lunes, 30 de septiembre de 2013

Perlas de la Princesa: Joaquín Sorolla

El otro día íbamos en el coche el Santo, la Princesa, el "Adoptado" (ya os contaré de él en otra ocasión) y yo. El Adoptado y la Princesa se llevan 18 días, así que sus conversaciones son muy divertidas. El Santo me preguntó la dirección exacta hacia donde nos dirigíamos. Era la calle Joaquín Sorolla. Y no había terminado de decir la frase cuando el Adoptado afirmó "ese señor es un pintoR". La Princesa le miró embelesada ante tanta sabiduría. Y entonces el Adoptado amplió la información asegurando que  "coloreaba" muy bien. Sencillamente adorable.
Después de este interés por los pintores que colorean bien, hemos decidido adentrarles en el mundo del arte. Precisamente acaba de terminar una actividad de Sorolla para niños en el Museo del Sorolla, pero en cuanto descubramos una nueva, allá que iremos y, por su puesto, os la adelantaré.

¡¡¡FELIZ DÍA AUNQUE SEA LUNES!!!

viernes, 27 de septiembre de 2013

La Receta: Pastel de verano


El plato estrella de este cumple ha sido el pastel de verano. Lo vi publicado este verano en Internet y tuve claro desde el minuto uno que sería incorporado al cumple. Y está bueno, bueno. Ahí va la receta:

INGREDIENTES:

Un bote de mayonesa
15 rebanadas de pan de molde
200 gr. de surimi rallado
8 lonchas de jamón york
9 lonchas de queso en lonchas (yo usé Havarti)
200 gr. de tomate rallado
3 latas de atún en aceite
Tomates, aceitunas o huevo para decorar
 
PREPARACIÓN:

En un bol ponemos el atún, el surimi rallado y 3 o 4 cucharadas de mayonesa. Removemos todo muy bien y reservamos. 
A continuación cogemos un molde de aluminio y lo forramos con una capa de pan de molde. Si es necesario, podemos cortar las rebanadas para que se ajuste bien al molde. Cubrimos con mayonesa esta primera capa y después la colocamos las lonchas de jamón de york y a continuación el queso. Entonces volvemos a poner una capa de pan de molde y la cubrimos con el tomate rallado. Y es el momento de poner encima la mezcla que teníamos reservada. La extendemos bien y la volvemos a cubrir con una capa de pan. 
Una vez terminado, cubrimos el molde con papel film y colocamos encima el cartón que suele venir en los paquetes de moldes de aluminio. Ponemos peso encima y reservamos en la nevera al menos 4 horas. 
Pasado el tiempo quitamos el peso, el cartón y el film de plástico y con unas tijeras hacemos un corte vertical en cada una de las esquinas del molde para poder así retirar los bordes del pastel y poder volcarlo sobre una bandeja. Una vez volcado, quitamos el molde y cubrimos el pastel con mayonesa y lo decoramos al gusto.  Espero que os haya gustado.

¡¡FELIZ VIERNES Y BUEN FIN DE SEMANA!!

jueves, 26 de septiembre de 2013

El vestido de la Princesa


Desde que nació la Princesa me ha gustado jugar a las muñecas con ella. Yo soy la niña y ella es mi muñeca. Por eso siempre me ha gustado vestirla, peinarla, comprarle vestiditos... Y siempre he sido fiel a mi estilo. Para algunos será rancio, cursi, antiguo... para mi es simplemente clásico. De bebé vistió sus faldones, sus ranitas, sus vestidos de niño de abeja... y ahora su vestimenta se va adaptando a su edad, pero siempre fiel a mi estilo. Y para ello siempre he contado con la inestimable colaboración de Mi Santa Madre. Además de cocinar estupendamente (no diré lo de la tortilla de patatas porque la mejor siempre es la de la madre de uno) cose muy bien. Gracias a ella la Princesa ha tenido faldones, chaquetas, vestidos, camisones... que nunca han dejado indiferente a las personas que aprecian la laboriosidad de esas prendas. Y el vestido que la Princesa llevó a su cumple, como no podía ser de otra manera, también es de ella. La Princesa, sin saberlo, vestía una preciosa obra de arte hecha, nada más y nada menos que por una "bisatía" mía y tataratía de ella, la abuelita Visita, de mediados del siglo pasado. 

Este verano mi tía descubrió entre sus cosas un cuerpo de un vestido que su abuela debió hacer para ella. Es una maravilla, hecha de hilo y a ganchillo. Una virguería y es una pena que en las fotos no se aprecie lo bonito que es. Estaba conservado en perfecto estado y en cuanto lo vimos tuvimos claro el vestido. Y en menos de una semana, la Princesa ya lo tuvo.
No sabéis la suerte que tiene ni hija de tener una abuela que le cose vestidos propios de Princesa. 
Gracias madre por coser y coser y coser siempre que te lo pedimos. Creo que te debía esta entrada por tu esfuerzo y por hacer cosas tan bonitas.   

