martes, 24 de septiembre de 2013

Fiesta de piratas y princesas

Este año, como no podía ser menos, mi Princesa tuvo su fiesta de cumpleaños. Y a falta de una, tuvo dos. El 21, un día antes de su cumple, reunimos a los amigos, vecinos y familia en el salón de fiestas de casa y el domingo 22, día de su cumpleaños, lo celebramos con toda la clase, junto con 2 compañeros más que también cumplen años por estas fechas. Para este día optamos por una piscina de bolas.
La temática de este año la escogió ella. Y, como no podía ser de otra manera, decidió una fiesta de piratas (por aquello de que la mayoría de amigos son niños) y princesas. Una fiesta muy rosa.
Allá por el mes de mayo, cuando escogió el tema, me las prometía yo fui feliz al pensar que tendría todo el tiempo del mundo para preparar el acontecimiento. Todo iba a ser casero: comida, decoración, invitaciones... Pero mi incorporación inmediata al mundo laboral, me hizo tirar de diseños "prefabricados". Pero no quedó mal del todo.

Para la decoración opté por globos rosas y negros, haciendo juego con la invitación que no tuve más remedio que comprar. Para la mesa de los niños, tiré de un mantel también de serie, al igual que el menaje. Lo único que personalicé fueron los vasos a los que puse una pegatina donde había que poner el nombre para no perderlo. 
Para la mesa de los mayores opté por alternar los colores de la invitación y complementar con los platos en el color contrario. Así las mesas fucsias tenían platos negros y la mesa negra platos fucsias. 

 
En cuanto a la comida, tampoco me lié mucho por aquello de que éramos 45 adultos, 15 niños y que yo tuve una semana de trabajo de esas que no se te olvidan en mucho tiempo, amén de la noche toledana de la peque cuando estuvo malita.

Así que el menú consistió básicamente en sándwiches tipo Rodilla, mi famoso salmorejo (un clásico en todas mis celebraciones), tartaletas bolognesa, embutidos varios, nachos con guacamole, queso y salsa mexicana (todo de Mercadona), empanada (también comprada), tomates cherry con mozzarella y albahaca y, como novedad, un pastel de verano que prometo subir la receta el viernes.
 Para los peques sandwiches de chorizo, jamón y queso y nocilla (que es un cumpleaños sin nocilla), amén de las clásicas patatas fritas, gusanitos y barra libre de chuches.

Entre los 45 adultos invitados tenía uno con verdadero odio al queso, al Doctor Anónimo y su problema de anisakis y a una amiga celiaca. Así que opté por indicar en cada plato si llevaba queso, pescado o si era sin gluten. Un detalle que los destinatarios me lo agradecieron por aquello de no tener sorpresas desagradables. 
Y mientras los mayores comíamos y charlábamos, los pequeños merendaron y disfrutaron de la animación organizada por mi sobrina María y sus amigas Lucía y Gema. Durante más de tres horas mantuvieron a los niños a raya y muy entretenidos. Juegos, pintacaras, canciones, bailes... Todo muy preparado. 
Y como en todos los cumple, también hubo tarta. Y tampoco me compliqué. Primero porque no es lo mío. Solo me sale bien mi tarta de chocolate, pero me lleva mucho tiempo, y segundo porque a la Princesa no le gustan las tartas. Así que volví a tirar de supermercado. Pero muy buena, eh?
Y después de varias horas intensas de preparación, la ayuda de Mi Otro Yo que se dejó cuarto kilo de pulmón hinchando globos,  la manilla de última hora de la Tía Tere y el Tío Jesús y  la animación de María, Gema y Lucía todo salió estupendo. Y la Princesa, agotada y exhausta, antes de dormir me dijo: Mamá, gracias por la fiesta. Ha sido la mejor de toda mi vida. Y con eso me quedo.
Y traerla hasta aquí ha sido gracias a la Tía Marina que a pesar de que llevar a mi sexto sobrino en su vientre no dejó de hacer fotos ni un minuto. 
Y, por cierto, la Princesa estaba radiante. Estrenaba vestido. Pero esto merece otra entrada. Pero ya adelanto mi agradecimiento a Mi Santa Madre por el esfuerzo realizado para que estuviera listo para ese día y por hacer un vestido tan bonito. 

¡¡Feliz martes!!

2 comentarios:

  1. Qué bien os lo pasasteis! No faltaba detalle y que tu hija te lo agradezca y te diga es la mejor fiesta...no tiene precio
    Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Nos lo pasamos genial!! Gracias por tu comentario

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...