jueves, 27 de junio de 2013

¿Tablet si o tablet no?


En lo que va de mes ya he comprado 3 tablets de Tadeo Jones. No han sido para la Princesa, sino para tres amiguitos que han cumplido años. Y no, no soy tan generosa. Han sido regalos comunes y con eso de que ahora no trabajo, como que me siento obligada a presentarme voluntaria para estos fregados. 
Y cada vez que he desembolsado los 129 euros que vale el juguetito me he preguntado, ¿estoy a favor o en contra de ese regalo para niños tan pequeños? Y la verdad es que no lo tengo ni medio claro.
El año pasado, al enterarme que dos amiguitos de la Princesa ya tenían su tablet, me pareció un exceso. Y, como no, la Princesa quiso su tablet para su cuarto cumpleaños. Y entonces descubrí a Paquito de Imaginarium, que no es otra cosa que un dispositivo multimedia que te permite leer, escuchar música o ver vídeos. La Princesa quedó muy satisfecha con su regalo y la verdad es que los 79.95 € que costó, están más que amortizados.
Por suerte, por aquel entonces Imaginarium no había sacado el Superpaquito, la tableta infantil por excelencia. Una pasada de dispositivo, muy educativo y muy atractivo para los peques. Algo menos para los padres, más que nada por su precio, 249 €. Y ojo, que no digo que no los valga, sino que es un importe a tener en cuenta. Mucha veces me pregunto, si Superpaquito hubiera existido en el cumple de la Princesa, ¿me hubiera decantado por él en lugar de la versión más simple? Prefiero no pensarlo...
Sin duda, nuestros hijos están creciendo en la era digital, por lo que considero que es muy recomendable que, desde pequeños, se familiarizen con las nuevas tecnologías para que luego las dominen (pensamiento a favor) ¿O las dominan ya? La Princesa tiene un manejo de mi IPhone que ni yo misma. Porque esa es otra. Puede que me niegue a que tenga su propia tablet, pero en mi teléfono tengo numerosas aplicaciones para ella (pensamiento contradictorio). 
 Por otra parte pienso que los niños de cuatro/cinco años están en edad de descubrir los cuentos, inventar, crear, dibujar, jugar con amigos y aunque la tablet le ofrece todas estas posibilidades, creo que no es lo mismo que pintar en un papel o leer un cuento troquelado (pensamiento en contra).
Luego está el tema del precio. En cuanto hablamos de tablets y niños, los precios se disparan. La cosa está en torno a los ciento y pico euros. La verdad es que es una idea fantástica que se reunan entre varios y hagan este estupendo regalo que, de otra manera no iba a recibir tu hijo. Mejor que decenas de juguetes con los que luego ni siquiera juega (pensamiento a favor). Pero luego pienso que, seguramente, el niño no entienda que haya tanta gente en su cumple y no reciba más que un regalo (pensamiento en contra). Sé que esto último ha sonado muy materialista, pero es una verdad como un templo. Los niños a esa edad no saben del valor de las cosas. 
Y ese es otro tema. Si no valoran lo que tienen es probable que a la primera de cambio se moje, se manche, se pierda... con el consiguiente disgusto de los padres (pensamiento en contra). Por el contrario, si tienen su propia tablet, tendrán que aprender a cuidarla fomentando así la responsabilidad y, lo que es también importante, respetándote tus dispositivos (pensamiento a favor)
Lo que digo, que no lo tengo ni medianamente claro aunque sé que, tarde o temprano, caerá una para la Princesa aunque no me convenza.

¡¡FELIZ JUEVES!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...