viernes, 3 de mayo de 2013

Hasta la kartoffel de los alemanes

Sin motivo, y muy mal hecho por mi parte, Alemania siempre ha sido un país que no me ha entrado. Me parecen secos, rudos y fríos. Pero no por ello generalizo y me atrevo a decir que todos los alemanes son así. Pero, jolines, en los últimos años se han convertido en la piedra de nuestro zapato que nos hace más difícil el camino, si cabe. Merkel se ha convertido en el hombre del saco. Si no cumplimos, en seguida nos citan a Merkel y con eso nos cuadramos. Hace ya un tiempo en casa nos inventamos a una señora y cuando la Princesa se porta mal o no quiere ir al cole amenazamos con llamar a Petra para que arregle el conflicto. Y cuando la Princesa me pregunta cómo es Petra, no tengo más que describir a Angela Merkel.
Y si con el tema económico no tuviéramos bastante, han tenido que ser dos equipos alemanes los que a madridistas y culés nos hayan quitado el sueño europeo. Pues hala, con su pan se lo coman.
Y si fuera poco,  una importante mayoría de alemanes considera a España un país corrupto, poco fiable, pobre, tradicional y de ciudadanos ociosos. ¡¡¡Manda kartoffels!!! Desde luego no estamos en el mejor momento de transparencia y riqueza, pero no para afirmarlo tan tajantemente. Y en cuanto a ciudadanos ociosos, no son precisamente los españoles los que se apoltronan en las barras de los bares de las piscinas de los hoteles de la costa española a ponerse de cerveza hasta las orejas y a tostarse hasta parecerse a las gambas del aperitivo.  Pues eso, que si antes no me caían, ahora...

¡¡¡FELIZ VIERNES!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...