jueves, 1 de agosto de 2013

Mr. Frank está en Madrid

Menuda semana llevo. Estoy tratando de hacer un poco de caso a mis amigas. Que sí un día como con una, que si otro día hablo con otra, que si nos tomamos algo rápido... Semana intensamente divertida. Lo único que me pesa es que al Santo, como aún trabaja,  no le estoy cuidando como era mi intención... Pero como es Santo entiende mi semana, o eso espero.
El martes tocó con dos de las grandes, no por tamaño sino por corazón. Y son de esos días que quedas a las 10 de la mañana y llegas a casa a las 7 de la tarde, habiendo pasado un día estupendo. Y con ellas tocó descubrir un sitio que me ha encantado.  Se llama Mr. Frank y está en pleno centro de Madrid. 
El restaurante tiene dos zonas. La parte de arriba, que fue donde comimos, está más destinada para comer o cenar. La decoración me encantó y los enormes ventanales le dan una luz natural que invita a estar horas charlando, hasta que anochezca. La decoración es muy original, muy fresca que diría yo, y han rescatado objetos de muy diversos sitios para darle un toque rústico y divertido que me gustó mucho. 


La parte de abajo no tiene nada que ver. Más que nada porque es una cueva típica madrileña pero con la salvedad que tiene ventanas a la calle y eso le permite, una vez más, tener luz natural. Esa zona está más destinada para cenar en plan de tapas y, no menos importante, tomar copas. 

Pero lo que me encantó de esa parte es un privado que tiene al fondo, como para unas diez personas. Y como curiosidad, deciros que la mesa está hecha con maderas de la antigua maternidad de O'Donnell. ¡Mucha historia tienen que tener esas maderas de la mesa!

En cuanto al estilo de comida se centra en la cocina tradicional, con platos de toda la vida, incorporando un toque original que hacen que los platos sean suyos. Yo, por ejemplo, comí un salmorejo de cerezas que le dieron un toque único y riquísimo. De la carta no puedo hablar mucho porque nosotras nos tiramos por su económico menú: 12 € e incluye un primero, un segundo, la bebida y el pan. El café o los postres van a parte.
Desde luego que volveré porque me encantó. Lo único malo, que cierran casi 20 días en agosto. Así que si os ha gustado, a partir del 19 de agosto están disponibles. 
Dirección:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...