martes, 9 de abril de 2013

Tu compras oro y yo vendo papel

Dicen los entendidos que cada vez la publicidad clásica surte menos efecto.Espero que las empresas que se dedican a poner anuncios en los parabrisas de los coches se den por aludidos. Desde hace más de nueve meses aparco todas las mañanas en la misma calle y en la misma acera, sitio arriba, sitio abajo. No es que sea una calle con muchas rotación de vehículos. Pero casi todas las tardes, cuando recojo el coche, me encuentro con la misma publicidad: "Compro oro". Yo no es que tenga muchas piezas del metal precioso. Son pequeños recuerdos que han llegado a mi en diferentes momentos de mi vida y por eso creo que no sería capaz de venderlos. Pero gracias a este negocio, he encontrado la manera de ganar un dinerillo extra. Voy a vender papel. Como buena ciudadana, no tiro los papeles que me dejan y como nuca encuentro una papelera los voy dejando en el hueco de la puerta. Ya tengo una buena cantidad. Así que el día menos pensado, lo vendo y la que se va a comprar algo de oro voy a ser yo. Y si alguna vez tengo la necesidad de vender, os prometo que si voy al local que anuncian es para llamarlos cansinos. Pero nunca lo vendería allí. ¡¡¡Por petardos!!

FELIZ MARTES

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...