todas estas palabras (casi todas de María Belón) porque ella está inmersa en su tsunami particular. Pero seguro que va a poder y  va a salir de esa ola gigante y  saldrá el sol. 

¡¡FELIZ MARTES Y A DISFRUTAR DEL DÍA COMO SI FUERA EL ÚLTIMO!!

lunes, 17 de febrero de 2014

Pequeñas estrellas o pequeños estrellados

Esta es una de esas entradas que tengo en el borrador de mi cabeza, esperando el momento idóneo para ser publicada. Y creo que ya ha llegado. Y, como siempre, quiero aclarar que es un opinión muy personal y para nada quiero sentar cátedra. 
En televisión se han puesto de moda los formatos de adultos adaptados para niños. Normalmente se solían hacer en época de Navidad, pero ahora parece ser que su rentabilidad los han hecho atemporales. Y me refiero a programas como MasterChef o La Voz. El primero, en versión adulta, me enganchó muchísimo y en la versión kids también lo vi. El segundo no, aunque he de admitir que he visto algunos momentos en ambos formatos.  Así que creo que puedo opinar con cierto criterio. 
La primera vez que vi a los mini cocineros llorar desconsoladamente por no ganar o sentirse frustrados porque no les salía un plato fue cuando me planteé si era necesario someter a los niños a eso. 
Lo mismo pasa con La Voz. Niños que es su casa, en su ambiente, en el cole son estrellas pero que delante de los "couches" son geniales, auténticos, monstruos... pero que se van a su casa por el mismo camino que han venido porque les falta ángel, rematar o vete tú a saber el qué. Y entonces llegan las decepciones, los llantos y los abrazos de unos padres tan rotos o más que los propios niños. 
Hace muchísimos años yo canté en televisión. Fue en un programa que se llamaba Sábadabada. Pero canté en un coro. Sin sobresalir uno más que otro. Con mi primer plano fugaz que me permitió que la gente de mi entorno me viera y, después, me felicitara por lo bien que cantamos. Pero nadie me tuvo que consolar y años después sigo recordando con buen sabor de boca esa experiencia. 
A lo que voy es que la vida ya de por si, aunque maravillosa, es dura. Y a lo largo del camino son muchas veces las que te encuentras con un "no" o con un rechazo. Pero cada cosa a su tiempo. Y yo soy de la idea de que los niños en casa y que descubran lo dura que es la vida cuando ya estén preparados. 

¡¡¡FELIZ LUNES!!!

domingo, 16 de febrero de 2014

El post escoba


Comenzamos el lunes con mi particular crítica a la gala de los Goya. El martes fue el turno de mi personal visión sobre la ley del aborto (gracias por vuestros comentarios, especialmente a aquellos que se han mostrado en contra de una manera respetuosa). El miércoles fue la antesala de la entrada del jueves, una declaración muy íntima de mi gordura y de como me siento. Gracias de nuevo por vuestro apoyo. Y terminamos el viernes con una rápida y riquísima tarta de galletas Príncipe. 

¡¡Y MAÑANA MÁS Y MEJOR!!
FELIZ DOMINGO

viernes, 14 de febrero de 2014

La Receta: Tarta de galletas Príncipe

El Santo y yo no celebramos San Valentín. Es un día que me da pereza. Pero el caso es que hace un par de años, el 3 de febrero, di algunas ideas para aquellos que lo celebran, asegurando que el Santo nunca me mandaría flores a la oficina ni a casa. Pero como el Santo es imprevisible, el 13 de febrero me mandó unas flores felicitándome el día de San Benigno, festividad de ese día. Pero no eran unas flores cualquiera. Eran astromelias, las mismas flores que llevaba yo en el ramo de novia. Al Santo, en detalles, no le gana nadie.
Ayer estaba en la oficina cuando llegó un mensajero preguntando por mi. Estaba convencida de que era un material que estaba esperando de la imprenta. Pero no. Era una caja de MáximaFlores. Y entonces caí. Era 13 de febrero. Y efectivamente, ahí estaban mis astromelias. Así que la nueva Cecilia ya puede ir cambiando la canción... Quien le mandaba flores, dime quien era, quien le mandaba flores cuando hacía un frío que pela, quien cada 13 de febrero , como siempre con tarjeta, le mandaba un ramo de astromelias...
Casi muero de amor. Así que anoche, aunque llegué tarde a casa después de algunos compromisos que tenía, me puse a hacer una tarta de chocolate para corresponderle. Es una tarta de galletas Príncipe que leí en Mis Thermorecetas y que me encantó para días como estos en los que hay que improvisar. Y aquí va la receta: 

