jueves, 9 de enero de 2014

España, el país de las oportunidades

Estas vacaciones he podido comprobar que, pese a que no nos lo creemos, España es un país de oportunidades. Llegué a esta conclusión tras ver el programa "Informe Robinson", sobre la vida de Nate Davis. Yo no tenía ni idea de quien era este señor. Pero el Santo, deportista nato en lo que a ver deportes se refiere, ya me aclaró que era un jugador de baloncesto americano que jugó en España en los años 80. 
Llegó a España rebotado. En el Draft de la NBA fue escogido por los Chicago Bulls, pero nunca llegó a formar parte del equipo. Su primer año aquí fue discreto, pero al año siguiente (1983) fue fichado por el OAR Ferrol y fue el máximo anotador de la liga, convirtiéndose en el ídolo para los ferrolanos. El pabellón vibraba cada vez que Nate salía a jugar. Y su calidad no solo fue apreciada en Galicia, sino que cada vez que acudía a canchas de más renombre, como la del Real Madrid o el Barcelona, su destreza con el balón también era elogiada. En su mejor momento, una lesión de clavícula le retiró definitivamente del baloncesto. Aprovechando su inactividad obligada, regresó a los Estados Unidos para tener allí a su segundo hijo. El parto se complicó, su esposa requirió sangre y, lamentamente contrajo el SIDA tras una transfusión. Desde ese momento Nate no se separó de ella e hizo lo imposible, hasta arruinarse, para buscar su cura. Pero falleció. Nunca volvió a España, ni a jugar al baloncesto. Su vida entonces pasó la de ser un ídolo en España a un ciudadano anónimo en América. Actualmente trabaja como vigilante de seguridad y comparte piso con otra personal. Y en su entorno laboral nadie sabe lo que un día Nate Davis fue en este país.
La historia me ha conmovido y , por supuesto, me ha dado qué pensar. Es fácil analizar a toro pasado la situación. En España su esposa también se hubiera podido infectar y seguro que también hubiera fallecido. Pero él no se hubiera arruinado gracias a nuestro sistema sanitario. Y nadie le hubiera devuelto a su esposa, pero seguiría disfrutando de su otra gran pasión: el baloncesto. 
En que país tan bonito vivimos y que grandes oportunidades nos brinda, aunque solo sea a veces. Debemos amarlo y disfrutarlo.

¡¡¡FELIZ JUEVES!! 

2 comentarios:

  1. Es el país de las oportunidades, pero poco a poco está dejando de serlo. Yo sí creo en la sanidad universal. Todo el mundo, sin distinción, se merece una atención sanitaria digna, independientemente de su estatus social, sus posibilidades económicas o su situación laboral. Espero que nunca se escriba un post parecido, pero en vez de poner EEUU tenga que poner España. Un gran post hermana

    ResponderEliminar
  2. Ni te imaginas lo que entristece después de vivir en USA y ver que su sistema es un suicidio social y ver como la gente de bien de allí intenta cambiarlo para parecerse mas a otros como el nuestro...volver a españa y ver lo que se esta haciendo aqui, encaminado a la dirección contraria...
    Me da una pena inmensa ver lo poco que la gente aprecia en general la sanidad que teníamos...de pocas cosas he chuleado por ahi de ser español....pocas cosas...la sanidad la que mas, con diferencia.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...