viernes, 31 de enero de 2014

La Receta: Apfelstrudel (pastel tarta de manzana)

Viendo el tremendo éxito que ha tenido la Bica gallega, he vuelto a tirar de archivo de las recetas que me manda Mi Otro Yo. Es curioso porque siempre he sido yo más cocinilla que ella, pero lleva una racha que no hay quien la pare. Hoy no hay mucha historia que contar. Simplemente se juntó con muchas manzanas que le trajeron de León y a petición del Doctor Anónimo hizo este Apfelstrudel. Es un postre típico de la cocina austriaca y del sur de Alemania, cuyo ingrediente principal es la manzana. No lo he probado pero seguro que para quien le guste la manzana en la repostería (que no es mi caso) seguro que será un manjar. La receta procede de El Mercado de Calabajío, un blog de recetas paso a paso, muy recomendable. Vamos al lío...

INGREDIENTES

Para la masa: 
  • 300gr de harina de floja
  • 100ml de agua
  • Aceite de oliva suave
  • 1 huevo 
  • Sal
Para el relleno: 
  • 4 manzanas reineta
  • 1 puñado de pasas
  • 9 nueces
  • 80gr de pan
  • 90gr de mantequilla
  • 80gr de azúcar blanco
  • 20gr de azúcar avainillado
  • 1 cucharadita de canela molida
  • Ron
  • Medio limón
PREPARACIÓN 

Desde ya te aviso que no es un postre que hagas en 10 minutos. Avisado estás.
Comenzamos con la masa. Para ello ponemos en un bol la harina, una cucharadita y media de aceite, un huevo, sal y 100 ml. de agua. Se mezcla bien y una vez hecho se amasa bien amasado. Más vale que sobre amasado que falte. Cuando ya estés aburrido de tanto amasar, tienes que hacer una bola con la masa y dejarla reposar en un recipiente al que cubriremos con papel film.
Mientras reposa, nos metemos con el relleno. Ponemos las pasas en un recipiente y las rociamos con el ron. Las dejamos que se hidraten y aprovechamos para poner 60 grs. de mantequilla al fuego en una sarten y añadir el pan, que habremos rallado, para que se tueste. Después pelamos las manzanas, las cortamos en rodajas y añadimos un poco de zumo de limón para evitar que se oxiden y para dar un toque de acidez. Removemos todo y añadimos los 100 grs. de azúcar (80 normal y 20 avainillado) y la canela. Después se incorporan las pasas con el ron y la mitad del pan rallado tostado con la mantequilla. Se revuelve para que se junte todo y se reserva. Después preparamos las nueces sin no están peladas.
Con el relleno organizado y la masa reposada, vamos con la madre del cordero que es montar el Apfelstrudel Es imprescidible tener un paño grande o un mantel para trabajar sobre él. Puesto encima de una superficie lisa espolvoreamos harina encima, colocamos la bola de masa la estiramos, primero con el rodillo y luego colocando la masa encima de las manos estiradas y las palmas hacia abajo. Tiraremos de una lado y del otro hasta que veamos que se puede romper. Debe quedar muy, muy , muy estirada. Casi transparente. Según dicen en El mercado de Calabajío "Debe dejarse de tal forma que pueda leerse a su través". Cortamos los bordes para que quede un rectángulo. 
Conseguido, por toda la masa se unta la mantequilla  y se echa el resto de pan rallado tostado que teníamos reservado y las nueces. Después incoporamos el relleno, pero solo por la mitad de la masa (lo que es la altura del rectángulo) y dejamos tres dedos por cada lado de la masa sin relleno. Doblamos hacia adentro los tres dedos de de masa que no tiene relleno. Y comenzamos a enrollarlo. La primera vuelta la hacemos con las manos y cuando lleguemos a la parte de la masa sin relleno simplemente debemos levantar el paño para que el rollo que ya tenemos ruede sobre si mismo. Si no te queda claro lo puedes ver en este vídeo.
Una vez que lo tenemos montado, solo queda pintarlo con huevo batido y lo metemos al horno, precalentado a 180º, durante una hora. 
Y ¡¡a comer!! Se puede servir con helado de vainilla. 

¡¡¡FELIZ VIERNES!!!

jueves, 30 de enero de 2014

Planazo musical para este sábado

Desde pequeñita he tenido la enorme suerte de que en mi casa me inculcasen el gusto por la música clásica. Luego circunstancias de la vida me hicieron acercarme más a ese mundo y me gusta. No es que sea una melómana empedernida de abono anual en el Auditorio y en el Teatro Real, pero si que disfruto mucho yendo a un concierto. Es más, cuando termina alguno en el que he vibrado o incluso cuando hago, o hacía,  viajes largos en coche con alguna sinfonía a toda pastilla pensaba lo que se perdían los que no les gusta este tipo de música.  
Como quiero que la Princesa también disfrute, he tratado que de que, desde bien pequeñita, escuchara a los clásicos. Además desde hace dos años va a clases de música y movimiento (llegó incluso a esta de polizón) y para el año que viene quiere empezar a tocar un instrumento. De momento, estamos con la flauta de émbolo. Para consuelo mío de momento solo la tocan en clase de música. Veremos cuando le toque ensayar en casa... 
Y este fin de semana tenemos un planazo. El sábado 1 de febrero, a las 18.00 horas, grandes y pequeños podrán disfrutar en exclusiva del mini-espectáculo "Pedro y el Lobo" (Sergei Prokofiev),  que se ofrecerá en La Quinta de Mahler de Madrid, como primera sesión del ciclo ‘La Quinta de los Niños’.
Creo que es una obra deliciosa para que los niños vayan adquiriendo curiosidad por la música. Este cuento musical será interpretado en una original versión de trío para saxofón, soprano, violonchelo y piano. La narradora será mi amiga Yrene Echeverría, quien complementará la narración con materiales audiovisuales y con actividades infantiles que involucrarán a los niños en el cuento. Seguro que lo hará fenomenal porque tiene talento para ello, además para muchas otras cosas como la cocina o el deporte.
La Princesa está emocionada con el plan y yo más emocionada de su emoción.
Os dejo los datos por si os animáis:

Pedro y el Lobo
La Quinta de Mahler
Sábado 1 de febrero de  18.00 a 20.00 horas
C/ Amnistía, 5 (al lado del Teatro Real)
Precio de la entrada: 5 € para adultos y de 3 € para niños.