INGREDIENTES

Para el bizcocho
  • 250 gr. de galletas Príncipe 
  • 3 huevos
  • 120 gr. de azúcar
  • 200 gr. de leche entera
  • 100 gr. de aceite de girasol
  • 1 sobre de levadura Royal
Para la cobertura
  • 150 gr. de chocolate para postres
  • 50 gr. de mantequilla
  • 50 gr. de agua
PREPARACIÓN  

Comenzamos con el bizcocho poniendo las galletas en el vaso de la Thermomix y programando 20 segundos, velocidad progresiva 5-7-10. A continuación incorporamos los huevos, el azúcar, la leche, el aceite y el sobre de levadura y programando 20 segundos a velocidad 7.
Si no tenemos Thermomix, es tan sencillo como como triturar las galletas con la batidora y después incorporar el resto de los ingredientes y seguir batiendo.
Cuando esté todo ligado, vertemos la mezcla en un molde (apto para microondas) que previamente habremos untado con mantequilla. En este punto es importante golpear el molde contra la encimera para que salga a la superficie el aire. Verás como salen unas pequeñas burbujitas. Introducimos el molde en el microondas durante 10 minutos a 900 w. Terminado el tiempo, dejamos reposar el bizcocho dentro del microondas sin abrir la puerta. Después lo sacamos y lo dejamos enfriar. 
Entonces es el momento de ponernos con la cobertura. Para ello ponemos el chocolate en el vaso y programamos 20 segundos a velocidades 5-7. Añadimos el agua y programamos 4 minutos, temperatura 37º y velocidad 2. Después añadimos la mantequilla y hacemos lo mismo. Terminada la cobertura, cubrimos el bizcocho con ella y solo hace falta que se consolide y... ¡¡a comer!!

¡¡FELIZ VIERNES Y ENHORABUENA A LOS ENAMORADOS!!

