martes, 26 de noviembre de 2013

El mundo al revés

Quizá esta entrada la tenía que haber escrito ayer. Pero no quiero que de por vida el cumpleaños de mi madre lo asocie a un tema que me saca de mis casillas, como a cualquier mortal con dos dedos de frente, como es la violencia de género. Y si ya de por si para la sociedad es un día amargo, para mi ayer lo fue aún más cuando desayuné escuchando la lista de violadores que, en los próximos días, saldrán a la calle gracias a la doctrina de Estrasburgo. Me imagino que ávidos de nuevas presas después de estar 20 años encerrados. Y no es que me de miedo, me da pavor. Y no por mi, ni por mi hermana o amigas. Ya somos adultas y mal o bien nos podremos defender, o eso espero. Pero veo a mi hija, a mis sobrinas, a sus amigas, a mis niñas más cercanas y me hierve la sangre al pensar que un mal nacido de estos les pueda poner la mano encima. Y ojo, que tal y como está el panorama los niños tampoco es que estén libres de tener cuidado. 
La ley admite que estos delincuentes salgan a la calle porque han pasado 20 años de condena. Pero no sé para quien es la condena más grande, si para ellos o para sus víctimas.  
No sé que está pasando en el mundo. Parece como si se hubiera hecho realidad aquella canción infantil del mundo al revés:
Erase una vez 
un lobito bueno, 
al que maltrataban
 todos los corderos. 

Y había también 
un príncipe malo 
una bruja hermosa 
y un pirata honrado. 

Todas estas cosas 
había una vez 
cuando yo soñaba 
un mundo al revés.

Si esto sigue avanzando en esta dirección, por favor que paren el mundo que yo me bajo.

¡¡FELIZ MARTES, A PESAR DE TODO!!

1 comentario:

  1. este país y su doctrina, dan asco!
    Si luego cada uno nos tomamos la justicia por nuestra mano, que nadie se asuste

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...