¡¡¡FELIZ JUEVES!!

martes, 28 de enero de 2014

Gracias Marea Blanca

Que cosas tiene la vida. Hacía meses que no pasaba por la Puerta de Sol y ayer, a la hora que dimitía el Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández Lasquetty, paseaba yo por la puerta de la sede de la Comunidad, situada en Sol. Cosas del destino. 
Los que siguen desde hace tiempo este blog sabrán mi oposición al plan de privatización de 6 hospitales que el gobierno popular quería llevar a cabo en Madrid. Y ayer, después de muchos meses de lucha, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid decidió mantener la suspensión cautelar del proceso.¡¡¡Qué tendrá el agua cuando la bendicen!!! La medida ha empujado a dejar sin efecto la externalización sanitaria y detrás la dimisión del Consejero, ¡¡¡vaya por Dios!! ¡¡Menudo disgusto tengo!!! (Ironía on)
Desde que en noviembre del 2012 se anunciara el plan, han sido muchos los sanitarios que han luchado a brazo partido por mantener una sanidad gratuita y de calidad para toda la población. Y así nació la marea blanca. Además de las manifestaciones, recogidas de firmas, sábanas blancas en las ventanas en señal de duelo, comenzaron una encarnizada huelga que duró varias semanas. Fueron muchas las operaciones canceladas, las consultas a rebosar pero siempre cumpliendo escrupulosamente con los servicios mínimos establecidos porque, nadie mejor que ellos, sabían con lo que podían negociar y con lo que no. Entonces se les tachó de peseteros, aprovechados, vagos, perroflautas de bata blanca... Pero no importó. Ellos continuaron en su lucha viendo como su nómina (para nada de cantidades desorbitadas como algún que otro político se atrevió a denunciar) iba adelgazando a medida que su indiganción e impotencia iba aumentando. Pero no fue en vano. Y hoy por fin podemos gritar que la sanidad no se vende. Vamos que no está en venta.
Y me siento en deuda con todos los sanitarios y organizaciones como la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM) o la Asociación de Médicos y Titulados Superiores (AMYTS) que en estos meses no han bajado ni un minuto la guardia y que han luchado por mis intereses como paciente y no por los suyos como trabajadores, por mucho que hayan dicho los del traje oscuro y coche oficial en la puerta. Y creo que estos señores que tan gratuitamente acusaron de que la marea blanca no salía a  protestar por la defensa de la sanidad pública, sino por la defensa de sus intereses corporativos deben pedir discupas. ¿O es que la justicia también está a favor de los intereses coportativos de los sanitarios?
Gracias a Fátima Braña, a Asun Rosado, al Doctor Anónimo, a Mi Otro Yo, a mis amigas Olga y Diana, y a todos y cada uno de los médicos, auxiliares, enfermeros, celadores, administrativos... que han logrado que el sentido común se haya impuesto. Gracias y... ¡¡claro que se puede!!

¡¡FELIZ MARTES!!
(Hoy mucho más feliz)

lunes, 27 de enero de 2014

En caso de parto no llamar a la familia

Desde el sábado 25 mi familia tiene un miembro más: mi sobrino Rubén (hijo del Padrino y mi colaboradora Tía Marina). Los puristas me pueden acusar de apropiación indebida porque realmente es sobrino del Santo. Pero en esta casa somos muy fans de aquella canción de Objetivo Birmania "Los amigos de mis amigas son mis amigos", por lo tanto los sobrinos de mi marido son mis sobrinos,  y viceversa. 
Lo esperábamos para la semana pasada y sabíamos que si no nacía en estos días, le provocarían el parto. El caso es que el sábado a las 20.56 recibimos un whatsapp del Padrino: "Rubén  ya está aquí. Ha nacido a las 19.45 por parto natural y la mamá y el bebito están genial". Nos aclaraba que llevaban desde las 7 de la mañana en el hospital y que por favor que fuéramos a verles por turnos porque la mami estaba muy cansada.
La noticia, por supuesto, me pareció genial y el mensaje mejor todavía. Porque amenzaban y cumplieron. Avisarían cuando el parto hubiera acabado. Y no solo había acabado. El bebé llevaba 1 hora en el mundo.
Yo entiendo que, hace muchísimos años había que avisar a la familia para calentar agua y llevar toallas. Pero en el siglo XXI con que esté avisado el padre (por aquello de que también es hijo suyo), la matrona (o el matrón que también los hay), el/la ginecólogo y el anestesista el resto sobra, a no ser que la madre quiera que su habitación parezca el camarote de los hermanos Marx, que es igual de respetable.
Ayer fuimos a conocerle. 10 minutos de visita. No más. Ya tendremos tiempo de disfrutar de su compañía. Y supimos que fue un parto programado. Así que mi aplauso fue mayor por no avisar a nadie. Son ganas de preocupar a la familia y cargar a la parturienta con una presión que es innecesaria. 
El nacimiento de un bebé es una experiencia maravillosa pero no hay que olvidar que la mami sufre, a pesar de la epidural y todos los avances. Y, por otra parte, la llegada de un hijo es algo especial que, sin duda, cambia la vida a los padres. Por eso creo que los padres deben vivir en la intimidad esas primeras horas de vida de sus bebé. 
Así que, con el permiso de todos, voy a aprovechar para felicitar a la tía Marina por ser una campeona y por traer al mundo a un bebé precioso que nos ha llenado a todos de felicidad; al Padrino por estar ahí al pie del cañón desde las 7 de la mañana sufriendo tanto o más que la madre y a los dos por avisarnos tarde y haber disfrutado del bebé en la intimidad. ¡¡¡Felicidades chicos!!! 
Y al resto que aún no sois padres, si me lo permitís, os voy a dar un consejo: en caso de parto, no avisar a la familia. 

¡¡¡FELIZ LUNES!!!
(Recordad que conquistado el lunes, ganada la semana)

domingo, 26 de enero de 2014

El post escoba


Comenzamos la semana hablando de partos, lactancia, colecho y con el firme propósito de dejar el mundo correr. El martes sonreimos con el control de calidad de la Princesa.El miércoles mudo fue de superpoderes y grandes ideas. El jueves aprendimos a combatir el hielo en los coches y el viernes fue el momento de morriña. Terminamos el sábado con un nuevo premio que me permite darme a conocer.