¡¡¡FELIZ JUEVES!!!

 (Las fotos siguen siendo de Marina Allas, la tía Marina)




 

martes, 24 de septiembre de 2013

Fiesta de piratas y princesas

Este año, como no podía ser menos, mi Princesa tuvo su fiesta de cumpleaños. Y a falta de una, tuvo dos. El 21, un día antes de su cumple, reunimos a los amigos, vecinos y familia en el salón de fiestas de casa y el domingo 22, día de su cumpleaños, lo celebramos con toda la clase, junto con 2 compañeros más que también cumplen años por estas fechas. Para este día optamos por una piscina de bolas.
La temática de este año la escogió ella. Y, como no podía ser de otra manera, decidió una fiesta de piratas (por aquello de que la mayoría de amigos son niños) y princesas. Una fiesta muy rosa.
Allá por el mes de mayo, cuando escogió el tema, me las prometía yo fui feliz al pensar que tendría todo el tiempo del mundo para preparar el acontecimiento. Todo iba a ser casero: comida, decoración, invitaciones... Pero mi incorporación inmediata al mundo laboral, me hizo tirar de diseños "prefabricados". Pero no quedó mal del todo.

Para la decoración opté por globos rosas y negros, haciendo juego con la invitación que no tuve más remedio que comprar. Para la mesa de los niños, tiré de un mantel también de serie, al igual que el menaje. Lo único que personalicé fueron los vasos a los que puse una pegatina donde había que poner el nombre para no perderlo. 
Para la mesa de los mayores opté por alternar los colores de la invitación y complementar con los platos en el color contrario. Así las mesas fucsias tenían platos negros y la mesa negra platos fucsias. 

 
En cuanto a la comida, tampoco me lié mucho por aquello de que éramos 45 adultos, 15 niños y que yo tuve una semana de trabajo de esas que no se te olvidan en mucho tiempo, amén de la noche toledana de la peque cuando estuvo malita.

Así que el menú consistió básicamente en sándwiches tipo Rodilla, mi famoso salmorejo (un clásico en todas mis celebraciones), tartaletas bolognesa, embutidos varios, nachos con guacamole, queso y salsa mexicana (todo de Mercadona), empanada (también comprada), tomates cherry con mozzarella y albahaca y, como novedad, un pastel de verano que prometo subir la receta el viernes.
 Para los peques sandwiches de chorizo, jamón y queso y nocilla (que es un cumpleaños sin nocilla), amén de las clásicas patatas fritas, gusanitos y barra libre de chuches.

Entre los 45 adultos invitados tenía uno con verdadero odio al queso, al Doctor Anónimo y su problema de anisakis y a una amiga celiaca. Así que opté por indicar en cada plato si llevaba queso, pescado o si era sin gluten. Un detalle que los destinatarios me lo agradecieron por aquello de no tener sorpresas desagradables. 
Y mientras los mayores comíamos y charlábamos, los pequeños merendaron y disfrutaron de la animación organizada por mi sobrina María y sus amigas Lucía y Gema. Durante más de tres horas mantuvieron a los niños a raya y muy entretenidos. Juegos, pintacaras, canciones, bailes... Todo muy preparado. 
Y como en todos los cumple, también hubo tarta. Y tampoco me compliqué. Primero porque no es lo mío. Solo me sale bien mi tarta de chocolate, pero me lleva mucho tiempo, y segundo porque a la Princesa no le gustan las tartas. Así que volví a tirar de supermercado. Pero muy buena, eh?
Y después de varias horas intensas de preparación, la ayuda de Mi Otro Yo que se dejó cuarto kilo de pulmón hinchando globos,  la manilla de última hora de la Tía Tere y el Tío Jesús y  la animación de María, Gema y Lucía todo salió estupendo. Y la Princesa, agotada y exhausta, antes de dormir me dijo: Mamá, gracias por la fiesta. Ha sido la mejor de toda mi vida. Y con eso me quedo.
Y traerla hasta aquí ha sido gracias a la Tía Marina que a pesar de que llevar a mi sexto sobrino en su vientre no dejó de hacer fotos ni un minuto. 
Y, por cierto, la Princesa estaba radiante. Estrenaba vestido. Pero esto merece otra entrada. Pero ya adelanto mi agradecimiento a Mi Santa Madre por el esfuerzo realizado para que estuviera listo para ese día y por hacer un vestido tan bonito. 