jueves, 13 de febrero de 2014

Yo si estoy gorda

Esta entrada está en línea a la fotografía que publiqué ayer. Y quizá sea la más íntima que he publicado hasta el momento. Pero la voy a escribir a modo de terapia. 
En más de una ocasión he escrito en este blog sobre mis kilos. Nunca he sido una persona delgada, excepto desde que nací hasta que cumplí los 4/5 años. A partir de entonces empecé a engordar y siempre he sido una niña gordita, adolescente rellenita y adulta gorda. En esta última etapa he tenido periodos de menos gorda y de mucho más gorda. He probado todo tipo de dietas: endrocrinos, el peso ideal, la de los huevos, la de la sopa, la dukan... y ahora estamos con la de los puntos. Y debo decir que todas funcionan, algunas más que otras y algunas, también, con más efectos secundarios que otras. Pero en todas hay que contar con unos ingredientes imprescindibles: la confianza en ti misma, y en la dieta, y la fuerza de voluntad. Si no tienes eso, no hay dieta que funcione.
Si ahora mismo me dijeran a quien me gustaría parecerme, no diría a nadie que tuviera un cuerpo escultural, porque sé que es imposible. Más que nada porque una es consciente de sus limitaciones. Soy un poco más alta de 1.50 m, tengo el talle muy alto y voy sobrada de delantera. Así que nunca, por mucho que me lo proponga, seré un pibón. 
En su día admiré mucho a Paula Echevarría, porque las dos dimos a luz en el mismo año, nos quedamos bien servidas después del embarazo y ella se ha quedado con un cuerpazo. Pero no me sirve porque, afortundamente para ella, tiene algo que yo no. Además de fuerza de voluntad, que es muy de aplaudir, tiene dinero como para tener un entrenador personal, miles de tratamientos (que no hablo de cirugía) que ayudan a perder peso y ninguna necesidad de pisar una cocina para alimentar a su familia. Y quieras que no eso es una ayuda importante. 
En estos últimos meses he descubierto a tres personas ante las que me quito el sombrero. Tres chicas como yo. Trabajadoras, una de ellas madre, personas con problemas cotidianos como los podemos tener todos y con la comida como escudo ante un problema o ante un momento de ansiedad, como me pasa a mi. Y las tres tiene una fuerza de voluntad increíble que es lo que me falta a mi. Una es Yolanda de Vivir para comer, otra es Mireya de La XXL a la M y Cris de Volver a ser yo. Las tres han adelgadazado una barbaridad de kilos y no tienen pudor en enseñar sus fotos. No han tenido vergüenza de ir comentando sus logros y sus caídas. De como lo han superado y de como lo van a seguir intentando, para conseguir su peso ideal. 
Y en esas estamos. Después de 30 años luchando y, porqué no decirlo, obsesionada con el tema (no hay semana que no hable de lo gorda que estoy) he tocado fondo. Porque estoy cansada de siempre lo mismo: el peso, la comida, "los pecados", los excesos, las calorías, los atracones... Y me he visto tan reflejada en estas tres personas que ya estoy cansada del tema y, en la medida de lo posible, voy a poner remedio. Y ya no por estética (que claro que me importa) sino también por salud. 
Lo primero que voy a hacer es aceptarme a mi misma. Voy a empezar a hacerme fotos. Desde hace dos años casi no me hago una, a no ser que sea absolutamente necesario o sea robada. No quiero que el día de mañana, cuando falte, la Princesa no tenga ningún recuerdo mío de estos años. Si soy gorda, soy gorda. No por ello peor persona o madre.
Foto de septiembre de este año
Lo segundo, dejar de compararme con Mi Otro Yo. Es muy frustrante tener una hermana gemela que pese menos de 10 kilo que tú simplemente porque tiene fuerza de voluntad y tú no. 
Lo tercero, apuntarme al reto de Yolanda de hacer ejercicio al menos 5 veces a la semana. 
Y por último, hacer de la comida algo cotidiano para vivir y no un refugio donde esconderse por la ansiedad, el cansancio o los problemas cotidianos. 
Así que hoy, públicamente y a modo de compromiso, me atrevo a decir Yo estoy gorda pero no lo voy a estar. 

¡¡¡FELIZ JUEVES!!!

miércoles, 12 de febrero de 2014

Miércoles Mudo: De hoy no pasa


¡¡FELIZ MIÉRCOLES!!


martes, 11 de febrero de 2014

Que nadie decida por mi

Y seguimos a vueltas con los Goya. Dos de las actrices premiadas, Marian Álvarez y Natalia de Molina, en sus sentidos y nerviosos agradecimientos, se refirieron a su deseo de que nadie decida por ellas. Creo que ayer quedó clara mi postura de que los actores conviertan una entrega de premios en un acto reivindicativo, cuando (a Dios gracias) vivimos en un país con libertad de expresión en el que cualquiera puede apoyar una idea, creencia, postura por cualquier medio. Y para muestra, este escaparate que llega a un grupo reducido de personas, pero llega. Es como aquel chiste del que va a poner una esquela en el periódico y pone " Marta Muerta". Le dicen que por el mismo precio puede poner dos palabras más y concluye la esquela con "Marta Muerta. Vendo Vespa". Pero bueno, vamos a lo que vamos que me disipo. 
Estábamos con que hay dos mujeres que no quieren que decidan por ellas. Me parece perfecto. Yo tampoco quiero que decidan por mi. Y así ha sido desde que tuve uso de razón y espero que sea así hasta que pierda el juicio. Pero a ellas les pasará lo mismo, si no se dejan manipular o aborregar. Y espero que ellas tampoco decidan por sus hijos. Porque me costó caer del guindo (el sopor de la gala me impedía pensar con claridad) y fue el Santo el que me aclaró que se referían al aborto. Lo que no me cabe en la cabeza es que al hablar de "decidir por mi" se refirieran a decidir a abortar o no. Porque yo no lo veo así. 