¡¡¡Y MAÑANA MÁS Y MEJOR!!!

sábado, 25 de enero de 2014

Premio Liebster


Pues parece que este mes la cosa va de premios. Pero, con gran vergüenza diré que lo recibí por partida doble en el mes de octubre. Pero lo fui dejando, dejando y dejando hasta hoy que me he dignado a recogerlo.
Este, como el de la semana pasada, tiene la misma finalidad: la de hacer más visible tu blog. En esta ocasión me lo entregan Elena de Entre cositas y Carmen de Disfrutando...
Las normas son las siguientes:

El primer punto ya lo he cumplido. Y ahora vamos a por el segundo, que va por partida doble. Estas son las preguntas de Elena:
1. ¿Qué preferís el campo o la ciudad? Soy muy urbana, me gusta mucho la ciudad
2. Niño o niña... Depende de para qué. Los niños son más nobles y cariñosos, pero las niñas son adorables
3. Os gustan los blogs que hablan de... La maternidad en general
4. Os gustaría que vuestros hijos fueran... Felices
5. Un viaje pendiente... A Eurodisney con mi familia
6. Un perfume... Extreme de Bulgari
7. ¿Créis que ser blogger es una moda? Es posible, pero es una moda que ha llegado para quedarse. O eso espero.
8. Una película con mensaje.  ¡¡Se me ocurren tantas!! Desde Sonrisas y Lágrimas (cuando Dios cierra una puerta siempre abre una ventana) hasta la Bella y la Bestia o ¡Qué bello es vivir!! Como véis, todas actuales... jeje
9. ¿Qué preferís las ciencias o las letras? Letras, siempre letras
10. Las fotos en color o blanco y negro. Me gustan muchos las fotos y depende de la foto me gustan en color o en blanco y negro 
11. Se acerca la Navidad, (o se acercaba)¿un regalo? Cualquier experiencia que perdure en el recuerdo.
 
Y ahora voy a por las preguntas de Carmen:
1 - ¿Qué os hace felices? Parece una obviedad, pero lo que más me hace feliz es ver felices a mi familia y amido
2 - ¿Lugar favorito? Si tuviera que escoger uno sería una valla de piedra que rodea la finca que mi bisabuelo compró hace muchos años en Las Navas del Marqués (Ávila), el lugar donde siempre me gusta ir.
 3 - Algo que no me atrevo a hacer Saltar en paracaídas, aunque me encantaría
4 - ¿Playa o montaña? Playa!!!!
5 - Un color El azul
6 - ¿Por qué un blog? Porque era, y soy, una lectora incansable de blog y un día me pregunté, ¿por qué no el mío?
7 - ¿Te gustaría cambiar algo de este mundo? Las injusticias y el sufrimiento de los niños.
9 - Comida favorita El confit de pato
10 - Una canción que me traiga un recuerdo y cual es (si se puede contar, claro! ;)) "Siempre a tu lado" de Javi Heras y Tontxu (cantautores) porque parece que está escrita para el Santo y para mi
 11 - ¿Primavera, verano o otoño o invierno? Verano!!!!

Y ahora van mis premiados...

1.- Diana de Agenda de una mami crafter
2.- Mi cajón de Sastre
3.- Con un terroncito de sal
4.- De la mano
5.- Silvia de Mamá y bloguera
6.- Mèrce de Una mamá bloguera
7.- Noelia de Con A de Aileon
8.- En paro biológico
9.- Mis pequeños hooligans
10.-Nice ponis
11.-Mamá ríe

Y las preguntas que quiero hacerles son...

1. ¿Cómo definirías tu blog?
2. ¿Cuánto tiempo le dedicas al blog a la semana?
3. ¿Cuál es la entrada que más te gustó escribir?
4. ¿Y la que más te costó?
5. ¿Y la que te gustaría escribir y aún no lo has hecho?
6. ¿Quién te gustaría que te siguiese, si es que  no te sigue ya?
7. Cada vez que escribes una entrada, ¿piensas que desnudas un poco tu alma?
8. Dime tu blog de referencia
9. ¿Te gustaría vivir solo del blog?
10. ¿Qué es lo que más te gusta de tu blog?
11. ¿Y en lo que debes mejorar?
¡¡ESPERO QUE OS GUSTE!!

viernes, 24 de enero de 2014

La Receta: Bica gallega



En muchas ocasiones he reiterado el amor que esta familia, y en particular Mi Otro Yo, tiene por Galicia. Y eso que por nuestras venas no corre sangre gallega. Por parte de madre soy madrileña de madre y abuelos. Si nos remontamos a los bisabuelos aparece la sangre manchega (Toledo) y vasca. De ahí mi RH negativo. Por parte de padre soy madrileña de padre pero ya en los abuelos se mezcla la maña (Zaragoza) y Asturiana. Y la tierrina tira. Y lloro escuchando Asturias Patria Querida y en mi casa no hay tendedero, sino tendal.  Pero Mi Otro Yo siempre dice que ella es una gallega nacida en Madrid. Y en parte razón no le falta porque fuimos concebidas en Galicia. En cualquier caso, los años que Mi Otro Yo vivió en Galicia no solo le marcaron a ella sino que contagió a toda la familia. Y en nuestra gastronomía también se ha instalado esa impronta gallega. No hay más vino que el albariño, ni manjar como las vierias. Por no pensar en una buena empanada de trigo de zamburiñas o unas almejas fritas. Y hoy, cortesía de Mi Otro Yo, os traigo una receta de un bizcocho que los gallegos llaman bica. (Me apunta Mi Otro Yo que la receta es de Recetas de Rechupete)

INGREDIENTES
  • 8 claras de huevo
  • 350 gr. harina 
  • 350 ml. nata líquida para montar (con un 35,1% de materia grasa)
  • 450 gr. azúcar 
PREPARACIÓN