¡¡Feliz martes!!

lunes, 23 de septiembre de 2013

Con los cinco sentidos

Ayer fue el cumpleaños de mi Princesa. 5 años tiene ya. Han sido los más felices de mi vida y, sin duda, los más diferentes. La llegada al mundo de un niño es lo que más te puede cambiar la vida. Por lo menos para mi ha sido así. Vivimos por y para ella. Y no significa que no salgamos, viajemos y disfrutemos sin ella (que si lo hacemos) pero para salir, viajar y disfrutar en pareja hay un dispositivo logístico previo que antes no existía. Esto, por poner un ejemplo. Pero hay muchos más.
Y entonces, si desde que nacen son nuestra razón de ser, ¿por qué nos empeñamos en acabar con nuestro sueño por un simple despiste? Con esto me refiero a la cantidad de niños fallecidos a lo largo de este verano, que hoy termina, fruto de despistes de sus padres.
Por una parte, está el tema de los ahogamientos. A fecha 7 de julio ya habían fallecido ahogados  8 niños. Pero no era más que el comienzo. La Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes (DIA) sostiene que cada año mueren en España entre 70 y 150 niños por ahogamiento en playas, piscinas, ríos o embalses. Escalofriante la cifra.
Luego están otros despistes como el de olvidos en el coche, o el trágico caso de la semana pasada cuando  un bebé falleció en un aeropuerto tras dejarlo en una cinta transportadora de maletas.
También somos muy dejados en el coche. Hasta 318 menores de doce años han sido detectados por la Dirección General de Tráfico (DGT) viajando en el coche sin ningún tipo de sistema de retención en su última campaña de sensibilización. La propia DGT ha señalado que las excusas dada por los adultos responsables de llevar a esos menores han sido desconocimiento, despiste, prisas... 
Cuando estamos con nuestros hijos no puede haber ni despistes, ni prisas, ni nada más importante que ellos. Los cinco sentidos son pocos para vigilar a un niño.
Siento empezar la semana de manera tan trágica, pero era una idea que me ha rondado la cabeza todo el verano y los últimos datos dados por la DGT me han animado a escribirla. Ojo, y no estoy juzgando a los padres porque a cualquiera nos puede pasar y, además, no soy quien para hacerlo. Bastante calvario pasarán toda su vida. Simplemente reflexiono en voz alta, o en negro sobre blanco, para concienciarnos de que un niño es un ser al que no hay que quitarle la vista de encima hasta que ellos cuiden de ti.

¡¡FELIZ LUNES Y CUIDEMOS DE NUESTROS HIJOS COMO EL TESORO QUE SON!!

jueves, 19 de septiembre de 2013

Me quito el sombrero antes ellos

El martes fue un día intenso. Las cosas del destino hiciera que en el trabajo nos coincidieran dos eventos, uno de gran magnitud. Así que a las 9.30 me subí a los tacones y me bajé a las 10.30 sin parar. Un día estresante, de mucha tensión y agotamiento. Cuando entraba en mi casa a las 11 de la noche no me lo podía creer. A las 12.30, después de contarle al Santo mi día y recoger cuatro cosillas por fin estaba en la cama, pensando que tenía 6 largas horas por delante para volver a coger fuerzas y empezar un nuevo día con las pilas cargas. Pero... a las 2.45 la Princesa parecía que se iba a despertar. Salté de la cama como un cohete para que no lo hiciera y tras oír la voz de mamá y sentir sus caricias, volvió al estado de inconsciencia (una madre siempre sabe cuando su hijo está en estado de duerme vela o cuando está KO total). Me no me había acurrucado todavía, cuando sentí de nuevo a la Princesa y cuando llegué a su cuarto había vomitado en la cama. Asustada como un perrillo, la tranquilicé vi que todo estaba bien y procedí a su aseo. De camino al cuarto de baño, volvió a vomitar esta vez en el suelo. Así que a las 3 de la mañana me puse a cambiar sábanas y a fregar suelos, mientras el Santo duchaba a la peque. A las 3.30 todo volvía a estar en calma. Yo en la cama de la Princesa y ella con su papi en la cama grande. Bueno, todavía me quedaban 3 horitas... No pasaron 5 minutos desde que llegó la normalidad, cuando la fiesta volvió a empezar. Esta vez en mi cama. Y ya cerca de la 4 me puse de nuevo a cambiar sábanas y también a poner la lavadora. Cerca de las 4.30 el baile de las camas terminó con el Santo en la habitación de la Princesa y yo con ella en mi cama. Y esta vez me llevé el barreño por si las moscas. Y menos mal, porque hubo una cuarta, una quinta y hasta una sexta y séptima vez. Así que las dos horitas que me quedaban para descansar se convirtieron en cabezadas de 20 en 20 minutos. Y ayer, a trabajar. 
De camino al trabajo no puede quitarme de la cabeza a los padres de niños enfermos. Pero enfermos de verdad y no con una simple gastroenteritis. Ayer estaba reventada y eso que fue una noche. Vale, después de un día agotador. Pero una noche. Pensaba en esos padres que, además del sufrimiento de ver a su hijo enfermo, acumulan el cansancio de una noche y otra y otra. Y después van a trabajar y rinden y bromean con sus compañeros y acuden a eventos y disfrutan. Siempre como si hubieran dormido 8 horas. Y regresan a casa y vuelta a empezar... Digno de alabanza. Desde aquí todo mi apoyo, admiración y respeto. Me quito el sombrero ante ellos. 
Por cierto, la Princesa hoy sana como una pera. Así que... ¡al cole!!

