martes, 21 de enero de 2014

Perlas de la Princesa: control de calidad

Desde hace algunos meses en casa ya no compramos la fruta en el supermercado o en grandes superficies. Y el motivo no es otro que apoyar al comercio de barrio. Y es que dos vecinas españolas, todo sea dicho de paso y sin ánimo de ofender a nadie, abrieron una frutería en mi misma calle. Así que desde entonces compramos allí. Y además de un trato personalizado (ya conocen la vida y milagros de la Princesa porque se han hecho muy amigas) la calidad/precio de la fruta es buena. Así que mejor que mejor. 
Desde que empezó el invierno compramos unas manzanas pequeñas, Royal Gala, que a la Princesa le encantan. Son muy buenas y tienen el tamaño perfecto. 
Esta semana pasada fuimos a la frutería y no tenían las manzanas. Compré otras rojas, de dos clases diferentes, con la esperanza de que fuera igual de buenas. Pero no. El sábado la Princesa me pidió una manzana y la tuve que tirar porque no estaba bien. Ante la experiencia se decantó por un yogur. El domingo quiso de nuevo una manzana y le di de otra clase. Cuando terminó de comérsela muy digna me dijo:

- Mamá en la frutería se están pasando.  Esta manzana está un poco regular. 

Se dio media vuelta y siguió con lo suyo. ¡¡Menudo experto en control de calidad tenemos en casa!!!

¡¡¡FELIZ MARTES!!!

3 comentarios:

  1. Jajajaja, eso es bueno, que aprendan desde pequeños a diferenciar la comida de calidad. Yo el producto fresco lo compro en el mercado de toda la vida. Me conocen desde que de pequeña bajaba con mis padres y conocen a mis hijos y a mi marido. Es más, últimamente Sofía quiere ir ella sóla a comprar a la verdulería así que mientras yo estoy en otro puesto ella se acerca a Pepe y le pide. Y como Pepe se sabe de memoria que cuando le pido manzanas me refiero a un kilo de golden y si quiero borraja es de la que han limpiado previamente y estoy hablando de una bolsa, pues no hay mayores problemas. Eso no se puede hacer en todos los sitios... También sé que si un día, pongamos por caso, las mandarinas no son tan buenas como de costumbre por el motivo que sea me lo va a advertir antes de ponérmelas.

    ResponderEliminar
  2. Me muero de ganas de conocerla. Tiene que ser todo un caso ^_^

    Yo ahora estoy comprando la fruta para Jorge en el Herbolario que han abierto debajo de casa. Es carísima y "fea", pero la verdad es que está mucho más rica, y total, para medio plátano que se toma en la papilla....

    ResponderEliminar
  3. Está fenomenal apoyar el comercio local. Yo no me dedico aún a hacer la compra, pero en mi casa se suele comprar los productos frescos en las tiendas del barrio. No todo, en verdad, pero al menos no dejemos que se hundan.
    Bien por la Princesa, hay que ser asertiv@s desde peques xD
    Bsitoss

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...