Primeramente separamos las claras de las yemas para ponerlas a punto de nieve. Las yemas, como no las vamos a utilizar en esta ocasión, las podemos usar para hacer un flan o un tocinillo de cielo. Las claras las ponemos en un bol grande, muy limpio y a poder ser metálico. Para facilitar ese paso es aconsejable meter en la nevera, unos 10 minutos,  el bol con las claras.
Mientras van cogiendo temperatura, montamos la nata. Para ello la vertemos en un vaso de la batidora y con la máquina apoyada en la base, comenzamos a batir. Cuando comience a coger textura subimos y bajamos lentamente la batidora hasta que esté perfectamente montada. Una vez conseguido, reservamos.
Volvemos con las claras y las ponemos a punto de nieve. Una vez montadas las claras, incorporamos poco a poco 400 grs. de azúcar, evitando que las claras no se bajen.
Terminado el azúcar es el momento de la harina , que habremos tamizado con un colador grande. Los movimientos deben ser envolventes para que se mezcle bien todo sin que pierda la textura.
Después, y de la misma manera, incorporamos la nata montada. Al final debe quedar como una crema espesa.
Es el momento del horno. Vertemos la mezcla en un molde recubierto con papel de horno y  espolvoreamos los 50 gr, de azúcar restante sobre la parte superior, para que quede crujiente. Introducimos el molde en el horno,precalentado a 180º, y lo horneamos durante 40/45 minutos.
Y una vez que esté frío, estará listo para comer. ¡¡Espero que os guste!!

¡¡FELIZ VIERNES Y FELICIDADES A TODOS LOS PERIODISTAS!! 
(Hoy es San Francisco de Sales, nuestro patrón)

jueves, 23 de enero de 2014

Los remedios de la abuela: hielo en el coche

Estos días, por la mañana, ha hecho un frío pelón. Por lo menos en Madrid. Y prueba de ello han sido los cristales de mi coche (mi fiel pelotilla) que han amanecido con una capa de hielo. Los niños estaban muertos de risa al ver que patinaban los limpias. Pero la Princesa, en un ataque de responsabilidad, se agobió porque así no podía conducir. Y su madre (vamos, yo), que siempre lleva colonia en el bolso, salí del coche y rocié la luna con la colonia ante los ojos atónitos de los peques. Me volví a subir, puse la calefacción a tope y en un periquete pusimos rumbo al cole. No sé quien me lo enseñó, pero funciona. 
Hoy buscando otras soluciones he encontrado estas: 
- Caja de CD o tarjeta de crédito que sirvan de rasqueta para retirar el hielo. Lo malo es que te puedes cargar la tarjeta. 
- Vaciar, o casi, el depósito del agua del limpiaparabrisas al que previamente has echado descongelante
- Prevenir antes de curar y  restregar una patata (cortada por la mitad) contra el parabrisas. Dicen que es mano de santo, pero me huele que luego el coche se queda bastante asquerosito. 
- Y ya que estamos en los remedios de la abuela, ¿qué mejor solución que abrigar al coche? Tan sencilllo como poner un cartón sujeto con los limpiaparabrisas y al día siguiente ni rastro de hielo. Feo un rato, pero ande yo caliente...

¡¡FELIZ JUEVES!!

martes, 21 de enero de 2014

Perlas de la Princesa: control de calidad

Desde hace algunos meses en casa ya no compramos la fruta en el supermercado o en grandes superficies. Y el motivo no es otro que apoyar al comercio de barrio. Y es que dos vecinas españolas, todo sea dicho de paso y sin ánimo de ofender a nadie, abrieron una frutería en mi misma calle. Así que desde entonces compramos allí. Y además de un trato personalizado (ya conocen la vida y milagros de la Princesa porque se han hecho muy amigas) la calidad/precio de la fruta es buena. Así que mejor que mejor. 
Desde que empezó el invierno compramos unas manzanas pequeñas, Royal Gala, que a la Princesa le encantan. Son muy buenas y tienen el tamaño perfecto. 
Esta semana pasada fuimos a la frutería y no tenían las manzanas. Compré otras rojas, de dos clases diferentes, con la esperanza de que fuera igual de buenas. Pero no. El sábado la Princesa me pidió una manzana y la tuve que tirar porque no estaba bien. Ante la experiencia se decantó por un yogur. El domingo quiso de nuevo una manzana y le di de otra clase. Cuando terminó de comérsela muy digna me dijo:

- Mamá en la frutería se están pasando.  Esta manzana está un poco regular. 

Se dio media vuelta y siguió con lo suyo. ¡¡Menudo experto en control de calidad tenemos en casa!!!

¡¡¡FELIZ MARTES!!!

lunes, 20 de enero de 2014

Deja el mundo correr

En esto de la maternidad, quien más quien menos se convierte en el doctor liendre que de todo sabe y de nada entiende. Y me meto en el saco. Efectivamente, los niños no vienen con un manual debajo del brazo y cada uno es un mundo. Es más, hay hermanos que con la misma rutina desde bebés se han comportado de manera muy diferente. Y como en el tema de los niños, con los embarazos y partos pasa lo mismo.
El caso es que desde que nació Martín Casillas Carbonero no he hecho más que leer críticas al hecho de que naciera mediante una cesárea programada. No soy amiga ni de Sara ni de Iker así que no sé si ha sido una decisión médica, estética o, simplemente, personal por no querer pasar por un parto. En cualquier caso, me la trae al pairo, como diría mi Santa Madre. No soy quien para juzgar esa decisión. La Princesa nació mediante cesárea y mira que lo siento. Aunque hicimos todo lo humanamente posible para que fuera natural (8 horas dilatando), no pudo ser.
Con la lactancia pasa lo mismo. Para mi fue una experiencia maravillosa, además de cómoda y económica. El primer biberón se lo dio su padre con tres meses. Fue de leche materna y porque me iba de farra (era Navidad). Casi un mes después, al ir introduciendo poco a poco más biberones para preparar mi incorporación al mundo laboral, me rechazó. Fue una noche, el 22 de enero en la toma de las cuatro de la madrugada. Y lloré al ver como no quería el pecho y se zampó el biberón en menos que canta un gallo. Y a partir de entonces no quiso más que biberón y la leche se me retiró. Después de cuatro meses de lactancia materna dije adiós. Pero no por dar el pecho a la niña he sido o soy mejor madre que las que, o porque no han podido o no han querido, han optado por el biberón. Dios me libre de juzgar a las madres biberón o a las de la liga de la lactancia. Ambas son decisiones igualmente válidas y respetadas. Lo importante es que el crío se alimente.
Y a estos temas, polémicos sin duda, habría que sumar el colecho y el porteo. La Princesa ha dormido en su cuna desde que nació y a los tres meses ya estaba en su habitación. Desde mi punto de vista es lo mejor para los padres y para el niño. Pero es una decisión muy personal y la mejor para mi, no sé para el resto. Y entiendo que los que apoyan el colecho y lo practican lo hacen porque quieren y porque para ellos es más cómodo. Y aplaudo la decisión. 
Y con todo esto, ¿a dónde quiero llegar? Pues que hay que dejar el mundo correr, como decía un viejo amigo. Mientras la cesárea de la Carbonero, la lactancia hasta los 4 años, el biberón desde el paritorio, el porteo o el colecho no interfieran en mi manera de practicar lo que yo entiendo por la mejor maternidad ¿qué más me da? Ni sé si es lo mejor o es lo peor. Pero es mi maternidad. En cualquier caso, mientras los niños sean queridos, estén alimentados y sanos, y sean felices todo es válido. 