¡¡¡FELIZ JUEVES Y, POR FAVOR, DISFRUTAD DE LA VIDA COMO SI NO HUBIERA UN MANAÑA!!! 
 

martes, 17 de septiembre de 2013

Internet como herramienta educativa

Seguimos con las conclusiones de la jornada dominguera sobre tecnología, diversión y educación de Microsoft. Y si ayer hablábamos de los miedos de Internet, hoy le damos la vuelta a la tortilla.Y volvemos a los datos. Un niño aprende más en una hora de Internet, bien aprovechada, que en un día en el colegio. Puede resultar un poco exagerado. Pero claro, habrá que ver la cómo se pasan las horas. En cualquier caso, lo que es innegable es que las tabletas y los smartphones se han convertido en la plataforma por excelencia de los juegos educativos. Siempre hay una app que descargarse para estudiar, aprender, descubrir... Y aquí van unas cuantas:

Aula 365




Aula 365 es una app que ayuda a resolver las dudas del cole de forma rápida y divertida. Incluye divertidas peliculas escolares y un profesor virtual que resuelve las dudas educativas en un entorno seguro y moderado. 

 Icuadernos Rubio

(Foto: Cuadernos Rubio)
Los tradicionales Cuadernos Rubio de papel ahora en tu tablet, con un sistema intuitivo y muy fácil de utilizar. Tus hijos podrán llevárselo donde quieran y hacer los ejercicios sin ayuda de nadie. Una manera distinta de aprender y jugar al mismo tiempo. Practicarán sumas, restas, multiplicaciones y divisiones de una forma divertida. En cada cuaderno podrán resolver más de 20 niveles y desbloquear operaciones secretas. Solucionarán problemas de cálculo haciendo fácil lo difícil, ayudándose del bloc de notas. Con el corrector de errores podrán aprender por sí mismos y corregir los ejercicios con el apoyo de un búho-tutor, convirtiendo el aprendizaje en un juego. 

Babbel 

Aprender inglés gracias a tu tableta o smartphone. Accede al vocabulario básico y avanzado para cuando estés en casa o de viaje: aprende vocabulario de manera interactiva, profundiza sistemáticamente lo aprendido y entrena tu pronunciación. Habla inglés con babbel.com, una de las plataformas de aprendizaje de idiomas más grandes del mundo.


Toovari

Toovari es una app que ofrece el promer entorno personal de aprendizaje, que incorpora elementos y técnicas de juego para motivar a los jóvenes en ela realización de su día a día en clase. Basado en un entorno virtual de aprendizaje social, abierto y participativo, el 92% de los alumnos que lo utilizan mejoran sus notas en clase.

Dragon Box

Y dejo esta para el final no porque me gusta menos, sino porque me pilla más lejos. Una manera sensacional para que los niños aprendan matemáticas (ecuaciones de segundo grado fundamentalmente) sin que ellos se den cuenta. Espero que para cuando la Princesa llegue a ello, ¡todavía siga funcionando! Con lo que mes costaron a mi las matemáticas, ya podrían haber inventado esto antes. Espero que por lo menos nuestros hijos lo sepan aprovechar.
Y termino estos dos días de conclusiones de la jornada de Microsoft con la reflexión que hizo Camino López, experta en educación: Si todos, niños y adultos, dedicáramos al menos media hora al día a jugar, seríamos mucho más felices.

Feliz martes y... ¡¡¡a jugar!!!

