viernes, 4 de octubre de 2013

La Receta: pechugas de pollo con alcaparras

Hay días que tu tiempo es inversamente proporcional a tus obligaciones, planes y proyectos y éstos directamente proporcionales a tu cansacio. Vamos, que tienes miles de cosas, no tienes tiempo y encima no puedes con tu alma. Y eso es lo que me está pasando esta semana. Nunca mejor dicho, llevo unos días que no hago más que correr sin zapatillas. De ahí que ayer no es que el jueves fuera mudo, sino que fue inexienteste y que hoy la receta venga sin foto. Vamos, lo mejor para que tu blog triunfe. Pero esto es lo que hay.
Y como voy como pollo sin cabeza, que mejor que una receta rapidita del bicho en cuestión. Allá vamos:

INGREDIENTES

Una bandeja de filetes de pechuga
1 huevo
Pan rallado
Un puñado de alcaparras
Aceite
Cerveza

PREPARACIÓN

Si se tiene previsto hacer el plato con tiempo, lo mejor es dejar macerando el pollo en cerveza por lo menos un par de horas. Lo deja muy jugoso y le da un gusto diferente riquísimo. Una vez macerado, se salan las pechugas, se pasan por huevo y a continuación por pan rallado para freirlas después. No es conveniente que queden muy fritas, como a mi me gusta el pollo empanado. Según vayan estando se colocan en una fuente refractaria. Cuando ya estén todas, se retira de la sartén parte del aceite y se echa agua como para cubrir los filetes. Para que la salsa no quede fea, es importante no freir las pechugas a fuego fuerte para que no se queme el pan rallado que se va desprendiendo y queda en el fondo de la sartén.  Después incorporamos las alcaparras (como dos cucharadas soperas) y cuando esté caliente se vierte todo en la fuente cubriendo el pollo. Se pone al fuego y se deja cocer unos 15- 20 minutos. Y... ¡a comer!

¡¡FELIZ VIERNES Y BUEN FIN DE SEMANA!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...