¡¡¡FELIZ LUNES!!

domingo, 19 de enero de 2014

El post escoba

Sé que hay gente que me sigue o que les gustaría seguirme con más asiduidad. Pero con esta vida de locos que nos ha tocado vivir, uno no tiene tiempo ni para respirar. Así que se me ha ocurrido publicar los domingos lo que he llamado el Post Escoba. Esta entrada dominical va a ser un resumen de los post de la semana.
 
El lunes me levanté sentimental, con ganas de pañales, biberones y olor a bebé. El martes, con la inspiración de vacaciones, fue el momento de contaros mi nuevo reto de Instagram que, para no variar, voy tarde. El miércoles, que vuelve a ser mudo, tuvo de protagonista a la Princesa y su nuevo look. El jueves salió la niña que aún llevo dentro. Y el viernes cocinamos albóndigas con tomate, para participar en el concurso de Master Chef Junior de El Corte Inglés. 

¡¡¡Y MAÑANA MÁS Y MEJOR!!!

viernes, 17 de enero de 2014

Premio Conóceme

De vez en cuando recibo premios de la bloguesfera, que no son otra cosa que maneras de hacer visible tu blog. Son laborioso de recibir, pero me encantan. El último es el premio Conóceme y me lo envía Una sonrisa para mamá, un blog muy jovencito, pero de los que promete.

premio conóceme blog

Las normas de este premio son:
1- Agradecer a la persona que te premia
2- Visitar los otros premiados
3- Contestar a las preguntas 
4- Formular 11 nuevas preguntas 
5- Seguir la cadena y proponer 11 blogs con menos de 200 seguidores que te gusten
Así que después de cumplir los puntos 1 y 2, contesto a las preguntas que me han formulado:


Mis preguntas son para los premiados son:

1- ¿Cuanto tiempo dedicas a tu blog?
Menos del que me gustaría. Diariamente le dedico al menos de media hora a tres cuartos de hora, que es el tiempo que suelo tardar en escribir cada entrada. Aunque, he de reconocer, que a veces en menos de 20 minutos lo despacho. 
 2- ¿Qué blog te gusta leer?
Me gustan leer todos los blogs relacionados con la maternidad y los peques. Pero si hay uno que siempre leo es el de Baballa
3- ¿Se te quedan muchos post en borrador?
Al publicar una entrada, de lunes a viernes, no me da tiempo a que nada se quede en el borrador
4- ¿Qué te gustaría mejorar? 
Sobre todo la imagen del blog
5- Tres virtudes
Tengo muy buena memoria, soy capaz de hacer varias cosas a la vez y me amoldo con bastante facilidad a cualquier situación
6- Tres defectos
Procrastinación, falta de fuerza de voluntad y falta de paciencia
7- ¿Cantas en la ducha?
En la ducha pienso
8- ¿Cual es tu día preferido del año?
El día de mi cumpleaños
9- ¿Cual es tu plato favorito?
Confit de pato
10- ¿Prefieres el invierno o el verano?
El verano sin duda
11- ¿A quién dedicas este premio?
Al Santo y a la Princesa por dejarme tiempo para escribir

Mis preguntas son para los premiados son:

1. ¿Cómo definirías tu blog?
2. ¿Cuánto tiempo le dedicas al blog a la semana?
3. ¿Cuál es la entrada que más te gustó escribir?
4. ¿Y la que más te costó?
5. ¿Y la que te gustaría escribir y aún no lo has hecho?
6. ¿Quién te gustaría que te siguiese, si es que  no te sigue ya?
7. Cada vez que escribes una entrada, ¿piensas que desnudas un poco tu alma?
8. Dime tu blog de referencia
9. ¿Te gustaría vivir solo del blog?
10. ¿Qué es lo que más te gusta de tu blog?
11. ¿Y en lo que debes mejorar?

Y mis premiados son:

¡¡FELIZ FIN DE SEMANA!!

La Receta por y para niños: Albóndigas con tomate

El Corte Inglés y Madresfera están buscando al Master Chef Junior de la Blogosfera. Para ello debemos publicar una receta para hacer con niños. La Princesa (5 años) lejos de ser Mario (ganador de la primera edición de Master Chef Junior de TVE) es una cocinillas nata, al igual que es su día lo fui yo. Y no sé si el día de mañana será una, dos o tres estrellas Michelín, o los llevará puestos los michelines sin más, pero estoy convencida de que, por el entusiasmo que pone, será una buena cocinera. 
Ya desde el año pasado, antes del fenómeno Master Chef, empezó a querer ayudarme en la cocina. Y si algo le encanta es hacer, y comer, son las albóndigas con tomate. Le gustan por su sabor y porque las ha hecho ella. Así que eso de meter a los niños en la cocina, si son malos comedores (que no es mi caso) es un invento. Y aquí os traigo la receta:

INGREDIENTES:
  • 500 kilo de carne
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 2 dientes de ajo picado
  • 1 pastilla de caldo de carne (a mi me gusta el de Knorr)
  • Harina
  • Aceite
Para la salsa de tomate
  • Una cebolla pequeña
  • 1 calabacín
  • 500 gr. tomate natural triturado
  • Aceite 
  • Sal
  • Azúcar
PREPARACIÓN