lunes, 16 de septiembre de 2013

Seguridad en Internet



Ayer pasamos una mañana estupenda gracias a Madresfera y Sapos y Princesas. La familia al completo, además de mis sobris, asistimos a una jornada de tecnología, diversión y educación de Microsoft. Mientras los pequeños disfrutaron jugando y aprendiendo con las tabletas Surface de Microsoft, llegando a pintar su propia tableta de cartón,  los papis aprendimos buenas prácticas para el acceso seguro a Internet con expertos del entorno educativo. Cinco ponentes de excepción para abordar un tema que tanto nos preocupa a los padres. Allí estaban Álvaro Varona, responsable del blog "Generación Apps" ; Borja Adsuara experto en Conocimiento, Comunicación y Colaboración, y autor del blog "menos tecnología y más pedagogía"
; Camino López, experta en educación; Nora Kurin, experta en comunicación a familias y fundadora de Sapos y Princesas  y el Mago More, experto en innovación y padre tecnológico.
Se dieron muchas cifras que, por lo menos a mi me parecen preocupantes. Por ejemplo que 7,5 millones de usuarios de Facebook son menores de 7 años o que a esa edad ya son muchos los niños que tienen su propio móvil, no como teléfono sino como soporte para descargarse aplicaciones. ¡Pero qué voy a decir yo si la semana que viene la Princesa ya tendrá su primera tableta! Por eso me angustia saber que 2 de cada 3 padres no saben lo que sus hijos ven en Internet.
Una vez más me reitero en que nuestros hijos son nativamente tecnológicos y no nos queda otra que aprender e introducirnos en su mundo. 
Todas las conclusiones de este interesante encuentro se han plasmado un un decálogo de buenas prácticas para un uso más seguro de la tecnología, que recoge a la perfección la web Sapos y Princesas :
1.- Hay que educar al menor sobre los posibles peligros que puede encontrar en la Red 
2.- Se debe acompañar al menor en la navegación cuando sea posible, sin invadir su intimidad.
3.- Es importante advertir al menor de los problemas que conlleva facilitar información personal (nombre, dirección, teléfono, contraseñas, fotografías, etc.) a través de cualquier canal
4.- Siempre hay que desaconsejarle participar en charlas radicales (provocadoras, racistas, humillantes, extremistas, etc.).  
5.- Hay que informarle de que no todo lo que sale en Internet es cierto, ya que pueden engañarle con facilidad
6.- Se debe prestar la misma atención a sus «ciber amistades» que a sus amistades de la vida real.
7.- El menor debe informar a sus padres de cualquier conducta o contacto que le resulte incómodo o sospechoso
8.- Hay que vigilar el tiempo de conexión del menor a Internet para evitar que desatienda otras actividades.
9.-Se debe crear una cuenta de usuario limitado para el acceso del menor al sistema.
10.- Deben primar las recomendaciones y normas antes que las prohibiciones y castigos por un uso incorrecto de Internet.
Pero si tengo que quedarme con un solo consejo de los que dieron ayer es el que, una vez más, la solución es la de pasar más tiempo con nuestros hijos y comunicarnos con ellos. 

¡¡FELIZ LUNES!!
 

viernes, 13 de septiembre de 2013

La Receta: Costillas asadas con miel y soja


Mi Santo tiene el título de Santo por méritos propios. El domingo pasado decidió que ese día cocinaba él y así fue. Y no solo cocinó, innovó y nos chupamos los dedos, literal y metafóricamente hablando. Nos hizo para comer costillas de cerdo asadas con salsa de miel y soja. ¡¡Deliciosas!! Aquí os dejo la receta aunque, las cantidades son a ojo. Espero que si las hacéis os salgan tan buenas.

INGREDIENTES

1 costillar de cerdo
Salsa de soja
1 vaso de agua de vino blanco
Miel
Vinagre (el Santochef usó vinagre convencional pero ha decidido para la próxima cambiarlo por vinagre de Módena)
Azúcar
Sal 
Pimienta
 
 PREPARACIÓN

Lo primero de todo hay que macerar las costillas en vino blanco. Para ello salamos tímidamente la carne y, en una fuente de horno, colocamos el costillar, con el lado cóncavo hacia arriba y echamos el vino blanco por encima. Lo reservamos mientras hacemos el resto de la salsa.
En un cazo echamos un buen chorreón de salsa de soja, otro igual de miel, dos cucharadas de azúcar, dos de vinagre y lo calentamos a fuego medio sin dejar de remover. La cantidad de soja y miel va en proporción al tamaño del costillar.
Cuando haya dado un hervor, lo retiramos y cubrimos con la salsa las costillas. Y las dejamos macerar en la salsa unas dos horas. Pasado el tiempo, las cubrimos la fuente con papel de aluminio y las dejamos una hora al horno, precalentado a 180º. Unos 10 minutos antes de comer, le damos la vuelta al costillar y lo ponemos a horno fuerte ya destapado sin el papel de aluminio. Y... ¡¡¡a chuparse los dedos!!!


¡¡¡FELIZ VIERNES Y ESPERO QUE LA VIDA OS SONRÍA!!!

jueves, 12 de septiembre de 2013

The relaxing cup of café con leche

Debo confensar que, hasta hoy mismo, no había escuchado el discurso de Ana Botella en Buenos Aires. Efectivamente, de verguenza ajena. Parece una parodia de si misma. Vi la presentación a salto de mata y lo que pude ver me encantó. La puesta en escena, el mensaje de las exposiciones, el entusiasmo por el proyecto... pero me perdí la parte cómica. Hay que reconocer a la mujer el esfuerzo que hizo por chapurrear el inglés, pero para eso mejor que hubiera hecho lo de Rajoy, que también manda narices. Me hace gracia que esta señora, hace aproximadamente un año, al presentar la nueva Ordenanza Reguladora del Taxi aconsejara a los taxista hablar inglés. Eso es, cuanto menos, de tener muy poca vergüenza. Y me atrevo a juzgarla así yo que chapurreo igual de mal el idioma. Pero yo no soy alcaldesa de Madrid. 
Y luego están los detalles del mensaje. El más celebre, por supuesto, la famosa cup of café con leche en la Plaza Mayor... Ya son muchos los chascarrillos al respecto. Pero el que más me ha gustado es este:


