jueves, 23 de enero de 2014

Los remedios de la abuela: hielo en el coche

Estos días, por la mañana, ha hecho un frío pelón. Por lo menos en Madrid. Y prueba de ello han sido los cristales de mi coche (mi fiel pelotilla) que han amanecido con una capa de hielo. Los niños estaban muertos de risa al ver que patinaban los limpias. Pero la Princesa, en un ataque de responsabilidad, se agobió porque así no podía conducir. Y su madre (vamos, yo), que siempre lleva colonia en el bolso, salí del coche y rocié la luna con la colonia ante los ojos atónitos de los peques. Me volví a subir, puse la calefacción a tope y en un periquete pusimos rumbo al cole. No sé quien me lo enseñó, pero funciona. 
Hoy buscando otras soluciones he encontrado estas: 
- Caja de CD o tarjeta de crédito que sirvan de rasqueta para retirar el hielo. Lo malo es que te puedes cargar la tarjeta. 
- Vaciar, o casi, el depósito del agua del limpiaparabrisas al que previamente has echado descongelante
- Prevenir antes de curar y  restregar una patata (cortada por la mitad) contra el parabrisas. Dicen que es mano de santo, pero me huele que luego el coche se queda bastante asquerosito. 
- Y ya que estamos en los remedios de la abuela, ¿qué mejor solución que abrigar al coche? Tan sencilllo como poner un cartón sujeto con los limpiaparabrisas y al día siguiente ni rastro de hielo. Feo un rato, pero ande yo caliente...

¡¡FELIZ JUEVES!!

2 comentarios:

  1. Yo echo alcohol de curar heridas. Lo eche en un vaporizador, y fis fis, hielo fuera

    El cartón para mi gusto, se queda húmedo, y tienes que coger un cartón nuevo cada día. Sino tapas bien algún hueco, ese trocito de cristal se congela

    ResponderEliminar
  2. Me encanta tu blog! Pásate por el mío q hay algo para ti

    http://yo-tampoco-sabia.blogspot.com.es :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...