En  un bol grande la Princesa (a partir de ahora la Chef) bate un huevo junto a la pastilla de caldo de carne, el ajo picado (eso lo hago yo, a partir de ahora el pinche) y el perejil. En este punto me gusta usar ajo en polvo y así no hay que picar. Cuando esté todo bien ligado incorporamos la carne y, con las manos bien limpias, la chef amasa la carne como si plastilina se tratase.
Cuando esté bien manoseada, la dejamos reposar y vamos con la salsa de tomate. El pinche corta la cebolla y el calabacín y lo rehoga hasta que esté transparente. Lo del calabacín es un truco para que los niños coman más verdura. A penas el cambia el sabor a la salsa y la hace más ligera. 
Cuando ya está en el punto, incorporamos el tomate natural triturado, con un poco de sal y dos cucharadas soperas de azúcar. Lo dejamos en el fuego por lo menos 40 minutos, removiendo de vez en cuando. 
Mientras está en el fuego nos metemos con las albóndigas. Es el momento preferido de la Chef. Con sus pequeñas manitas le va dando la forma de pelotitas (a veces de pelotazas) y las va dejando en un plato con harina para después enharinarlas y dárselas a la pinche para que las vaya friendo.
Una vez fritas y colocadas en una olla, le incorporamos la salsa de tomate, le dejamos de que un hervor y listas para comer. 
¡¡¡Riquísimas!!!
¡¡FELIZ VIERNES!! 


jueves, 16 de enero de 2014

Una niña más

Nunca me ha preocupado que la Princesa sea hija única. No fue una decisión voluntaria. Siempre hemos querido darle un hermano pero no ha sido posible. Estaría de Dios que fuera ella solita y así ha sido. Y si algo me inquieta, que no preocupa, es el famoso mito de que el hijo único puede llegar a ser un malcriado y egoísta. Pero con la práctica, he llegado a la conclusión de que esto no es algo innerente a su condición sino es fruto de la educación recibida por parte de los padres. Y os puedo asegurar que en esta casa hay muchísimo cariño y atenciones, pero también mano dura. 
Pero la Princesa, además, tiene mucha suerte. Porque tiene primos de su edad, y más pequeños, con los que juega, trastea y experimenta los juegos en compañía, fuera del colegio que es su rutina. Además, con dos de ellos comparte casa casi los dos meses de verano y sabe lo que es compartir, desde mimos de la abuela hasta la hora del baño. Y si eso fuera poco, además está rodeada de amiguitos con los que juega en sus casas o en la nuestra. Así que, en esa faceta, es complicado que el día de mañana la Princesa pueda decir que tuvo una infancia solitaria.
Pero hay momentos en los que reclama mi faceta de niña. Y ahí estoy yo. Sin ningún reparo, aunque con algo de pereza, retrocedo 37 años y juego con ella a lo que se precie. Esta semana ha tocado jugar con la Nancy, a bailar, a desfilar y ayer, sin ir más lejos, se inventó una especie de pilla pilla con sustos y ataque de cosquillas. Y aunque tenía cosas que hacer y estaba cansada, no me importó.Y jugamos, reímos, corrimos por nuestra minúscula casa aún sabiendo que podíamos romper algo, y nos tiramos en la cama para hacernos cosquillas y volví a ser niña y a experimentar esa sensación de estar pasándotelo muy bien, sabiendo que lo que estás haciendo está mal y que en cualquier momento nos pueden regañar.  Y, ¡qué demonios! lo pasamos genial, tanto ella como yo. ¿Lo bueno? Que acabado el tiempo de juego con mamá, ella volvió a sus cosas y yo a las mías sin necesitar de estar conmigo toda la tarde.
Y creo que en eso consiste también educar. Y no importa si es hijo único o familia numerosa. ¡¡¡Qué importante es el tiempo, de calidad, que pasas con tu hijo!!

¡¡FELIZ JUEVES!!
  

martes, 14 de enero de 2014

Mira distinto

Hoy que la inspiración se ha debido ir de rebajas, voy a aprovechar a recordar el primer tema del Club Instagramero que os comenté a finales del año pasado (buf, como suena eso y solo han pasado 14 días). Se trata de una iniciativa del blog Mi Low Cost y consiste en, cada mes, hacer fotos sobre un tema diferente que nos proponga. El primero ya está decidido y publicado. Durante enero, los que seguimos este reto, debemos hacer fotos divertidas, con un encuadre diferente que se aleje de las típicas instantáneas rectas y convencionales. Para la Princesa y para mi suegro, con una cámara digital, es el tema perfecto. Si os dais una vuelta por Mi Low Cost podréis ver algunos ejemplos que os sirvan de inspiración. 
Si os animáis recordad que hay que subir las fotos a Instagram con el hashtag #CImiradistinto y #clubinstagramero.

¡¡FELIZ MARTES!!

lunes, 13 de enero de 2014

No crezcas más por favor

¡Qué duro es empezar la semana cuando el fin de semana  ha sido fantástico! No hemos hecho nada en especial. Estar en casa, que ya es bastante. Hemos estado viendo pelis, leyendo, escuchando música... cosas habituales que, aunque parezca mentira, se han convertido en extraordinarias y más después de la vorágine de Navidad. 
Entre esos planes mágicos, el sábado por la tarde/noche el Santo y yo estuvimos viendo fotos antiguas. Nada de blanco y negro o sepia. Fotos antiguas de hace 8 años, un repaso a todas nuestra corta e intensa vida en común. Volvimos a revivir el día de nuestra boda, el nacimiento de la Princesa, sus cumpleaños (desde el primero hasta el último), su primer día de cole, sus Navidades, las fiestas grandes... y un halo de melancolía inundó el salón. De repente me olió a bebé, a leche agria en la ropa, a crema de culete, a chupete... Y lejos de ser un bebé, en el sillón estaba una niña independiente, con su tablet en la mano y sus cascos rosas puestos en las orejas para no molestar a papá y a mamá. Fue una tarde deliciosa.
Y anoche, cuando nos íbamos a la cama, el Santo me comentaba la gozada de que la Princesa ya sea mayor y que sin rechistar se marche solita a dormir cuando ys es la hora... Sé que lo dice con la boca pequeña. Porque esa actitud es un síntoma de que la Princesa se hace mayor. Y eso no nos gusta. 
Me acuerdo que cuando yo era pequeña mi abuela me decía ¡qué pena que os hayáis hecho mayores! y yo me enfadaba y no entendía por qué me lo decía. Ahora lo entiendo perfectamente y comparto su opinión.
Pero bueno, habrá que reemplazar el olor a bebé por el de las hormonas de la adolescencia y disfrutar de cada instante de la vida de la Princesa que, como este fin de semana, a pesar de no ser nada especial, es extraordinario.