¿Desde cuando uno queda en la Plaza Mayor a tomar un cafetito? De toda la vida uno va hasta allí a comerse un bocata y, si se precia ya que estamos por la zona, un chocolat with churros en San Ginés. La alcadesa ha puesto en evidencia no solo las carencias que tiene este país en tema de idiomas. También la sorna y la gracia que tiene este país. Y para muestra...


O este otro:


Pues ya sabéis...



¡¡¡Happy Jueves!!

martes, 10 de septiembre de 2013

Los remedios de la abuela: limpiando la casa

Acabamos de volver de vacaciones y muchos nos hemos encontrado la casa sucia, propia de estar 2, 3 o 4 semanas cerrada. Así que, junto a la vuelta al cole, regresa el zafarrancho de limpieza y por eso creo que viene al pelo el regreso también de los remedios de la abuela.
Cómo limpiar la plata: Es un material que prácticamente ya no se lleva para la decoración, aunque tuvo su auge. Pero quien tenga algo de este precioso material (yo en particular tengo algún que otro marco) sabe lo petardo que es su limpieza. Pues me han contado que funciona muy bien forrar con papel de aluminio el interior del recipiente, llenarlo de agua caliente con sal (20 medidas de agua por 1 de sal) y sumergir un rato el objeto que quieras limpiar.  Es muy práctico, además de para limpiar objetos pequeños, para sacar brillo a las joyas que tengas de plata. 
Limpiar cristales:  No soporto limpiar un cristal y cuando le da el sol ver las pasadas del trapo con el que lo he limpiado. Así que suelo limpiarlos a pleno sol y esmerándome bastante. He probado y lo que me funciona bastante bien es mezclar agua y un poco de vinagre. Desengrasa y da brillo. También poniendo una parte de vinagre (en Mercadona hay un vinagre especial limpieza), amoniaco y agua.

¡¡¡FELIZ MARTES!!!

lunes, 9 de septiembre de 2013

Se acabó lo que se daba

Pues si. Para mi el sueño olímpico se acabó. Deseaba esos Juegos Olímpicos con todo mi corazón. Sabía que era una locura, que España no está en su mejor momento económico y, como bromeaba con unos amigos, la subida del IBI iba a ser directamente proporcional a la magnitud de los juegos. Pero los quería como la niña mal criada que quiere un capricho. Y todo porque desde que tengo uso de razón el deporte ha estado muy presente en mi vida. Al fin y al cabo en mi casa se comía gracias al deporte puesto que mi padre era deportista profesional. Me crié en unas pistas de atletismo, aluciné la primera vez que entré en el Bernabéu, vibré al presenciar en directo el campeonato de Europa de atletismo en pista cubierta en 1986, disfruté trabajando en la Copa Davis de tenis y lloré cuando ganamos el mundial de fútbol. En mi casa se ve todo tipo de deporte, desde el curling hasta el sumo si se precia. Porque no contenta con mi padre, me casé con otro amante del deporte. Así que por todo eso quería los juegos olímpicos. Pero no pudo ser. 
Y ahora ya no los quiero. No quiero un Madrid 2024. No quiero una nueva decepción. Porque ayer Alejandro Blanco aseguraba que más no podemos hacer porque no podemos presentar mejor proyecto. El proyecto era bueno, la puesta en escena excelente y las ganas mayores. Pero los miembros del COI no lo percibieron así o no lo quisieron percebir. 
Así que es el momento de retirarse. Una retirada a tiempo es una victoria. Descansemos de esta carrera de fondo que no tiene meta. Recuperémosnos, anímica y económicamente y entonces, cuanto tengamos una economía más saneada, unos dirigentes que hablen inglés en condiciones y que puedan defender un proyecto tan brillante como el de 2020, entonces presentémosnos. 
Y para los que se han alegrado de que no sea Madrid, solo decirles que respeto su opinión pero no la comparto. Hay que mirar más allá del despilfarro, del gasto y de los posibles comisionistas. Unos juegos proporciona a una ciudad una mejora en infraestructuras, potencia el empleo, el turismo y, como bien decía un antiguo compañero, se hace historia. No nos engañemos, Tokio no nos va a mejorar ni la educación, ni la sanidad.
En fin, solo pido a Dios que ya me ha concedido ver a la selección española de fútbol campeona del mundo, me permita asistir a unos juegos olímpicos aunque sea en silla de ruedas empujada por mi nieto, por supuesto voluntario olímpico. 