Feto de 14 semanas: Actualmente está permitida la práctica del aborto inducido durante las primeras 14 semanas del embarazo
Cuando una persona decide no seguir adelante con la vida de un feto (vamos a dejarlo de esta manera para no entrar en matices, aunque para mi ya es un niño) decide por ese feto no por ella. Si sus madres hubieran decidido por ellas (como así lo gritaron) y se hubieran decantado por interrumpir su embarazo, ellas ni hubieran nacido, ni hubieran sido actrices, ni hubieran ganado un Goya. 
Otra cosa es que la gestación de ese niño ponga en peligro su propia vida y entonces si tienen que decidir por ellas o por el bebé (caso que contempla el nuevo anteproyecto de ley del aborto).
No me cabe en la cabeza que en el Siglo XXI, cuando hay multitud de métodos anticonceptivos a la mano de cualquiera, estemos hablando de aborto.  Y no quiero entrar en tema de malformaciones o problemas, más allá de lo que señala el anteproyecto, porque entonces pienso en la depuración de la raza y tampoco hay que pasarse. ¡¡Cuántas madres y padres veo felices con sus niños Down, por ejemplo!! Nadie estamos a salvo de que a nuestros niños, sanos y preciosos, les ocurra un accidente y se conviertan en niños deficientes. ¿Y entonces? ¿Los matamos? No. La vida humana es algo más que un jersey de Zara al que le salen pelotillas, que tiro y me compro otro. 
Pues creo que ya están decidiendo por estas dos actrices porque son jóvenes (una más que otra) y no son madres. Cuando lo sean, si es que lo son, y sientan a su hijo en su vientre descubrirán que ellas no son nadie para decidir por la vida de ese niño.
Es una opinión muy personal y acorde a mis creencias. Sé que a algunos os sorprenderá, a otros os indignara y otros, incluso, dejaréis de leerme. Pero, lo siento. Siempre he tenido claro que con este blog no pretendo ser ejemplo de nada ni de nadie, simplemente disfrutar mientras lo escribo y ser yo misma, fuera de modas.

 ¡¡FELIZ MARTES!!

lunes, 10 de febrero de 2014

Los actores españoles son como los judíos ortodoxos

Desde que comencé a escribir este blog, siempre he hecho algún comentario sobre la gala de los Goya. Aquí podéis leer lo que escribí en febrero de 2012 y aquí en 2013.  No es que sea una entendida del séptimo arte o una cinéfila empedernida. Todo lo contrario. Para muestra os diré que de todas las pelis que citaron ayer solo había vistos una de animación y dos de las películas documentales nominadas,  ni siquiera la premiada. Pero eso no quita para que me guste (o ya no, no lo sé) ver la gala de los Goyas. Y la de ayer me pareció soporífera y casposa. Menos mal que el cine español no tiene la calidad de su gran noche. En caso contrario le tendríamos que dar la razón al ministro Montoro.
Y ya que cito a los ministros, lo primero que no pareció de recibo fue la ausencia del de cultura. No dudo que tuviera problemas de agenda, pero la mujer del César no solo ha de ser honrada sin parecerlo. Menuda noche de sables tuvo que aguantar el Secretario de Estado. De ahí en adelante, todo un espanto.
De un tiempo a esta parte me pregunto si para ser actor y ganar un premio debes estar en contra del gobierno. Es posible, no lo sé. Pero lo que más me llama la atención es que esos profesionales a los que acaban de premiar, y no dudo de su valía, desaprovechen su momento para hacer demagogia barata. Esos actores que, a partir de ese momento tendrán la prensa a sus pies para poder reivindicar el aborto, la sanidad pública o la educación para todos. Siempre que veo los Goya me acuerdo de las judias oxtodoxas más conservadoras que, como nos contaron en un viaje a Nueva York, solo plantean los problemas a sus maridos el Sabbath (o sábado) a la salida del templo. Pues en este caso es igual. Entiendo que critiquen la situación de la profesión, de las pocas ayudas, del IVA cultural, en definitiva de todos los problemas que tiene el cine, que no son pocos. Pero ya está. Es una fiesta.
En fin, que un año más me quedo con mal sabor de boca y no por el fondo (que en casi todo estoy de acuerdo) pero si en las formas. 
Lo mejor, el Goya para "Cuerdas" (como mejor corto de animación) de mi antiguo compañero Pedro Solís García. Excelente profesional y mejor persona. 

