martes, 6 de agosto de 2013

Mis manualidades: un ambientador nido

Ayer fue un día de manualidades. Desde hace tiempo tenía en mente hacer un ambientador decorativo. No se sí lo había visto antes o es fruto de mi imaginación. Pero tenía ganas de hacerlo y ayer lo hice.
Los materiales son bien sencillos y, sobre todo económicos: un globo, un cordel o cuerda rústica fina, popurrí de flores olorosas o maderas aromatizadas y cola blanca.



Lo primero que hay que hacer es introducir el popurrí dentro del globo. En mi caso era muy oloroso y decidí meter entre 5 y 6 piezas. A continuación se debe hinchar el globo hasta el tamaño que quieras que sea el ambientador.


Entonces es el momento de cubrir el globo con el cordel, como si de un nido se tratase.


 Y una vez cubierto, es el momento de endurecerlo con una mezcla de agua y cola.


Ya emplastecido, hay que colgar el nido hasta que seque la cola y sea un armazón duro. Conseguido hay que pinchar el globo y sacarlo por alguna las aberturas del nido, preferentemente por donde estaba el nudo.


Si lo dejas al sol es posible que el globo se vaya deshinchando, cubriendo las piezas del popurrí. Entonces deberás ayudarte de unas tijeras para deshacerte del globo.
Ya sólo queda unir con un lazo la abertura donde estaba el nudo del globo y ya tienes tu ambientador nido. 


Sugerencia: si pintas el cordel de dorado y colocas un lazo rojo, puede convertirse es un bonito adorno de Navidad.

¡¡¡FELIZ MARTES!!

Ya me puedes seguir en Facebook, en Twitter  y en Instagram

2 comentarios:

  1. Me encanta! he visto la técnico del globo...pero como ambientador nunca! muy original tu manualidad y queda genial!

    besos

    Gri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gri! Viniendo de una artista como tú es un honor!!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...