jueves, 13 de junio de 2013

"La envidia corroe el saco"

Cuando era niña era muy dada a mezclar refranes populares, cuando no a invertarme parte de ellos. Y de ahí salió mi mítico "la envidia corroe el saco". Hoy me sirve cualquiera de los dos: el verdadero, la avaricia rompe el saco, y el de mi cosecha. Y me sirven para referirme al caso Messi. El mejor jugador del mundo y el décimo deportista mejor pagado podría haber defraudado cuatro millones de euros a la Agencia Tributaria. Ahí es nada. Si se confirma, desde luego la avaricia habrá roto el saco. ¿Por qué una persona que gana  20,3 millones de dólares por jugar al fútbol y otros tantos por derechos de imagen tiene la necesidad de defraudar a hacienda? Independientemente del delito fiscal, que ya es bastante, hay que pararse a pensar que el argentino es un mito entre los chavales. Muchos quieren ser como Messi. Por eso, por los 20 millones que recibe por prestar su imagen, debe de ir implícita una cláusula tácita de ejemplaridad. Él es, o debe ser, un espejo para los niños. Por eso no vale saltarse las normas. Nada de drogas, alcohol, exceso de velocidad, defraudar a hacienda... Renunciar a eso le reporta 20 millones de dólares al año, no lo olvidemos. 
Pero puede darse el caso de que no sea cierto y que religiosamente haya declarado hasta el último céntimo percibido. Entonces aplico el otro: la envidia corroe el saco. El saco y todo lo que se ponga por delante. Nada más triste que una persona envidiosa y, lo que es peor, una sociedad envidiosa. Y, es muy triste, pero es así. Después del fútbol, la envidia es el deporte nacional de este país. Aunque es posible que sea el tercero, desbancado por el "coge la pasta y corre". Sea el segundo o el tercero lo que es una realidad es que la envidia impera. 
Habrá que esperar a que sea investigado y juzgado. Y no sé que es mejor. Que sea culpable o inocente. Pero en caso de que sea culpable, que sea juzgado como Pepito Pérez y no como Lionel Messi. Y si debe ir a la cárcel, que vaya. Así seguirá siendo un ejemplo para los niños, que aprenderán que no se debe ir contra las normas, aunque te llames Lionel Messi y seas el mejor jugador de fútbol del mundo.

¡¡¡FELIZ JUEVES Y FELICIDADES A TODOS LOS ANTONIOS, ANTONIAS, TOÑOS, TOÑINES, TONIS...!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...