¡¡FELIZ LUNES Y A SEGUIR LUCHANDO POR EL SUEÑO QUE SEA!!

viernes, 6 de septiembre de 2013

La Receta: Chipirones encebollados

Hoy es de los días en los que para Mi Otro Yo este blog pasa desapercibido. Más que nada porque la receta no tiene historia y encima me la dio ella. Procede del libro "Los Fogones de José Andrés", del cocinero del mismo nombre y adaptada por Mi Otro Yo. Y os aseguro que si la hacéis, veréis que la receta de hoy no es como para dejarla pasar. Ahí vamos con la receta para 4 personas.

INGREDIENTES

400 grs. de chipirones
1/4 taza de aceite de oliva
2 dientes de ajo sin pelar
3 cebollas
1/2 vasito de vino blanco
Sal

 
ELABORACIÓN 

Los primero que tienes que hacer es aplastar los dos dientes de ajo con el cuchillo. Evidemente, con la hoja plana y no con el canto afilado. Un vez hecho, los tienes que sofreir a fuego lento y cuando ya estén dorados, incoporar las 3 cebollas cortadas en gajos. Los dejas pochar a fuego medio durante 10 minutos, aproximadamente, y a continuación bajas el fuego hasta que la cebolla se dore. Cuando ya esté todo doradito, sacas la cebolla y yo te recomiendo que la dejes en un colador o escurre verduras para que suelte el aceite sobrante, pero reserva ese aceite que es donde freiremos los chipirones. Como te digo, echa de nuevo el aceite a la sarten, lo calientas y lo salas. Entonces es el momento de freir los chipirones, de pocos en pocos a fuego fuerte. Cuando ya estén todos, regresas los chipirones a la sartén, con la cebolla y los ajos y le añades el vino blanco. Lo dejas al fuego un rato para que se reduzca el vino y... ¡¡a comer!! De verdad que están deliciosos. ¡¡Ya me contaréis, sobre todos los amantes del pringue con pan!!

 ¡¡¡FELIZ VIERNES Y BUEN FIN DE SEMANA!!!

jueves, 5 de septiembre de 2013

El timo de la estampita

Ya estamos preparando la vuelta al cole. Ayer tocaron las fotos. No importa gastarme en dinero en eso porque es la manera de tener la misma foto todos los años y así veo la evolución de la Princesa. Como ya lo decía Julito Iglesias: de niña a mujer. En este caso es de bebé a niña. 
Desde que la tuve que hacer el DNI, allá por julio de 2009, tengo una foto suya que, además llevo en la cartera. Espero que se me quite la manía en pocos años porque sino, cuando tenga 18, me veo comprando un carro para llevar la cartera. Pues desde ese verano le he hecho las fotos en el mismo sitio y, curiosamente, con la misma chica. Y ayer, mientras preparaba a la Princesa se lo estuve comentando y le enseñé la evolución. 
A la hora de escoger la foto, me comentó que ahora tenían un programa para quitar los brillos y las fotos salían fenomenal. Y así me lo enseñó y ¡¡vaya si cambia!! Cuando me dijo el precio la que tuvo brillos fui yo. El retoque duplicaba la cantidad. Evidentemente, ni de coña. Para el cole y llevar una en la cartera como que no me iba a gastar casi 12 €. La calidad de siempre me parecía más que adecuada. Así que me fui a casa con el formato de siempre. Y cual fue mi sorpresa, al enseñárselas al Santo, cuando vi que la niña tiene más brillos que las burbujas de Freixenet y está como maquillada. Tiende un poco al aspecto del muñeco diabólico. Las comprobamos con el resto y el deterioro de la calidad al cabo de los años es abismal.  La foto que os muestro no es muy buena, pero creo que se puede apreciar el cambio entre la del año pasado y la de este. 
No voy a ir a reclamar porque no me apetece. Pero siguiendo mi política de comprar en el barrio, ya me han visto en Fotoprix. El año que viene iré al lado de casa de mis padres que hay una tienda de fotos de toda la vida. Porque una cosa es mejorar el producto, que me parece genial y que cueste algo también, pero otra muy distinta es empeorarlo para que por narices solicites la mejora. 

¡¡¡FELIZ JUEVES!!!

martes, 3 de septiembre de 2013

De visita al Parque Warner



Dentro de 20 días en el cumple de la Princesa. Y este año hemos decidido regalarle una experiencia. Así que aprovechando las vacaciones nos fuimos un día al Parque Warner de Madrid. Ya han pasado cuatro días desde que fuimos y aún no tengo claro si me gustó o no. Si se lo preguntas a la Princesa no hay duda: le encantó. Así que, solo por eso,  es posible que mi balanza se incline más hacia el sí. 
Para empezar el precio de la entrada me parece un abuso. El precio, por persona adulta ronda entre los 25  y 38 euros, dependiendo del día que la compres, y para los niños entre 25 y 29. El más barato corresponde al pase de los viernes. Y como una no es rica, pues nos fuimos el viernes. Y claro, como nosotros, todo el mundo. Así que os podeís imaginar que solos no estábamos. A esa cantidad hay que sumarle los 8 € del parking.
Llegamos a media mañana, junto con los Padrinos y el primo Jorge, y nada más entrar la primera en la frente. Nos pusimos en una cola, aparentemente incocente, cuando nos informan de que desde el punto donde estamos hasta la atracción hay al menos una hora de espera, ¿queeeeeeeeee? Bye, bye atracción.