¡¡¡FELIZ LUNES!!!

domingo, 9 de febrero de 2014

El post escoba


Empezamos la semana hablados de tradiciones. El martes quitamos la electricidad estática a una blusa, gracias a los remedios de la abuela. El miércoles fue mudo y comprometido. El jueves esbozamos una sonrisa gracias a las perlas del Príncipe, el viernes asistimos al milagro del pan en casa y el sábado terminamos la semana "instagrameando" un poco. 

¡¡Y MAÑANA MÁS Y MEJOR!!
FELIZ DOMINGO

sábado, 8 de febrero de 2014

"Instagrameando"

¿Os acordáis del reto del Club Instagramero?  Durante el mes de enero debíamos hacer fotos divertidas, con un encuadre diferente que se alejaran de las típicas instantáneas rectas y convencionales. Bueno, pues yo lo que que se dice colapsar la red, no la he colapsado. Pero he cumplido. El tema era fácil y, efectivamente, divertido. Para los que no tenéis Instagram os dejo un resumen de mi aportación.


No es que me haya equivocado, es que esa ha sido mi única foto. ¡¡Soy un desastre!! O una inconstante.  Pero no flaqueo y os traigo lo que Mi Low Cost nos propone en febrero: reflejar el amor en nuestras fotos. Y no vale subir una foto del Santo y de la Princesa y decirles lo mucho que les quiero. Así que toca estrujarse la sesera. Os recuerdo que hay que subir las fotos a Instagram con el hashtag #CIelamor y #clubinstagramero.
Y por si no tenía bastante con este, la Tía Marina (que felizmente está en su casa disfrutando de su bebé guapo y bueno) me ha picado para que lleve a cabo este otro: ¿Puedes ser feliz 100 días seguidos? Se trata de publicar cada día, durante 100, una foto de lo que te haga feliz. Hay que registrarse aquí y publicar cada día en Facebook, Twitter o en Instagram  con el hashtag #100happydays. El 71% de las personas que trataron de completar este desafío abandonaron alegando la falta de tiempo como principal motivo. ¿Y realmente no tenemos ese tiempo? Yo creo que si pero hay que buscarlo. ¡¡Así que allá vamos!! Espero engrosar ese 29% de gente que si lo consigue. Ya os contaré.

¡¡FELIZ SÁBADO!!

viernes, 7 de febrero de 2014

La Receta: El pan milagro

Si hay algo que en mi casa no puede faltar eso es el pan. El Santo es muy panero hasta tal punto que hay determinados platos que si no hay pan no los come. Y no me refiero al huevo frito, que lo puedo ver lógico. El pisto, por ejemplo, es uno de ellos. Y la Princesa es igual de panera. Así que cuando Mi Otro Yo me descubrió esta receta vi el cielo abierto. Es de Su de Webos Fritos. Una fenómena que tan pronto te hace un IVA, que te cocina un morteruelo o te hace un pan. Admiro mucho su web y su energía por las mañanas. Os aconsejo que la sigáis en Twitter. Es muy divertida. Y en su página encontrarás muchas recetas, muchas ideas y todo ilustrado con unas fotos preciosas, que puedo asegurar que son las más robadas entre los blogs y publicaciones de cocina. 
Pues entre las numerosas recetas de pan, está esta del pan milagro.Vamos allá:

INGREDIENTES

  • 310 gr harina de fuerza
  • 175 gr de agua.
  • 20 gr de aceite.
  • 15 gr de levadura fresca
  • Una cucharada pequeña de sal
PREPARACIÓN 

Manera tradicional
En un bol echamos la harina y la levadura desmigada. Después añadimos el aceite y el agua y comenzamos a amasar. Cuando llevemos unos 5 minutos amasando, incoporamos la sal y seguimos amasando otros 5 minutos. Pasado el tiempo y cuando todos los ingredientes estér perfectamente unidos y la masa trabajada, hacemos una bola. La pincelamos con un poco de aceite y la espolvoreamos con harina. Esa bola la colocamos en un recipiente redondo y con tapa que sea apta para el horno, tipo Pirex, que habremos engrasado previamente.Con un cuchillo afilado hacemosuna cruz en lo alto de la bola y metemos al horno el recipiente cerrado. El horno debe estar frío (sin precalentar) y debemos ponerlo a 220º durante unos 40 minutos. Pasado el tiempo, sacas el recipiente, lo abres y... ¡¡¡tachán!!! ahí está tu hogaza de pan. 