¡¡FELIZ LUNES!!

viernes, 10 de enero de 2014

El rincón dulce de Marina: Chocolate Cake

Es muy probable que esta sea la última receta de la tía Marina en un tiempo. Más que nada porque Rubén, lo segundo más dulce que ha hecho en su vida (lo primero es su primer hijo, Jorge) está a punto de salir del horno. Así que la ausencia está más que justificada aunque la echaremos mucho de menos. Tendré que seguir abusando de Elenita, Elena y Mi Otro Yo. O ponerme yo a cocinar, que también me vale. Ahí va la receta:

INGREDIENTES
  • 65 gr. cacao en polvo Valor (no sé si lo de la marca es importante, pero lo pongo tal cual me lo ha dicho)
  • 210 gr. harina para bizcochos
  • 250 gr. azúcar
  • 1 cucharadita de levadura
  • 3/4 cucharadita de sal
  • 2 huevos grandes
  • 180 ml. buttermilk (se puede comprar o hacerla mezclando 250gr de lecha con una cucharada de zumo de limón y dejar reposar 10 min hasta que tenga aspecto de leche cortada)
  • 180 ml. agua tibia
  • 3 cucharadas de aceite de girasol
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
PREPARACIÓN

1. Precalentamos el horno a 175º.
2. Engrasamos con aceite, o con spray especial, 2 moldes desmoldables de 15 cm.
3. Tamizamos en el vaso de la Thermomix  (o del robot de cocina de turno) la harina, el cacao en polvo, el azúcar, la levadura, la sal y reservamos.
4. Añadimos a esta mezcla seca los huevos, la buttermilk, el agua, el aceite y el extracto de vainilla. Batimos aproximadamente durante unos 3 minutos o hasta que la masa no tenga grumos.
5. Dividimos la masa exactamente entre los dos moldes (aproximadamente 450 gr. en cada molde).
6. Horneamos durante 35 minutos o hasta que al introducir un palillo, éste salga limpio.
7. Dejamos reposar fuera del horno sobre una rejilla unos 15 minutos. Pasado este tiempo desmoldaremos y los dejaremos enfriar totalmente boca arriba sobre una rejilla.
8. Cuando estén totalmente fríos los envolveremos en papel film. Mucho cuidado al manipular estos bizcochos porque son bastante frágiles hasta que enfrían.




Decoraremos el bizcocho con una buttercream de mora:

INGREDIENTES
  • 250 gr. de mantequilla con sal a temperatura ambiente (si no se pone con sal añadir un poco de sal a la mezcla) 
  • 500 gr. de azúcar glass comprado
  • 1 cucharada de saborizante (Marina utilizó de moras)
  • 1 cucharadita de meringue powder (opcional)*
  • 3 cucharadas de agua
PREPARACIÓN

1. Para preparar la crema de mantequilla, colocamos la mariposa en la Thermomix.
2. Ponemos la mantequilla en trozos en la Thermomix con la mitad del azúcar y programamos 1 minuto, velocidad 4.
3. Añadimos el resto del azúcar y programamos nuevamente 1 minuto, velocidad 4.
4. Vertimos el saborizante de moras y programamos 10 segundos, velocidad 4.
5. Añadimos el agua y programamos 10 segundos, velocidad 4.
6. Por último, si queremos, añadimos el meringue powder y programamos 1 minuto, velocidad 5.

Si no disponemos de Thermomix, toca hacer ejercicio batiendo y batiendo con energía.
1.Ponemos la mantequilla en trozos con la mitad del azúcar y batimos hasta que esté ligada.
3. Añadimos el resto del azúcar y seguimos batiendo.
4. Vertimos el saborizante de moras y batimos
5. Añadimos el agua y continuamos batiendo.
6. Por último, si queremos, añadimos el meringue powder y batimos un poco más. 
 
En ambos casos, para teñir la crema es muy sencillo. Se ha de separar la crema de mantequilla y añadir el colorante con la ayuda de un palillo. Y ya solo queda cubrir el bizcocho con la buttercream.

* El Meringue Powder (merengue en polvo) es un polvo de color blanco y su ingrediente base es la albúmina o claras de huevo deshidratadas. Sirve para reemplazar las claras de huevo en la elaboración de royal icing o glass, preparar merengue para cubiertas o merengues para hornear o, como en este caso, estabilizar la buttercream.

¡¡FELIZ VIERNES Y BUEN FIN DE SEMANA!!

jueves, 9 de enero de 2014

España, el país de las oportunidades

Estas vacaciones he podido comprobar que, pese a que no nos lo creemos, España es un país de oportunidades. Llegué a esta conclusión tras ver el programa "Informe Robinson", sobre la vida de Nate Davis. Yo no tenía ni idea de quien era este señor. Pero el Santo, deportista nato en lo que a ver deportes se refiere, ya me aclaró que era un jugador de baloncesto americano que jugó en España en los años 80. 
Llegó a España rebotado. En el Draft de la NBA fue escogido por los Chicago Bulls, pero nunca llegó a formar parte del equipo. Su primer año aquí fue discreto, pero al año siguiente (1983) fue fichado por el OAR Ferrol y fue el máximo anotador de la liga, convirtiéndose en el ídolo para los ferrolanos. El pabellón vibraba cada vez que Nate salía a jugar. Y su calidad no solo fue apreciada en Galicia, sino que cada vez que acudía a canchas de más renombre, como la del Real Madrid o el Barcelona, su destreza con el balón también era elogiada. En su mejor momento, una lesión de clavícula le retiró definitivamente del baloncesto. Aprovechando su inactividad obligada, regresó a los Estados Unidos para tener allí a su segundo hijo. El parto se complicó, su esposa requirió sangre y, lamentamente contrajo el SIDA tras una transfusión. Desde ese momento Nate no se separó de ella e hizo lo imposible, hasta arruinarse, para buscar su cura. Pero falleció. Nunca volvió a España, ni a jugar al baloncesto. Su vida entonces pasó la de ser un ídolo en España a un ciudadano anónimo en América. Actualmente trabaja como vigilante de seguridad y comparte piso con otra personal. Y en su entorno laboral nadie sabe lo que un día Nate Davis fue en este país.
La historia me ha conmovido y , por supuesto, me ha dado qué pensar. Es fácil analizar a toro pasado la situación. En España su esposa también se hubiera podido infectar y seguro que también hubiera fallecido. Pero él no se hubiera arruinado gracias a nuestro sistema sanitario. Y nadie le hubiera devuelto a su esposa, pero seguiría disfrutando de su otra gran pasión: el baloncesto. 
En que país tan bonito vivimos y que grandes oportunidades nos brinda, aunque solo sea a veces. Debemos amarlo y disfrutarlo.

