viernes, 24 de enero de 2014

La Receta: Bica gallega



En muchas ocasiones he reiterado el amor que esta familia, y en particular Mi Otro Yo, tiene por Galicia. Y eso que por nuestras venas no corre sangre gallega. Por parte de madre soy madrileña de madre y abuelos. Si nos remontamos a los bisabuelos aparece la sangre manchega (Toledo) y vasca. De ahí mi RH negativo. Por parte de padre soy madrileña de padre pero ya en los abuelos se mezcla la maña (Zaragoza) y Asturiana. Y la tierrina tira. Y lloro escuchando Asturias Patria Querida y en mi casa no hay tendedero, sino tendal.  Pero Mi Otro Yo siempre dice que ella es una gallega nacida en Madrid. Y en parte razón no le falta porque fuimos concebidas en Galicia. En cualquier caso, los años que Mi Otro Yo vivió en Galicia no solo le marcaron a ella sino que contagió a toda la familia. Y en nuestra gastronomía también se ha instalado esa impronta gallega. No hay más vino que el albariño, ni manjar como las vierias. Por no pensar en una buena empanada de trigo de zamburiñas o unas almejas fritas. Y hoy, cortesía de Mi Otro Yo, os traigo una receta de un bizcocho que los gallegos llaman bica. (Me apunta Mi Otro Yo que la receta es de Recetas de Rechupete)

INGREDIENTES
  • 8 claras de huevo
  • 350 gr. harina 
  • 350 ml. nata líquida para montar (con un 35,1% de materia grasa)
  • 450 gr. azúcar 
PREPARACIÓN

Primeramente separamos las claras de las yemas para ponerlas a punto de nieve. Las yemas, como no las vamos a utilizar en esta ocasión, las podemos usar para hacer un flan o un tocinillo de cielo. Las claras las ponemos en un bol grande, muy limpio y a poder ser metálico. Para facilitar ese paso es aconsejable meter en la nevera, unos 10 minutos,  el bol con las claras.
Mientras van cogiendo temperatura, montamos la nata. Para ello la vertemos en un vaso de la batidora y con la máquina apoyada en la base, comenzamos a batir. Cuando comience a coger textura subimos y bajamos lentamente la batidora hasta que esté perfectamente montada. Una vez conseguido, reservamos.
Volvemos con las claras y las ponemos a punto de nieve. Una vez montadas las claras, incorporamos poco a poco 400 grs. de azúcar, evitando que las claras no se bajen.
Terminado el azúcar es el momento de la harina , que habremos tamizado con un colador grande. Los movimientos deben ser envolventes para que se mezcle bien todo sin que pierda la textura.
Después, y de la misma manera, incorporamos la nata montada. Al final debe quedar como una crema espesa.
Es el momento del horno. Vertemos la mezcla en un molde recubierto con papel de horno y  espolvoreamos los 50 gr, de azúcar restante sobre la parte superior, para que quede crujiente. Introducimos el molde en el horno,precalentado a 180º, y lo horneamos durante 40/45 minutos.
Y una vez que esté frío, estará listo para comer. ¡¡Espero que os guste!!

¡¡FELIZ VIERNES Y FELICIDADES A TODOS LOS PERIODISTAS!! 
(Hoy es San Francisco de Sales, nuestro patrón)

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...