Así que decidimos probar otra y pagamos el pato, nunca mejor dicho. Entramos en lo que parece ser el camerino del Pato Lucas y tras media hora larga de cola, la atracción consistía en hacerse una foto con el Pato, que posteriormente podía recoger previo pago de su importe: 14 €. Si me llegáis a preguntar en ese momento mi opinión del parque, desde luego no hubiese sido buena. Así que decidimos aplicar la táctica del divide y vencerás. Mientras unos hacíamos la fila en un lado, otros lo hacían en otro y así conseguimos que a las 2.30 de la tarde la Princesa hubiera montado en 3 cosas más el timo del pato. Así que pusimos remedio y compramos un pase correcaminos, que te permite ponerte el primero. 5 € para 4 atracciones. Ese el más barato. Luego los hay más caros, siendo el más de lo más el correcaminos gold que te permite colarte en todas las atracciones todas las veces que quieras por "tan solo" 19 € los viernes y 25 el resto de días. 
Después de comer (nada de bocata de casa,  tiene que ser comida del parque) la gente se relajó y nosotros hicimos usos de nuestro correcaminos. Y la cosa cambió. Os recomiendo la montaña rusa Tom y Jerry, incluso para los más pequeños, y unos rápidos de agua que hay en la zona infantil  que acabas calado. ¡¡Te aconsejo que te lleves chanclas y ropa de cambio para los peques!! Los mayores nos secamos en un secador enorme que hay en la salida, previo pago de 2 €, eso si.
Fuera de la zona infantil o Cartoon Village el parque también es muy bonito. Está muy bien cuidado y eso de que te vayas encontrando a los personajes de la Warner y te pudas fotografiar con ellos, sin pagar, tiene su encanto. 
La zona de los superhéroes está más dedicada a los adultos pero nos encantó un simulador de Batman. Pasamos de largo el espectáculo de la Loca Academia de Policía. Más que nada porque era a las 21.30 y a las 20.00 y había cola para entrar. Así que regresamos a la parte infantil y aquello fue el paraíso. Ya estaba anocheciendo y el parque solo era para los más cañeros, que aguantan lo que sea. Así que a pesar de llevar casi 10 horas allí, la Princesa tenía cuerda para rato y seguir subiendo y bajando de todas las atracciones. 
A las 23.00 horas llegó la hora del desfile. Nada de carrozas. Solo los personajes saludando a todos los allí congregados y animando a bailar. La verdad es que estuvo divertido. Y con eso, a casita. 
Ahora escribiéndolo me doy cuenta de que me lo pasé muy bien, sobre todo viendo disfrutar a la Princesa. Pero si me pongo analítica, con el dineral que nos gastamos podríamos haber comprado el bono parques del zoo y el parque de atracciones y haber ido tantas veces como hubiéramos querido en todo el año. Creo que es una experiencia que ya hemos vivido y, por el momento, no está en mis planes repetir. El próximo... ¡¡¡Eurodisney!!


¡¡ESO ES TODO AMIGOS... !! ¡¡FELIZ MARTES!!

lunes, 2 de septiembre de 2013

Pasamos página...

...y estrenamos capítulo. Parece que fue ayer pero ya ha pasado un mes. Un mes de ansiadas y merecidas vacaciones. Y ya han pasado. Después de cuatro semanas hemos regresado con maletas de ropa sucia, de ropa para planchar y de ropa que vino como se fue. Con menos palidez pero con más kilos. Con maletas repletas de experiencias, sensaciones, sabores y colores, de risas, amistad, tranquilidad y descanso. Y con una maleta llena de retos y objetivos que cumplir. 
Hoy cierro una etapa de mi vida y comienzo otra. Se terminaron los lunes al sol. Comienzo el curso como una colegiala que estrena colegio, profes, libros y compañeros de colegio. Así me siento. Como lo hice cuando llegué al cole, a la Universidad, a mi primer trabajo... Y estoy tan ilusionada, o más si cabe, que entonces. 
Afronto con entusiasmo este nuevo capítulo, esperando seguir llenando la mochila de nuevas experiencias, en este caso profesionales. Sabiendo que, cada día que pase, será uno menos para las vacaciones. 

¡¡¡FELIZ LUNES Y DISFRUTAD DEL MES DE SEPTIEMBRE COMO SI FUERA AGOSTO!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...