¡¡¡FELIZ JUEVES!! 

martes, 7 de enero de 2014

Bendita rutina

Quedan horas para empaquetar la "Navidad" hasta el año que viene. En menos de 24 horas estaremos inmersos en la rutina, ¡bendita rutina! Nos costará un poco al principio, pero antes de que se acabe la semana ya estaremos perfectamente acoplados a la normalidad. Solo el kilo de más que se ha quedado conmigo me recordará el bullicio, la algarabía, el descontrol, la excitación, las noches sin horas, ni las mañanas tampoco, las abundantes y calóricas comilonas... Y volverán los madrugones, el irse a dormir pronto, la casa ordenada y las comidas también. El uniforme, la ropa de vestir , las clases de natación y mis carreras para llegar al cole. Estoy ahora mismo con sentimientos encontrados entre pereza y ganas de que todo vuelva a la normalidad. 
Y mientras vaya guardando las figuritas y adornos, a modo de rezo, recitaré "el año que viene no me pilla el toro". Pienso empezar las Navidades del 2014 con todo hecho. La carta de los Reyes escrita, comprada, envuelta y perfecta y estratégicamente escondida para ponérselo fácil a sus majestades la noche de autos; los ingredientes del roscón comprados, por si me animo a hacerlo; las vacaciones del Santo y las mías detalladamente estudiadas para no ser los protagonistas de Lady Halcón, que cuando uno llegaba se iba el otro... Me quedan casi 365 días para organizarme y creo que lo conseguiré.
Y ahora toca cubicar. Aunque los Reyes han sido bueno y se han acordado que el palacio de la Princesa es pequeño, el tema es que es pequeño. Así que tocará una buena mañana de tetris jugueterero para que todo encaje perfectamente en su sitio. 

¡¡FELIZ MARTES!!
(A modo de información os comento que quedan 93 días para que los niños vuelva a tener vacaciones y 98 para que sea Jueves Santo)

sábado, 4 de enero de 2014

Disfrutar: mi propósito para este año

Este año no he declarado públicamente mi propósito para este año. Más que nada porque no he cumplido con el del año pasado (acabar con la procrastinación) y he tenido que hacer alguna que otra gestión de última hora. Y a pesar de ser sábado, hoy escribo para compartir mi propósito. Aunque estamos en año nuevo, sigue en vigor el del 2012 de sonreír más y, como no he cumplido, seguiré intentando el del 2013 de poner fin al clásico ya lo haré mañana. También continua el de siempre, porque tampoco lo he cumplido, de quitarme los choporrocientos kilos que me sobran y los que he cogido estas fiestas. ¡¡¡Señor, qué cruz!!!! Y como estrella invitada, este año se une el de disfrutar.

Fotos: Carlos Rodríguez

Voy a disfrutar de mi casa, de mis amigos, de mi familia, de mi hija, de mi marido, de las colas en el supermercado, de los atascos por las mañanas, de las carreras por la tarde para ir a recoger a la Princesa, de la monotonía, de la rutina, de las tardes de plancha y las mañanas de limpieza, de las tardes de sábado de mantita y peli, de las tardes en el parque, de la piscina, de los cumples de los amigos de la Princesa.  En definitiva, voy a disfrutar de todo lo que me rodea y es mi vida. Porque hoy estoy aquí y tengo cosas, pero mañana, ¿quién sabe que será de nosotros, de nuestras cosas y de los nuestros mañana? El momento que no disfrute hoy, no lo disfrutaré otro día. Será otro diferente, pero no aquel que dejé pasar.
Y en cuanto a CORRIENDO SIN ZAPATILLAS, mi propósito es cumplir con cinco entradas a la semana, a no ser que haya fiestas de por medio, conseguir entrar en el ranking de Madresfera y llegar a los 50 seguidores. ¡Ahí es nada, pero entre todos lo conseguiremos!

¡¡¡FELIZ SÁBADO!!

viernes, 3 de enero de 2014

La Receta que nunca falla: Cinta de lomo al caramelo


No sé los años que hace que mi madre prepara esta receta para fin de año. Lo hace a petición popular porque a todos en casa, incluidos los niños, nos encanta. Es sencilla, rápida, económica y riquísima. Es más, como sé que no falla, es lo que les hice a mis suegros la primera vez que vieneron a comer a casa. Ahí va la receta: 

INGREDIENTES
  • 1 kg. de cinta de lomo en un trozo
  • 3/4 litro de leche entera
  • 2 cebollas
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta
  • Azúcar
  • Huevo hilado
 PREPARACIÓN

Lo primero que tenemos que hacer es poner un buen chorro de aceite en una olla y, mientras va cogiendo temperatura, salpimentar la carne. A continuación, con el aceite muy caliente, freimos el trozo de carne por todos los lados para que se selle bien y quede tierna. Mientras, vamos cortando las cebollas en gajos. 
Cuando terminemos de sellar la carne, la reservamos y en el aceite pochamos a fuego lento la cebolla. El secreto de esta receta es que la cebolla esté muy frita. Si normalmente en otras recetas se alcanza el punto cuando la cebolla esté transparente, en ésta hay que ir un poco más allá y conseguir que se dore un poco.
Conseguido el punto, se vuelve a incorporar la carne y se cubre con la leche. Tapamos la olla y lo dejamos cocer unos 20/30 minutos, dependiendo de la olla. Terminado el tiempo, se saca la carne y se deja enfriar y pasamos por la batidora la salsa.Cuando la carne esté fría, se reboza en azúcar y se hace el caramelo ayudándonos de un soplete o un quemador.
En casa la servimos fría, con la salsa caliente y acompañada de huevo hilado. Sencilla y resultona, ¿verdad? ¡¡¡Os aseguro que no falla!!!

¡¡¡FELIZ FIN DE SEMANA Y OS DESEO QUE LOS REYES MAGOS OS TRAIGAN MUCHAS COSAS!!!





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...