Manera con Thermomix 
Incorporamos al vaso el agua, el aceite y la levadura y programamos  2 minutos, a 37˚, velocidad 2. Después añadimos la harina y la sal y mezclamos 10 segundos a velocidad. 6. Una vez que esté todo ligado programamos 2  minutos velocidad espiga.
Nos enharinamos las manos para poder trabajar bien la masa y hacemos una bola. La pincelamos con un poco de aceite y la espolvoreamos con harina. Esa bola la colocamos en un recipiente redondo y con tapa que sea apta para el horno, tipo Pirex, que habremos engrasado previamente.Con un cuchillo afilado hacemosuna cruz en lo alto de la bola y metemos al horno el recipiente cerrado. El horno debe estar frío (sin precalentar) y debemos ponerlo a 220º durante unos 40 minutos. Pasado el tiempo, sacas el recipiente, lo abres y... ¡¡¡tachán!!! ahí está tu hogaza de pan.

Consejo
Si no dispones de recipiente, lo puedes hacer también con las bolsas para asar, haciendo unos agujeros en la bolsa y colocando el cierre en la parte más extrema, para que pueda crecer.
Se pueden incoporar otros ingredientes como orégano o frutos secos e, incluso, un choricillo y hacer algo así como un bollo preñado. 

¡¡¡FELIZ VIERNES!!!

jueves, 6 de febrero de 2014

Perlas de la Princesa (en esta ocasión Príncipe): El día de...

Hoy es de esos días en los que tengo escrita la entrada en la cabeza pero necesito tiempo para ponerla en negro sobre blanco. Esta mañana lo tenía, pero al levantarme me he dado cuenta de que ayer se me olvidó hacer el pollo asado que tenía previsto. Lo que hace no comer los jueves en la oficina (por el artículo 33 mi compi y yo hemos declarado los jueves como los días del tupper en casa). Yo no como, pero el Santo si.  Y no pasaría nada si no fuera porque al pollo le queda un telediario. Y lo de tirar comida, como que no. Así que los 15 minutillos extras que tenía para dar rienda a a la tecla, se los he dedicado al horno. Y así voy ya, como pollo sin cabeza. Así que vamos al lío.
En alguna ocasión os he contado que junto con mis vecinos Mariola y Luismi hemos hecho lo que nosotros llamamos, de broma, un matrimonio abierto. No hay nada sexual, no os creáis (una vecina se escandalizó cuando se lo contamos), simplemente nos hemos coordinado para recoger a los niños y cuidar de ellos en momentos de necesidad. Ellos tienen a Miguel, de la edad de la Princesa y encima están en el mismo cole y clase, y Diego de 1 año, que es un auténtico terremoto. Por lo general, nosotros llevamos a los niños al cole y ellos los recogen. 
Los mayores están en la típica edad de chincharse y quedar siempre uno por encima del otro. Así que el lunes pasado por la mañana íbamos comentando la suerte que habían tenido al disfrutar de un fin de semana largo y la Princesa, en su papel de "marisabidilla" explicó... (léase con voz y toniquete para chinchar)

- Pues no hemos tenido cole porque el viernes fue el día de los profesores...

A lo que Miguel contestó...

- Ya lo sé. Y el 28 de febrero tampoco tenemos cole porque es "el día de los Andalucía..."

Y ahí lo dejó. Me quería morir de risa. Porque, efectivamente, el 28 no tienen cole, también es el día de Andalucía, pero no tienen cole aún no sé el motivo (en Madrid nos apuntamos a todo pero aún no nos hemos subido al carro de otras autonomías). Pero lo que más gracias me hizo fue la salida de Miguel cuando su madre es murciana y su padre madrileño. ¿Sabrá qué es el "día de los Andalucía"? ¡¡Ni que fuera un colectivo!! ¿Conocerá Andalucía? ¿Por qué sabe que es el día de Andalucía? Es genial. Lo que no sepan e interpreten estos niños....
 
