jueves, 25 de abril de 2013

Mi homenaje a las toallitas de bebé


Es una pena que las personas que no tienen niños a su alrededor se priven de este artículo que, para mi, se ha convertido en un imprescindible. En cierta ocasión, Mi Otro Yo me dijo que te das cuenta de que tus hijos se han hecho mayores cuando ya no llevas toallitas en el bolso. Pero, por una vez, no estoy de acuerdo con ella. Creo que nunca podré prescindir de las toallitas de bebé. Para quien no las conozca, les diré que es un artículo tan polivalente que tan pronto te sirve para quitarte una mancha de la ropa, como para limpiar los zapatos como limpiar el culete del bebé. Todo vale.Me imagino a nuestras pobre madres con el barreñito, la esponja, la toalla... y se me ponen los pelos como escarpias, ¡¡¡con lo cómodo que es tirar de toallitas!!! Los más puristas no están muy de acuerdo con su uso y siguen con el barreñito a cuestas. Pero yo, que os voy a decir, que la comodidad al poder y que el culito de la Princesa ha visto más de una toallita. 
Y no sé si a la sombra de éstas, surgieron las limpia baños, limpia polvo, limpia hornos, cocinas, desmaquillantes, refrescantes, para el WC, para el coche, para las gafas, para el frigorífico... Y digo yo, ¿para qué tantas? Donde estén las clásicas del bebé, que se quiten las demás.  Lo que no se quite con las clásicas, no se quita con nada.
Lo que se ha avanzado en el mundo del bebé y las cosas tan buenas que se han hecho. ¡¡¡Esperemos que siga la racha!!!

 ¡¡FELIZ JUEVES DE ESTA SEMANA TAN INTERMINABLE!!
 
  (Me ha parecido ver algo de lluvia, y nieve en la sierra, en la víspera del puente. Espero que sea una broma pesada)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...