¡¡¡FELIZ JUEVES!!! 

martes, 4 de febrero de 2014

Los Remedios de la Abuela: electricidad estática en la ropa

Si hay algo que nunca falta en mi armario es una camisa blanca. Las adoro. Es más, creo que en invierno (estación que ya sabéis que odio desde lo más profundo de mi ser) me visto siempre con pantalón oscuro y camisa blanca. Así que muchas de mis camisas al final de temporada piden la jubilación. Estas Navidades tocaba renovación y los Reyes Magos, asesorados por el Santo, me trajeron una camisa blanca de Cortefiel. ¡¡Qué casualidad!! Justo la que quería. Es una monada, aunque no se va a convertir en la preferida de los últimos años, pero tiene (o tenía) un gran problema. Se cargaba de electricidad y, además de llevarme unos cuantos calambrazos, se me pegaba al cuerpo dejando en evidencia mis lorzas.
Así que he llevado a cabo un proceso para quitar esa electricidad. Lo publico a tontas y a locas porque todavía no me he puesto la camisa, pero tiene buena pinta. Os cuento:

Primer paso: Metí la camisa en la lavadora en un ciclo corto que no lleva centrifugado. Si no disponéis de ese ciclo os recomiendo lavar la prenda a mano. Antes de comenzar el último aclarado, le añadí una buena dosis de suavizante (un tapón entero) y justo, un poquito antes de terminar, le añadí un poquito más. 

Segundo paso: Terminado el lavado, la escurrí bien con mis manos, la sacudí con fuerza y la tendí en el cuarto de baño, porque me comentaron que el ambiente húmedo viene bien para estos casos.

Tercer y último paso: Por si esto fuera poco, en la percha que colgué la camisa para que se secara, enganché también una cucharilla de metal que estuvo en contacto con la prenda hasta que se secó. No es cuestión de brujería, simplemente porque dicen que es un material que atrapa la electricidad estática acumulada.

De momento, ahí está. En la montaña de ropa para planchar. Cuando me la ponga, os cuento.

¡¡¡FELIZ MARTES!! 

lunes, 3 de febrero de 2014

De Santa Lucía a la Candelaria


Esta historia que hoy os cuento la tengo reservada desde el 8 de enero. Se la escuché a Lorenzo Caprile (diseñador, entre otros modelos, del vestido de boda de la Infanta Cristina y del vestido rojo que llevó la Princesa en su estreno con la realeza europea en no sé que boda real) y estaba esperando al día de la Candelaria para contarla. Pero como el día era ayer, la he trasladado a hoy San Blas, que lo mismo da.
Yo soy de las que me reservo el día 7 para "guardar la Navidad". En casa el 7 por la tarde no queda ni un adorno, ni un turrón, ni un Chritsma que se precie, a no ser que se me haya traspapelado, que siempre me pasa. Pues bien, según cuenta la "tradición más tradicional" el Belén o Nacimiento se debe colocar en Santa Lucía (aquí vamos con retraso porque muchos de nosotros aprovechamos el puente de la "Inmaculada Constitución" para hacerlo) y se debe quitar el 2 de febrero, la Candelaria. 
Y ¿por qué esa fecha?  Porque el 2 de febrero se cumplía la cuarentena de la Virgen (40 días desde Navidad) y ese día se presentó el Niño en el templo, como era la tradición.
Desde luego no voy ser de las que se sume al carro, porque me da una pereza que me muero tener los adornos navideños hasta febrero, pero me ha parecido una tradición bonita que quería compartir. 
Y vosotros, ¿cuándo son vuestra fechas?

¡¡FELIZ LUNES!!
(41 días desde la Navidad y 67 días para las vacaciones escolares de Semana Santa)

domingo, 2 de febrero de 2014

El post escoba



Ya es domingo, día del post escoba. Comenzamos la semana con la alegría del nacimiemto de mi sobrino Rubén y mi consejo para padres parturientos. El martes tocó felicitar a la sanidad madrileña por conseguir sus ideales. El miércoles fue el día del momento café. El jueves informé de un plan musical para el fin de semana que, como no podía ser menos, no defraudó. Prometo publicar más actividades de este tipo. El viernes nos pusimos las botas con la receta del pastel de mazana y el sábado volvimos a recoger un premio. 

¡¡Y MAÑANA MÁS Y MEJOR!!

sábado, 1 de febrero de 2014

Liebster blog award

Y como no hay dos sin tres, vuelvo con otro premio. ¡¡Qué barbaridad!! Ni que me quedara poco tiempo. Porque eso suele pasar, sobre todo en los premios de cine. Malo es cuando te dan un premio a toda tu carrera. Señal que te ven mal y prefieren dártelo en vida que no en sucesivas ocasiones y ser a título póstumo. Bueno, que me lío.
Este premio me lo ha otorgado Yo tampoco sabía... y se lo agradezco muchísimo y os invito a que os déis un paseo por su blog.
Y la dinámica, en esta ocasión, consiste en contar 10/11 cosas sobre mi. Y allá vamos:

  1. De lunes a viernes hablo todos los días con Mi Otro YO de 9.00 a 9.30 horas. Es como una terapia que hacemos las dos. Bien para contarnos las penas o compartir las alegrías. El día que no lo hago me falta algo.
  2. Aunque me encanta mi trabajo siempre me quedará la espinita de no dedicarme a la radio (y eso que trabajo en una)
  3. Decidí el nombre del blog hablando con Mi Otro Yo cuando día tras días me decía que llevaba toda la mañana corriendo y aún no se había puesto las zapatillas.
  4. Envidio a las personas que hacen buenas fotografías y tienen un blog con un diseño muy cuidado. Pero algún día tendré tiempo (y dinero) y haré algún que otro curso para mejorar.
  5. Detesto el mes de febrero porque odio el invierno y es en febrero cuando toco fondo. Espero que este año, como el Santo está de vacaciones, sea un mes estupendo.
  6. Si fuera rica dormiría en sábanas recién lavadas todos los días (que no me dejen de seguir los más ecologistas, que las cambio solo una vez a la semana y, a veces, cada 10 días)
  7. Desde hace un año aproximadamente sueño en muchísimas ocasiones con que pierdo la sortija de pedida. Antes de que empecéis a interpretar os diré que en mi matrimonio no hay crisis, que nos queremos a rabiar, que ninguno de los dos tiene una aventura y nuestro mejor momento del día es cuando nos vamos a dormir, siempre abrazados.
  8. No me he arrepentido nunca de las decisiones que he tomado en mi vida. De los errores y de los malos momentos también he aprendido, y mucho.
  9. Me encataría dar la vuelta a España recorriendo cada uno de los restautantes galardonados con una, dos o tres estrellas Michelín. De momento solo he ido a El Coque y a El Chaflán, con una estrella cada uno y tengo una visita pendiente a Ramón Freixa (se lo prometí a él mismo). 
  10. Defiendo a muerte mis ideales y creencias, aunque respeto a todo el mundo independientemente de sus creencias, ideología o condición. Mi círculo de amigos es muy variopinto. 
  11. Tengo la espinita de no haber tenido otro hijo pero me siento tremendarmente afortunada y feliz por haber sido madre. Y más, hecha a la idea ahora no sé si me daría un poco de pereza tener un bebé.  
Y estos son los blogs a los que he decidido otorgar mi premio:

  1. Sofie y su mundo
  2. Sweet Valentina
  3. En mi casa y en la tuya
  4. etc.etc
  5. Rural Baby Project
  6. Flor de liss quiero ser mamá
  7. La aventura de ser mami
  8.  Planeta Mamy
  9. ¿Mi mundo? Los míos 
  10. Baúl desastre 
  11. Ser educadora hoy 
 Aquí os dejo el código html de vuestro premio
<img border="0" src="http://1.bp.blogspot.com/-cvvgWKLDMMA/UtcCP8EDtDI/AAAAAAAAAr8/dPU2vvHUpYY/s1600/liebster-blog-award-4.jpg" height="400" width="277">
Es vuestro momento para daros a conocer más.

¡¡FELIZ SÁBADO!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...